MCF2019
MANUEL CÁRDENAS FONSECA

Estoy seguro de que Andrés Manuel López, presidente de los Estados Unidos Mexicanos, anhela que Donald Trump no se reelija este próximo 3 de noviembre de 2020. Zorro muy “lampareado” que es el presidente de México, ha venido jugando con el marcador.

Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos ha dado un viraje y los herederos de Reagan y Bush, léase Clinton y Obama, ya no tienen la CIA y la DEA (inteligencia y combate a las drogas), tampoco la FED (Sistema de la Reserva Federal), esa que Milton Friedman, fundador de la Escuela de Economía de Chicago y premio en ciencias económicas en memoria de Alfred Nobel, decía que debía desaparecer.

En ese camino, Trump y quienes lo acompañan, saben que deben ganar la reelección para consolidar sus nuevas políticas a implementar (en Estados Unidos las reformas de fondo las hacen a la luz de lograr la reelección) y consolidar el haber arrebatado 38 años de poder a un grupo que estableció las “nuevas” reglas como el lobo vestido con piel de oveja, con su brazo operador para las drogas y el lavado de dinero: la agencia central de inteligencia y las políticas de la FED.

Reagan (1981-1989) y la CIA (Agencia Central de Inteligencia) establecieron los mecanismos del tráfico de drogas y armas consolidado por Bush papá y, en México,tuvo de contraparte muy colaborativa a José López Portillo como presidente del país y a Antonio Toledo Corro como gobernador de Sinaloa. Después fueron Clinton/Fox, con Millán en Sinaloa.

El gobierno de EU implementó los mecanismos con López Portillo teniendo como base de operaciones Sinaloa que había sufrido el descontrol por haberse soltado el mecate con el gobernador Calderón de tal suerte que le imponen la Operación Cóndor y, llegado Toledo al gobierno local, las nuevas reglas de operación. No por nada fue el gobernador Toledo, quien, junto con Atalo de la Rocha, tuvieron los señalamientos de cómplices del narcotráfico por parte de los que habían perdido la CIA, pero aún estaban dando las patadas de ahogado. No pasó a mayores y esos señalamientos quedaron en el olvido y Toledo se mantuvo siempre fiel y sabedor del negocio trascendiendo como un operador de las más altas esferas y teniendo como colaborador a Juan Millán quien ha sabido, hasta hoy, hacer muy bien las cosas para quienes así han sido interesados, pues sólo por ahí colaron a Labastida ya que era necesario para no poner en riesgo la presa mayor (presidencia) y fuera a manos de Salinas de Gortari (presidente 1988-1994), muy ligado al sucesor de Reagan (Bush papá, presidente 1989-1993).

Así vienen a mi mente fragmentos de la historia vivida desde la campaña a gobernador de Toledo Corro: sus amigos Tote Fuentevilla y Quirino Ordaz Luna, el operador de Toledo Atalo de la Rocha, los eventos en el hotel, durante campaña, Océano Palace, y el Club Balboa.

Pero el tiempo pasa y los grupos se reciclan y, así como se presentó en Sinaloa la necesidad de meter a Labastida en una transición para ir por algo mayor que era la presidencia de la república, los Estados Unidos y los poderes reales de esas agencias hablaron de la alternancia pues Zedillo no se les alineó y Clinton sabía que Labastida no podía llegar a la presidencia pues afectaría su interés de grupo. Clinton sabía muy bien, por su actuar como gobernador de Arkansas con Reagan presidente, y su control en la presidencia, que había que lograr la alternancia con uno de los suyos o bien, uno muy manejable. Ya estaba a Millán en Sinaloa, pero el mosaico nacional se descomponía y no debían permitirlo,habida cuenta del asesinato de Colosio y, es así, con la llegada de Fox a la presidencia, que retoman con él y Millán el eje central de uno de los temas que hoy por hoy, Trumpdefine como el tercer eslabón a cambiar: la historia del narcoy el lavado de dinero, sin dejar de lado que según sus biógrafos, de esos temas también sabe el señor Trump, lo que podría tener consecuencias en la clase política empresarial de Sinaloa pues urge un perfil que regrese al orden y al respeto bajo las reglas de la ley, sin temas personales y sí las reglas del juego: sociedad libre y segura.

Fallecido Toledo ¿Quién lo sustituirá en el Consejo de Ancianos, en la Mesa Redonda? En los poderes que están más allá de meros escritorios gubernamentales.

A lo anterior se suma el fallecimiento de Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, siempre mencionado por sus señalamientos de complicidad con la delincuencia y el narco, así establecido en el documento aceptado como prueba en el juicio del señor Guzmán en el que éste lo define como su empleado al estar en la nómina y que con “chuy toño” no hay problema, y otras afirmaciones o señalamientos como los que hace en su más reciente libro Anabel Hernández.  

“Chuy Toño” le fue impuesto a Millán (Millán sabía del rol de Toledo) como jefe de la policía, y que repitió, al ser nuevamente impuesto (ya con la complicidad de Juan) con Mario López, en el cargo, nuevamente, de jefe de la policía y gobernador en funciones para muchas cosas con García Luna que se había empoderado con Fox al crear la Agencia Federal de Investigaciones, desde donde se logró imponer a Calderón y éste cae en las garras de aquél.

Trump en campaña contra sus derrotados Clinton y Obama; Toledo y “chuy toño” fallecidos; Caro Quintero y Miguel vivos; Guzmán en la cárcel y sus hijos operando; Fox y Macedo de la Concha calladitos, ellos no mandaron, ni en el ejército ni en la PGR y sí mandó el grupo Sinaloa, también así con Peña Nieto; colaboradores de Fox relacionados con el grupo Sinaloa, de entonces, empoderados con Andrés Manuel y reciben el detallito de García Luna, pero contestan liberando a Ovidio; “fuga” José Rodrigo Aréchiga y, supuestamente según notas locales, a días de fugado en EU es asesinado en Sinaloa, sin que a esta fecha exista versión por parte de los desaparecidos el 17 de octubre de 2019: Ríos Estavillo y  Gertz Manero, Etc.

¿Serán 4 años de Trump como Bush papá y Salinas 6, o serán 8 y a sufrir por los cambios “estructurales” en sus agencias gubernamentales y grupos de mexicanos en el poder? ¿La librará el presidente Andrés Manuel López Obrador y tendrá la suerte de la tregua de cambio de grupo en Estados Unidos si Trump pierde en noviembre? Atentos, Sinaloa es después de noviembre.

¡Muchas gracias y sean felices!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf