OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Estamos viendo lo que una crisis epidemiológica y la guerra comercial están haciendo con las economías mundiales. Pudiéramos sorprendernos de los hechos que en nuestro México, como ya es una realidad, dan cuenta de la especulación en los precios de los productos de primera necesidad, pero no hay que sorprendernos, eso casi siempre sucede. Aumento que no se justifica más por el hecho de haberse declarado en el mundo una crisis de pandemia. Estamos viendo aumentos que pueden derivarse de los aumento de combustibles, pues cuando “aumentan los combustibles aumenta todo”. Primera aseveración en estos tiempos de teorías económicas que se viene abajo. Los combustibles no solo no aumentaron, sino tuvieron una baja considerable como nunca antes se había visto, y en razón de esa baja, ahora los empresarios y comerciantes no tienen justificación alguna para aumentar los precios de la canasta básica, cosa que hacen y siguen haciendo. El pretexto de los aumentos de los combustibles fue siempre subir el transporte, los fletes, los productos que eran transportados por vía terrestre y claro los aumentos de los combustibles nos llevaban a creer que se debía a ello, pero vaya sorpresa que nos guardan las formulaciones económicas que suceden una tras otra en estos tiempos del coronavirus. Para empezar nunca, ante la baja del petróleo en México, obligaba bajar los precios de los combustibles. 

Una premisa que solamente podría demostrarse si y solo, si viéramos repercutir los precios ante una aumento o una baja del costo del crudo. Por vez primera vemos una regla de la economía que se ejerce puntualmente, que a la baja de un precio del producto directo, bajen los precios de los subproductos en la cadena de producción de la materia prima. El pretexto siempre del comerciante o empresario, fue que como había subido el precio de la gasolina, tendrían que subir: fletes, pasajes, costos directos y claro indirectos también, la tortilla, el huevo, la carne, el frijol, y todo cuanto usted lector pueda imaginar. Lo curioso ahora es que la baja de la gasolina no fue de centavos, sino de pesos, lo que debiera obligar a todos los comerciantes repercutir en pesos, a la baja, de sus productos, que antes le incrementaban por solo algunos centavos de aumento a los combustibles.

Antes, ante una pandemia, los gobiernos acudían primeramente a la deuda externa pidiendo al FMI miles de millones de dólares que nunca supimos en dónde se aplicarían y que además de eso nunca hubo cuentas claras de lo sucedido.

Otra cosa fue cuando Felipe Calderón declaró la pandemia en México del 25 de abril del 2009 ya había al menos 20muertos. Para abril del 2010 la suma terminó acumulándose a casi 1,200 muertos. Y ahora quieren dar lección aquellos que quieren seguir gobernando a México de cómo le haga el Presidente Andrés Manuel. Ya lo dije, un muerto es demasiado y 1172 (según los registros en el 2010) es una monstruosidad.

La gran diferencia del 2009 al 2020 es que la información se da diariamente y sin ninguna limitación. En la mañana y en la noche se monitorea el avance de la pandemiapermanentemente dando los casos que se acumulan de un día para el otro. En el 2009 Felipe Calderón no solo no informó a la OMS de lo que estaba ocurriendo en México y ese yerro ocasionó muchas muertes que pudieron evitarse, sino que suspendió  toda actividad con solo 7 casos de la enfermedad.

Finalmente lo ocurrido en México en las distintas temporalidades no pueden compararse hasta no ver cómo terminará todo este asunto del coronavirus. Sin restarles importancia a los que diariamente se fletan para darnos el servicio médico y muchos otros servicios, reconozco que tenemos servidores de primera mano. Un reconocimiento a los médicos, enfermeras y enfermeros, choferes, limpiadores de las calles, policías, guardias, trabajadores federales, estatales y municipales.

Para los hambreadores que especulan para abultar sus cuentas bancarias, a ellos mi reprobación. Habremos de cuidar qué es lo que enterramos y qué es lo que dejamos para que lo vean todos los demás. Así sea.         

“Si te gustó no dudes en compartirlo, además puedes manifestar tu opinión en la caja de comentarios. Gracias” 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.