alcaraz ernestoERNESTO ALCARAZ VIEDAS

No hay mejor propuesta ni mejor momento que actuar con cordura, ante una sociedad desbordada por las emocionesActuar con sensatez tranquilizalas rebasadas pasiones es hoy, urgente para evitar la confrontación y la división social. Un Coctel de alteraciones y rupturas se avizoran. Un paréntesis: “MamáNene…fuchi caca”. Pero no es posible escuchar del Presidente esamismas palabraspara cuestionar la corrupción y satanizar a sus contrarios. No es un término apropiado para el nivel de un Primer Mandatario. ¡Es un atentado contra el lenguaje! 

La sensatez y la madurez deben orientar nuestras acciones. Somos, como individuos, parte del todo social, y cualquiera que sea nuestra actividad requiere la interlocucióny el acercamiento grupal. La armonía social está en juego.¿Qué porque somos un país de iletrados, por ese sólo hecho se justifique la intimidación y el fanatismo? 

No hay que escondernos de la realidad: profesionistas con maestrías y doctorados, las hacemos nuestras en las redes sociales. Y hombres de campo, con apenas la instrucción básica, son ejemplo de educación y capacidad opinable. El punto no es de poca o mucha escolaridad. Se trata de posicionamientos personales, unos moderados, y otros, con el arrebato al extremo. Y todos sabemos, que la “fuente de inspiración”, para los afines y para los que no, es Andrés Manuel López Obrador. Es él, quien pone la pauta para dividir y confrontar.  

Y hay que decirlo sin ambages. Ninguna ideología ni nadie con interés partidariodebe estar por encima del respeto a los diferentes, y menos, agredir y descalificar por no coincidir. Se agrede, verbal y físicamente. Tenemos que pugnar, todos, “el pueblo bueno y sabio” y el “pueblo malo y corrupto” por darle vida a las ideas y no sembrar la semilladel odio y el rencorLa discordia nos separa de la civilidad. ¿La solución? Actuar con cordura.

El gobierno debe asentar sus compromisos en el impulso de políticas públicas ciertas que satisfagan las necesidades de la población, generar una atmosfera de confianza que incite y renueve la fe ciudadana en el Poder PúblicoInteresarse porque esos ánimos ciudadanos, hoy dispersos y confrontados, estén dispuestos a colaboracon el Estado. 

La crítica y el reclamo social debe ser el acicate, no la limitante, para que el gobierno transite por la ruta del progreso. Promueva la cooperación ciudadana y estimulla base social. Porque sabido es, que del ejercicio de gobierno se derivan las más descabelladas dudas y desconfianzas ciudadanas. Puede ser detonante de progreso, pero igual signo de frustración.   

La difamación y el engaño rompe con la fidelidad y hace difícil generar sinergia con la población. Dejar sueltas las emociones alentar el encono ciudadano, es un contrasentido. Es hora ya, que el gobierno aterrice con eficacia sus programas brinde resultados a la poblaciónIncluso, hay que dejar de lado el argumento del nefasto neoliberalismo. Insistir con ello, sólo en el discurso, es engañoso eincoherente

Ya AMLO le pidió a Alfonso Romo que encabece las estrategias con los dueños del dinero y hombres de negocio, para que incentive la inversión nacional y extranjera. Que el Sector Privado coadyuve y comparta con entusiasmo y compromiso las estrategias para el desarrollo económico sustentable que le urge al País. 

La inseguridad pública atemoriza a la población y genera impaciencia y miedo.Por eso el necesario impulso deestrategias y programas que tiendan a la recuperaciónde los espacios físicos, laborales, intelectuales y de crecimiento económico perdidos. Y junto con el Sector Privado, mantener la estabilidad económica que beneficie al sector social. El costo de la subsistencia en México es muy elevado y no está al alcance de un gran porcentaje de las familias.

Que la clase media recupere la prosperidad de décadas pasadas. Se quedó con la piel demacrada y dejó el músculo que la hacía distinguirse. Ya no ofrece su calidad de vida y su respeto en sociedad. Ha perdido su vivacidad y entusiasmo para mantener su status social. Hoy, cree, que los pobres están en espera que se sumen a sus tribulaciones: Están sólo a la espera para “cacharlos”. Es tanto como pasar del paraíso al purgatorio. 

Haber perdido a las clases medias, en principio, se creyó que sería sólo un raspón a la economía y de pronto restablecimiento. Pero los años pasaron y el deterioro de ese sector de la población se convirtió en un severo desgaste económico para el País: La estabilidad económica, poco a poco se fue perdiendo. 

El Presidente López Obrador debe proponerse, desde ya, constituirse en el líder social serio, que el País requiere. Que agite los sentimientos del deber nacional y su vocación republicana que pregona. Y si se proclama el líder delmañana, debe poner en práctica la divisa de la concordia y la conciliación. Creo, que se le está haciendo tarde.