OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Todo parece indicar que habrá un nuevo orden mundial. Los países poderosos se han estado acomodando, política, económica, comercial y estratégicamente en planos distintos a los que conocíamos anteriormente. El golpeteo constante del dólar en el comercio mundial comandado por EEUU han hartado al resto del mundo de tal forma que Rusia, China, La India, La Unión Europea y otros países de América Latina han conformado o están conformando un nuevo estado de cosas, empezando con la firma con China de la Ruta de la Seda. Ruta comercial, que al parecer, no dejará por fuera a ningún país del orbe sin algún convenio comercial con el gigante asiático. La llegada de la 5G, tecnología China que EEUU se niega a aceptar por las implicaciones concebidas en el adelanto tecnológico que deja atrás al que era el país más poderoso del mundo, transformará lo que ya se conoce como la Internet de las cosas. Una tecnología que modificará totalmente cómo se hacían las cosas antes.

La guerra comercial entre EEUU y China se debe prácticamente a este adelanto tecnológico que el país vecino del norte no quiere aceptar que ya alguien se les adelantó en esa carrera siempre intensa que es la tecnología de punta. El nuevo orden mundial establece una forma distinta de hacer negocios, para empezar la moneda con la que comercializarán ya no será el dólar, todo indica que se manejarán con sus propias monedas una vez que establezcan las reglas del juego. El oro es y será la moneda de cambio, con ese metal amarillo el mundo empezará a moverse vertiginosamente, en tanto que el petróleo, el litio, las tierras raras y otros metales serán los objetos de intercambio y poder en el futuro de las nuevas naciones que despuntarán a mediano y a largo plazo. El agua, la energía, los bosques, la pesca, la agricultura, la minería serán las actividades más relevantes, todas ellas acompañadas de la nueva tecnología que brindará un soporte magno a las actividades adyacentes. El nuevo orden mundial tendrá como virtud una nueva conciencia social que decantará del crecimiento mundial el desarrollo necesario para garantizar el bienestar social de los pueblos olvidados en un rescate del desarrollo humano privilegiando los ecosistemas y garantizando el cuidado del medio ambiente, que ya empieza a hacer la gran asignatura pendiente y que dejarla de lado nos pueda costar mucho para el futuro del mundo que deseamos tener. La nueva conciencia social en el despertar de los pueblos se integrará a una nueva construcción del nuevo paradigma mundial. Los polos de poder serán varios y el mundo transitará en una especie de acuerdo mundial donde el poder económico no estará en un solo país, sino posiblemente en una triada de países en donde se concentrarán los grandes bloques comerciales. 

México no escapa de poder ser uno de los 10 países más poderosos del mundo, habremos de dar cuenta de su riqueza natural y de la nueva forma de establecer las prioridades políticas y económicas de la nueva esperanza de este nuevo orden mundial. Así sea.

“Si te gustó no dudes en compartirlo, además puedes manifestar tus opiniones en la caja de comentarios. Gracias” 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook Commentarios