OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

A un año de la tragedia de Tlahuelilpan en que murieron más de 137 personas entre ellos niños, mujeres, adolescentes y claro adultos. Una tragedia que bien pudo evitarse y que esa comunidad no hizo nada para evitarla. Un lugar situado en el estado de Hidalgo donde el Huachicol, es sin duda, la actividad más remunerable que la gente tiene para seguir tratando de robar el preciado líquido que les puede, y de hecho así fue, arrebatar su propia vida y la de sus familiares.

Un lugar preponderante del crimen organizado donde radica una de sus bases de operación. Región situada estratégicamente en la intersección de los ductos y gasoductos que alimentan una amplia región del centro de la república mexicana. 

Las huellas del dolor y del sufrimiento han sido profundas,pero por más profundas que sean, éstas no han sido suficientes para erradicar el robo de combustible en esa región del centro. Si bien los programas sociales del nuevo gobierno han estado bajando a la población, éstos aún no han logrado que las personas dejen de robar el combustible, situación delictiva que debe explicarse desde otros ángulos sociológicos. En lo que corresponde a la parte económica, el gobierno ha estado asistiendo a las familias que hayan perdido a algún familiar o simplemente que a petición de ellas sean incluidas en dichos programas en cualquiera de sus modalidades para la subsistencia familiar. Hidalgo había sido señalado como uno de los estados con mayor robo de combustible o de tomas clandestinas, para ello y claro para las autoridades federales, esto debe ser una señal inequívoca que las autoridades locales tienen algo que ver con el robo del combustible. De no ser como menciono, y a reserva de poder equivocarme, no se hubiese propagado tanto esa actividad en la que perdieran la vida tantas personas de la comunidad de Tlahuelilpan. Significativamente podemos decir que el Huachicol no es la única actividad delictiva en la que se incurre en México, ya este tema es harto tratado por mi persona pero creo conveniente repetirlo por las características que están implícitas en dicha actividad. El robo de combustible en las cientos de tomas clandestinas, era apenas una muestra del tamaño, comparada con el robo en las mismas refinerías y en los barcos que lo transportaban, siendo, claro está, una pequeña parte del total del robo que se llevaba a cabo en nuestro territorio nacional. En otras palabras, los grandes volúmenes de robo lo llevaban a cabo los dirigentes del mismísimo PEMEX y de las autoridades federales, estatales y municipales. Robo emblemático que acallaba las voces de quienes de alguna manera querían más del reparto de la riqueza de los mexicanos. Robo que se convirtió en una costumbre construida a modo para justificar los grandes volúmenes que robaban otros sin percatarnos de lo que sucedía en México. El Huachicol, ya no solamente llamado así al robo de combustible, sino al robo de energíaeléctrica, del erario, de las medicinas, de los contratos a modo, de las guarderías, de los moches, del desvío de los recursos federales a empresas de papel, de los depósitos en paraísos fiscales, de la facturación falsa, en las violaciones de la ley por empresas outsourcing, en las concesiones del agua, del gas, del crudo y de todo cuanto usted lector pueda imaginarse. Este día 18 de enero de 2019 vamos a recordarlo como el día de la emancipación ciudadana en que conocimos al monstruo de mil cabezas que mantenía a los mexicanos como rehenes de una condición maléfica que no habíamos podido salir de ella y que incluso hoy día a un año después seguimos batallando con la corrupción y la impunidad. A más de un año del nuevo gobierno, las inconsistencias del régimen Legión de Salinas y secuaces, se ha puesto en el exhibidor del pueblo mexicano mostrándonos una era de la política mexicana de pudrición que nos mantuvo hundidos en la pobreza a más de 60 millones de mexicanos. Deseo que nunca más tengamos un gobierno como el régimen pasado y claro, esto dependerá de nosotros. Nunca más volver al pasado de corrupción. Así sea.

“Si te gustó no dudes en compartirlo, además puedes manifestar tu opinión en la caja de comentarios. Gracias” 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook Commentarios