alcaraz ernesto

COLUMNA VERTEBRAL

ERNESTO ALCARAZ VIEDAS

Ahora resulta que un buen gobierno debe contar con mejores bomberos que proyectistas y hacedores de buenos resultados. Esos que en lugar de pronosticar lo que conviene hacer para generar mayor brillo a la gobernanza y mayores dividendos a los pobres, prenden cerillos en espacios intervenidos por huachicoleros y por rencillas internas de MoReNa

Se trata de provocar fuego en lugares flamables para luego darle plaza al bombero. O con más propiedad: Que un veleidoso agente genere conflictos, para él mismo cubrirse de gloria al resolverlos.   

Algo así sale decirpúblicamente Héctor Serrano: Qu“Ricardo Peralta es pieza clave para la gobernabilidad”. Sí. Así como lo leyó, en clara alusión a la Secretaria de Gobernación. Nada que ver en estotiene la Señora Olga Sánchez Cordero. Ni el Presidente de la República, quién es, constitucionalmenteel que tiene esa gran responsabilidad. 

¿Por qué lo proclama después de casi seis meses que se le vino el mundo encima a López Obrador con los hechos y las cifras de inseguridad. A tal grado le sacudieron el cerebro que le hicieron perder la compostura y caer en una crisis de cólera personal.¿quiere zafarse de los acontecimientos echarlesa otros la culpa por la violencia generalizada en el País? 

No olvidemos que ya no es la Secretaría de Gobernación quien tiene el control sobre los cuerpos armados del País ni responde por la Seguridad Nacional. Son Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad Pública y Ciudadana y la Guardia Nacional a quienes les corresponde asumir tal compromiso, por determinación presidencial y legislativa, respectivamente. 

Y ante la presionada Secretaria del Interior, don Héctor Serrano parece decirle: “No se preocupe Dona Olga, sólo esperamos la orden presidencial para sacarla del hoyo de la desconfianza en que cayó. O la empujaron para caer. Porque Peralta y los suyos no dejan de decirlo a quien quiere escucharloen corrillos y pasillos de Palacio Nacional. Como cuando se derogó la Reforma Educativa: ¡¡¡Olga ya cayó…Olga ya cayó!!!

¿Qué la balconearon en Mexicali? Pues sí. Se descuidó y no consideró que Jaime Bonilla y sus huestes bajacalifornianas no le ofrecían buena vecindad ni la mejor de las bienvenidas al Estado. Semanas atrás había dejado mal parado al entonces gobernador electo con el asunto ilegal - para decir lo menos - de sumarle tres años más al período por el que había sido votado. Falta saber qué resolución emite la Suprema Corte de Justicia.  

Dicen en los mentideros políticos, que AMLO ya no la pela y que Doña Olga tenía meses de no acordar con el Presidente. Que ya le había perdido la confianza… y que a últimas fechas,  Peralta Saucedo se ha convertido en el bombero emergente del gobierno federal.Habría que otorgarle su “status oficial”, en términos formales, para que se esfuerce más y pueda llegar a ser el hacedor de la gobernabilidad del País. 

Y como por igual que sus cercanos, el Presidente López Obrador es de todas las confidenciasy confianzas delhoy gobernador de BC., Jaime Bonilla. Ya se ve cómo son rijosos los morenos que abrazan a Morena para sus enjuagues políticos y electorales. ¿Más los advenedizosimprovisados e infiltrados…? Pues, sí. Hay entre sus filas bastantes intereses y mucha división. 

Pero la verdad es que los hechos no son casuales en la política. Tampoco son tiempos de jugar a las “ternuritas”. Es el turnoreal de entender que los demonios están sueltos y multiplicados que generan riesgos y pocos beneficios practicarla. Por eso no hay que  personalizarlo y menos se nos exijan nombres. La discordia en mención está inmerso en el propio Gobierno Federal.   

En detrimento del fallido ejercicio de la Señora Olga Sánchez Cordero  ahora se propagan  análisis distintos. Que el trabajo que realiza Ricardo Peralta, subsecretario de Gobernaciónes tan reconocida que apunta a la sustitución de la Señora Secretaria, su Jefa de oficina. Pero resulta que las áreas de mayor conflicto para el gobierno y la gobernabilidad no están ubicadas en las responsabilidades de la Secretaría de Gobernación. Están en la Secretaría de Seguridad Pública y Ciudadana y en las Fuerzas Armadas. 

Luego del video publicado en el que se difunden las opiniones oficiales sobre el caso Jaime Bonilla, gobernador de Baja California ocurrido en el Palacio de gobierno en la ciudad de Mexicali, ahora se dice, que la señora está hecha de un perfil más de jurista yrefinada magistrada, que conciliadora de intereses políticos e inconformidad social

Es obvio que no tiene experiencia alguna en actos de defensa y/o represión ni de resultados obligados surgidos por su inspirado nivel de negociadora social. Lo suyo ha sido el ejercicio del Derecho y la jurisprudencia. Y casi nulo ejercicio políticoQue ella tuvo un solo espejo en su vida profesional y muchos críticos de su conductajurídica, sin duda. Que en la Corte se guio  por el código de ética judicial, también. Entonces, es natural que en el actual cargo público, la señora o haya podido lucir sus atributos personales y políticos. 

¿Se dará el relevo? ¿Se justificará la decisión? Una tarea nada fácil. Buscar la gobernabilidad, usando el instrumento del diálogo y la concertación, es la ruta oficial a seguir”. Que se eviteel uso de la fuerza pública que legalmente le corresponde al Gobierno, por no caer en supuestos actos de represión ciudadana, está fallando. Y lo más importanteUn buen gobierno no traslada culpas, ni mucho menos fabrica culpables para justificar su ineficacia o incorrecta acción.

Facebook Commentarios