MCF2019
MANUEL CÁRDENAS FONSECA

Esclarecer toda muerte violenta es importante, tanto vale la vida de una persona como su muerte, sin distingo de credo, raza, preferencia muy a pesar de su historia de vida, pero creo que si se marca una diferencia cuando se es inocente del conflicto que generó la pérdida de la vida y, ahí, las autoridades debieran poner todo su empeño ya que los inocentes son eso, inocentes, víctimas de los conflictos de otros aun cuando los ambiciosos del poder los llamen “bajas de guerra”.

En los bajos ánimos del Fiscal de Sinaloa (Juan José Ríos Estavillo), caracterizado por violar la Constitución local cuando titular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y por violar el debido proceso, en su encargo de Fiscal, para que su amigo el actual Presidente del Tribunal Superior de Justicia (Magistrado Enrique Inzunza Cázares) no fuese procesado por denuncia de acoso sexual generando un daño directo a la víctima, todo se puede esperar, y, como vemos, incluyendo el estar escondido y sin decir esta boca es mía, de la manera más ruin, nefasta y vergonzosa en lo referente a los sucesos del 17 de octubre, el jueves negro de los Sinaloenses, en la que perdieron la vida inocentes y, además, se dieron a la fuga del penal estatal conocido como hotel Aguaruto más de cuarenta reos (aún no sabemos la cifra exacta ni los nombres y mucho menos grado de peligrosidadde los fugados), con el total silencio de políticos, dirigentes empresariales, sociales y colegios de profesionistas que, en su actitud, son, al menos para mí, cómplices de la más baja y miserable conducta de un servidor público. 

No creo exista mayor bajeza que la conducta del Fiscal Ríos Estavillo pero la cleptocracia, la partidocracia, los “lideres” sociales y los periodistas que solapan esa actitud y que guardan silencio son los que cuando les conviene a sus viles intereses, gritan, “vociferan” y se desgarran las vestiduras por estupideces como: “es una medida recaudatoria”cuando las grúas les llevan los carros por violar disposiciones legales; “es la desaparición del campo” cuando que lo que están reduciendo es el cuento de nunca acabar en la abusiva fórmula de disponer en el acopio a los bodegueros que usan a los minifundistas como carne de cañón en compañía de los agricultores de cientos o miles de hectáreas que se hinchan los bolsillos a partir de sus economías de escala referenciadas a costes de unidades de 20 hectáreas. 

Aquí se trata de vidas ajenas, de inocentes y, eso, a ellos, les vale madres incluyendo al gobierno federal con su escondido Fiscal Gertz Manero (alías “memuero”) del ridículo General Sandoval y su compinche ex Secretario de Seguridad Pública de Sinaloa y jefe de inteligencia de los militares del país ( Inocencio Fermín Hernández Montealegre), quien en su inocencia debe andar festejando en el monte alegre del cerro del Salado, y se convierte en otro generalito de mal nombre como el anterior secretario Salvador Cienfuegos, que no salvó a su pelotón en Sinaloa y un cerillo tiene más pólvora que su apellido.

No sé cuántos estemos muy ofendidos, aterrorizados, molestos en extremo por conductas tan desvergonzadas, cínicas y ladinas por cuanto pasa en Sinaloa y que he referido en párrafos anteriores, lo que sí sé, es que en Sonora, con motivo del caso de la familia Lebarón, se informa que ya patrullan y circulan,en sus investigaciones, agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) institución que si bien tiene su jurisdicción en territorio norteamericano y es la principal rama del departamento de Justicia, latragedia inhumana de masacrar mujeres y niños inocentes, indefensos se dio, también, en términos de su nacionalidad norteamericana y esperamos que muy pronto, cumpliendo con los acuerdos de colaboración entre países, los responsables de asesinato (con todas las agravantes [pena de muerte]) estén en manos de la justicia norteamericana y se les aplique la ley con la firmeza que allá se caracteriza en este tipo de homicidios. No quiero que los responsables caigan en las patas de la “justicia” mexicana ya que entonces serán premiados con fiesta y jolgorio en el “penal” que se les recluya

En Sonora no puede ser la Administración para el Control de Drogas (DEA) ya que en las líneas de investigación preliminares no se advierte a la producción, trasportación, tráfico, comercialización o consumo ilegal de cualquier droga, pero en Sinaloa sí, la operación grotesca que superó a los montajes desvergonzados de la empresa de García Luna y Murillo Karam, ahora superados sin rubor alguno por la empresa de Sandoval Gertz, deja en el olvido muertesde inocentes, escándalo, terror, fuga y muy pronto estará en los cines la película “Cuando la DEA y el gobierno mexicano negociaron”. Una trama en la que se descubre lo siempre sabido por todos incluyendo el origen de grandes fortunas ahora representadas por familias de “abolengo” cuyo origen es la droga y el contrabando, es decir, se descubre el “velo” de decenas de años de trabajo del gobierno de Estados Unidos(la DEA) en suelo sinaloense con el beneplácito de los gobiernos federales y la incomodidad del gobierno estatal pues no es su competencia y no lo dejan meterse los delegados de la “seensaña” (generalitos).

Al parecer la renta paralela que siempre ha dejadocientos, miles de millones de dólares, a los poderosos (“empresarios” y sus representantes en el gobierno) necesita un giro, un giro que ponga fin, por lo menos, a la impunidad, arrogancia, desfachatez, cinismo, vulgaridad con que actúan sus brazos operativos o armados en perjuicio de inocentes y de la paz social. No hay millones de dólares, libras esterlinas o pesos mexicanos que justifiquen que ya les valga madrecualquier vida inocente que no tiene nada que ver con sus fregaderas aun cuando sea el que les vende los chicles en las esquinas, que no la ropa, la comida, los muebles o los inmuebles, joyas, combustibles o los inmuebles, tampoco les acercaprostitutas y vicios.

¿Presidentes de los Estados Unidos Mexicanos y de América, Fiscales de ambos países, FBI y DEA (intencionalmente omito, por innecesario pues hay muchos garganta profunda y sapos en ellos, a las fuerzas policiales como la guardia nacional, estatales o el ejército mexicanos): cuando entenderán que la forma en que pasaron el gobierno a la delincuencia o la delincuencia al gobierno, en Sinaloa, es tiempo de que termine?

¡Muchas gracias y sean felices!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf

Facebook Commentarios