OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Nunca nada llega antes o después, llega en el momento que deba llegar, si aprovechamos cuando llega, entonces somos afortunados de capitalizar eso que te llega. ¿A qué viene este asunto del antes o después?, pues nada menos que AMLO tuvo la oportunidad de llegar dos sexenios antes, pero las circunstancias no fueron las apropiadas para instalarse como Presidente de México. Los procesos que estamos atestiguando en América son precisamente procesos que debían cambiar sus derroteros para dar la entrada a nuevas configuraciones sociales que permitirán a los pueblos unidos de América cambiar sus destinos. Ecuador, El Salvador, Bolivia, Chile, Argentina, Venezuela, Brasil, Perú, más los que se van a ir agregando en la siguiente década. Los modelos económicos diseñados para el establecimiento del control económico mundial están siendo removidos por modelos humanistas que persiguen equilibrios en la distribución de la riqueza y en el establecimiento de mayor justicia humana en los países emergentes. Si bien el comercio es una de esas estrategias para dominar a los menos afortunados, es también la oportunidad de que países en desarrollo alcancen ciertos niveles de competencia y puedan avanzar en el campo del crecimiento y desarrollo de los pueblos. La hegemonía de un solo país ha quedado atrás para darle la entrada a los polos de poder económico, tecnológico y comercial de países que lucharon por lograr desarrollarse en este entorno tan competitivo. Siempre habrá un antes y un después y cuando eso suceda habremos de tener la capacidad de dar cuenta qué fue mejor. Los aprendizajes seguirán estando a la mano de quienes deseen adquirirlos y poder con ellos arrostrar todo lo que se nos viene como cambios abruptos y de grandes oportunidades. Aunque esta líneas que escribo apenas la leen los vecinos de enfrente no lograrán impactar a los millones que atestiguaremos de los tiempos del porvenir. Razonablemente podemos interpretar lo que sucede como la oportunidad de dejar atrás modelos económicos y sociales que han impedido avanzar en el campo del humanismo, tan requerido para mejorar las condiciones en que vivimos los seres humanos. Ignorar por la influencia denostada el cambio que se nos presenta en México, dejando para otro momento la oportunidad de intervenir en la realidad misma, que será parte de la historia de vida de cada persona que presuma haber vivido estos momentos de gran incertidumbre que la nación tiene, y que precisa de decisiones valientes para avanzar al cambio verdadero. Para el que no está acostumbrado a derribar barreras cotidianas, lo que se nos presenta no tendrá para él el interés de formar parte de una historia que podrá contar como protagonista e impulsor del cambio que vendrá. Para los que siempre estamos en la línea de fuego, lo que estamos viendo en este momento es lo que siempre deseamos tener, la esperanza de un porvenir más cierto y justo que con la decisión de cambiar, pudimos hacerlo sin derramar una gota de sangre para alcanzarlo. Somos sin duda los grandes revolucionarios de los nuevos tiempos que dejamos la impronta en el pasado primero de julio del 2018. Ese día en que muchos mexicanos decidimos por no tener más de lo mismo, marcamos la diferencia y seremos nosotros los que podamos presumir que fuimos proactivos, y que gracias a esa voluntad pudimos dar el salto brincando las barreras que impedían avanzar hacia una colectividad más consciente. Para los que aún siguen con las inercias de defensa del pasado, habrán de dar cuenta que lo que hacen no impedirá que las cosas cambien, quizás retrasarlas un poco, pero nunca detenerlas totalmente. En tanto que el continuum siempre presente nos exigirá actuar y resolver a nuestra capacidad la problemática que se vaya presentando. Por el bien de todos, siempre habrá un antes y un después, decidirte justo en el momento en que se requiera será el acierto que más valor tenga en los pasos que habremos de dar para que nunca se repita lo que deseamos dejar atrás. Así sea.

“Si te gustó no dudes en compartirlo, además puedes manifestar tus opiniones en la caja de comentarios. Gracias” 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook Commentarios