cano

APUNTE

JORGE GUILLERMO CANO

Culiacán del caos vial, los retenes, baches y topes, Sinaloa, 12 de septiembre 2019.Mientras el flamante secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, advierte que no se va a retirar a la Guardia Nacional (GN) del control migratorio, “porque eso está en la Constitución, y ésta es la que nos rige”, además de que “no hay motivo para ello”, Estados Unidos sigue enviando a México a solicitantes de asilo que deberían estar en ese país, de acuerdo a sus propias leyes.

Que no será México un “tercer país seguro”, reitera Ebrard, pero en la práctica es lo que es, faltando solo la formalidad, ni caso en ocultarlo.

Discutible de suyo que eso, tal cual sucede, “está en la Constitución” y más la tajante afirmación de que “no hay ningún cambio en la política migratoria de México”, cuando lo que está sucediendo en nuestras fronteras norte y sur evidencian todo lo contrario.

SIGUIENDO LA PAUTA

La ONU, y organismos defensores de los Derechos Humanos en todo el mundo, han puesto el índice en las acciones del gobierno mexicano, que sigue penosamente los dictados trumpistas.

Lo que AMLO debe hacer es dejarse simulaciones y poner en primer lugar la dignidad nacional, como lo ha prometido tantas veces.

Dice Trump que “está agradecido” con México, por el servicio que le presta, y Mark Morgan, el comisionado interino de la agencia federal de Aduanas y Patrulla Fronteriza, declara que, pese a la notable disminución del flujo migratorio (el 56 por ciento) gracias a las acciones de nuestro país, “necesitamos que México haga más”.

Ebrard fue a Washington, el martes pasado, a pasar lista e “informar” de las “buenas acciones”, en la lógica de la metrópoli que creció gracias a los inmigrantes, pero ahora los sataniza y reprime de manera descarada. Otra vez, palabrería aparte, “a sus órdenes”, jefe.

HACEN FALTA LAS ACCIONES

No hace mucho, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, a propósito de los recursos que se destinan a la construcción y mantenimiento de carreteras, enfatizó la impostergable necesidad de que se trabaje con (buena) calidad.

“No queremos recibir obras de mala calidad, el dinero tiene que emplearse adecuadamente… que no se vuelvan a aparecer ahí los baches y los hoyos”, a la SCT “le pedimos y demandamos que terminen las obras con calidad”, dijo. 

Hay contratos con las constructoras que ganan las licitaciones, se supone, y si la obra es de mala calidad (como por cierto sucede casi siempre) “entonces se tienen que aplicar las sanciones correspondientes, porque se les está pagando para un trabajo de calidad”, agregó Quirino.

Bien que se ponga el acento en esa cuestión, pues la obra pública, en general, no sólo la que contrata la SCT, es de muy mala calidad. Es evidente el negocio del bacheo en las ciudades y los arreglos de temporada que a los pocos meses de nada sirven.

Así que es hora de que el gobernador pase de las palabras a los hechos. ¿Será? 

EL CUENTO DE NUNCA ACABAR

Problema que no se resuelve sigue siendo nota, me decía, hace ya un poco más de 50 años, Don Gustavo D. Cañedoquien fuera director fundador de la desaparecida “Voz de Sinaloa, cuando el heroísmo, relativo y todo, no se había batido en retirada del periodismo

Así que, vale reiterar:el panorama nacional es desolador: la sociedad en su conjunto, prácticamente todos y cada uno de sus sectores, parece estar inmersa en el mitote del día, cuando en realidad hay una gran apatía, desmovilización e importamadrismo generalizado.

Dejar hacer y pasar todo aquello que conviene; presentar “frentes” con el único elemento aglutinador del interés mezquino y coyuntural es el signo de los tiempos.

Los espacios que debieran ser de la inteligencia y la reflexión, de la crítica razonada, congruente y comprometida, son de la simulación, el ocultamiento y la complicidad. Eso pasa cuando las inercias apabullan, y más en estos tiempos de las “redes”, operando sin coto alguno.

Lo mismo sucede en los partidos políticos que en los órganos colegiados, con las instancias “competentes”, las asociaciones, los grupos de “resistencia” y así, casi hasta el infinito. Es la “mecánica nacional” donde la ética no tiene lugar, ni podrá tenerlo en tanto sigan las mismas prácticas.

EN EL TINTERO

-El “Instituto para la Regulación de Periodistas” pide crear el diputado morenista Oscar González Yáñez. De esa manera, se podrán asegurar de que la prensa sí aplauda, que ya lo hace buena parte de ella.

-Dice el ciudadano estadounidense, Jaime Bonilla Valdez (Morena), gobernador electo de Baja California, de pésima fama pública en aquel estado, que él se registró para serlo por cinco años, no por dos, como fue la elección constitucional. En esa triquiñuela, se juega más de lo que parece.

-A propósito de la llamada “cuarta transformación” ¿Es que de veras alguna ha habido en este país? –Me parece que seguimos esperando la primera. 

-Con el ascenso de los neo nazis, supremacistas blancos y racistas, no sólo la paz europea está amenazada, sino la del mundo todo. Los riesgos están a la vista y el xenófobo Trump hace punta desde los Estados Unidos.

-Esta columna aparece en “Vértice de Sinaloa” (verticedesinaloa.net); Línea Directa (https://www.lineadirectaportal.com); Didáktica (http://www.didaktica.com); Sitio Telles (http://www.jorgeluistelles.com); Síntesis de prensa, de Héctor Muñoz, y en “Voces del Periodista”, revista del club de periodistas de México (vocesdelperiodista.com.mx).

(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.).

Facebook Commentarios