OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Tal como lo mencionó Andrés Manuel López Obrador en su tercer informe al pueblo de México, “…Los conservadores que se oponen están moralmente derrotados” complementando esta con lo que dijo Julio Astillero “…La oposición está moral y políticamente derrotada “. Está claro que los medios sacaron de contexto este asunto diciendo que la oposición está moralmente derrotada. Cuando AMLO no se refirió a la oposición, sino a los conservadores.

Seguidamente el presidente hace un segundo señalamiento, parafraseándolo digo: “…Sin paralelo para enfrentar el nuevo poder”. Que al entendimiento nuestro, los conservadores no han sabido enfrentar esta mueva embestida política, que les llegó prácticamente de noche.

La actividad política se ha acrecentado desde la llegada de AMLO al poder máximo de la república mexicana. En esos instantes en que se desarrollaba el informe en Palacio Nacional, una marcha hacía su arribo a algún lugar de la Cd. de México enfrentando su desilusión por la carencia de marchantes que pisaban el suelo, antes muy pisado por las protestas de tantos mexiquenses y mexicanos que han hecho de manifiesto tantas inconformidades que no han sido consideradas como reclamos verdaderos de una sociedad carente de derechos y de ser tomados con seriedad en la protesta ciudadana. Está claro que hay marchas como paraguas en la Cd. de México, no por ello debieran pasar inadvertidas.

La oposición se está quedando sin banderas que quemar, para luego buscar algo que ya no les garantizará que en la próxima puedan juntar, al menos, lo que junta un atropellado en Viaducto o en cualquier eje vial. Todo parece que en el documento entregado por Olga Sánchez Cordero a los diputados lleva consignado en los apéndices o anexos toda la relatoría de lo que ha acontecido en este tiempo en que AMLO lleva sentado en la silla presidencial, más bien dicho, en lo que lleva sin sentarse en esa silla maligna del poder. Sin duda que la forma es en política, fondo y lo que vimos en Palacio Nacional no fue distinto a lo que hemos estado viendo todas las mañanas desde que AMLO llegó, la diferencia es quizás el acompañamiento que tuvo esa mañana del primero de septiembre, lo que podríamos inferir de ello es que las calabazas y las sandías se acomodan con el movimiento, nunca estando quietas e inmovilizadas. La política y los políticos tendrán que entrar en escena cuando la nación reclame de ellos que desquiten el salario que perciben del pueblo. Sin duda y habremos de constatarlo que el porvenir no está escrito aún y que incluso con los sobresaltos que hay en el piso parejo la Cuarta Transformación seguirá su curso hasta llegar a anclar en puerto seguro. Las tormentas aún no amainan y los vientos huracanados alertan a todos a pesar de que hay indicadores macroeconómicos de estabilidad financiera y no de recesión visible prontamente. El tejido social se irá hilando conforme avance el estado, que sin duda lo hará, llueva o truene. Por el bien de todos deberemos resarcirnos de la moral que levanta y anima, para no enfermarnos de depresión y angustia y no buscar el suicidio de las ideas progresistas, si es que los conservadores puedan albergar algunas de ellas. Así sea

“Si te gustó no dudes en compartirlo, además puedes manifestar tus opiniones en la caja de comentarios. Gracias”

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook Commentarios