cano

APUNTE

JORGE GUILLERMO CANO

Culiacán del caos vial, los retenes, baches y topes, Sinaloa, 19 de agosto 2019. Bien o mal portados, nuestra obligación es atender la realidad. Es lo que hemos hecho a lo largo de ya más de cincuenta años en esta actividad.

En ese tenor, es inconcuso que estamos viviendo en el país una grave crisis de inseguridad pública; la delincuencia está desatada y los delitos se cometen ya sin recato, desde robos hasta balaceras y asesinatos en plena vía pública.

Echar toda la responsabilidad a los gobiernos anteriores que, ciertamente, no tienen descargo, ni se les da aquí, no es la forma correcta de enfrentar la situación. Ya vamos para ocho meses del nuevo gobierno y las cosas están igual o peor que antes.

En Uruapan, al inicio de mes, 19 personas asesinadas y desmembradas; en Puebla, siete linchados; nueve embolsados en Veracruz; cuatro muertos en Cuernavaca; otros tantos en San Luis; ocho en un billar de Irapuato; cinco más en la Ciudad de México y asaltos a mano armada, a diario; en Culiacán, cinco presuntos roba carros ejecutados en menos de una semana y más.

¿Y de los periodistas? –Superando todas las anteriores marcas, ubicado México como el más letal para los comunicadores.

 

ES URGENTE CORREGIR

Guardia Nacional, Ejército, Marina, Policías federales, estatales y municipales, todos en la ronda de las figuraciones. La violencia no cesa, ni siquiera disminuye y, al contrario, aumenta. En Sinaloa es una grosería presumir de cosa distinta.

Es el tiempo de pensar en serio en causas y derivaciones y, con inteligencia, buscar otras estrategias. Es inconcuso que lo encaminado hasta ahora no está sirviendo. Pero no lo entienden.

Se debe hacer sin maniqueísmos, ni descalificaciones de unos y otros. Ese simple ejercicio de “radio bemba” a nada bueno conduce y, en estricto, carece de importancia.

Es hora de pensar de manera responsable, seria, a la altura de los respectivos mandatos que la ciudadanía les ha dado, en todos los niveles, desde la presidencia hasta alcaldes y síndicos, pasando por diputados que no hacen otra cosa que reaccionar a sus ambiciones terrenales.

 

SIMPLE PALABRERÍA

Como se esperaba, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó por unanimidad la distribución del financiamiento público que los partidos políticos nacionales recibirán el próximo año. Son cinco mil 239 millones mil 651 pesos, nada más y nada menos.

En la sesión aprobatoria, extraordinaria, el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, dijo que ese modelo de financiamiento, con estatuto constitucional, “garantiza el predominio del financiamiento público, inyecta certeza sobre las cantidades de dinero en las contiendas y ha logrado impedir que intereses personales o de grupo en torno al dinero privado, distorsionen la competencia política que debe transitar en condiciones de equidad”.

Desde luego que no. El financiamiento privado a las campañas electorales en México, y de oscura procedencia, permanece; la “competencia política” no es equitativa, en general, y la corrupción, que se pretendía erradicar con los recursos del erario para la partidocracia, sigue inamovible.

Hay propuestas para reducir ese monto escandaloso, en un 50 o 70 por ciento. Ya veremos.

 

LA MISMA CANTALETA

Si revisamos propuestas, declaraciones y promesas de los secretarios de educación en Sinaloa, durante los últimos cuarenta años, por lo menos, vamos a encontrar un común denominador: verborrea declarativa, valores entendidos y lugares comunes. De resultados, otra coincidencia plena: casi nada, por no decir nada.

En ese tenor es que, Juan Alfonso Mejía, el de “mexicanos primero” que fue nombrado por Quirino Ordaz titular de la Secretaría de Educación Pública y Cultura (SEPyC) de Sinaloa, un día sí y otro también, si caso le hace la mediática concurrencia, expone y propone lo que en la práctica no se ve por lado alguno.

Asegura que “ningún programa educativo desaparecerá en Sinaloa el próximo año escolar y, en cambio, se fortalecerán los que se tienen”; que con cinco “ejes fundamentales” va a marchar su retórica propuesta: “medición del Desarrollo Infantil mediante la Cédula de Desarrollo Infantil; adecuaciones curriculares en el nivel pre escolar; formación de agentes promotores del desarrollo infantil; articulación Intersectorial y campaña de sensibilización hacia los padres de familia”.

Nada nuevo, el propósito del ruido declarativo y nada más. Se verá.

 

EN EL TINTERO

-En tiempos de la cuarta, Rosario Robles en la cárcel y Elba Esther disfrutando de sus bienes en completa libertad. No hay descargo para ambas, pero falta mucho para que la credibilidad haga lugar.

-Como se adelantó desde que asomó el asunto, el apodado “amlito” es el nuevo presidente nacional del PRI, partido que pasa a ser un satélite más de la actual fuerza hegemónica. Ni qué buscarle.

- ¿Qué no hay planeación en Culiacán, mientras cobran en un carísimo IMPLAN?  ¿Qué no hacen los descuentos de ley los trastobuseros? ¿Qué siguen los asaltos y asesinatos cotidianos? –Esto es Culiacán, nada qué hacer.

-Son muchos más de 350 los “siniestros viales” registrados durante julio pasado en Culiacán. Caos vial, topes innecesarios, excesos de compañías diversas y trastobueros, y más, entre las causas, que se suman a la notoria incapacidad y negligencia de las “autoridades del ramo”. A ver hasta cuándo.

-Esta columna aparece en “Vértice de Sinaloa” (verticedesinaloa.net); Línea Directa (https://www.lineadirectaportal.com); Didáktica (http://www.didaktica.com); Sitio Telles (http://www.jorgeluistelles.com); Síntesis de prensa, de Héctor Muñoz, y en “Voces del Periodista”, revista del club de periodistas de México (vocesdelperiodista.com.mx).

(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.).

Facebook Commentarios