OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Recuerdo la asignatura que llevé en la vocacional cuando aún no se evidenciaban en su justa realidad estos asuntos de los grandes Problemas Políticos, Sociales y Económicos de México. Y si, efectivamente dos de los grandes problemas de México es la corrupción y la impunidad. Sin duda que la corrupción es la madre de todos los engendros con los que hemos crecido y vivido en México. La corrupción y su hermano gemelo, la impunidad, han dado al traste a todo esfuerzo que trata de transformar la vida social, política y económica de nuestro país. Quizás los gobiernos llegaron tarde para corregir estos males ancestrales, pero habremos de reconocer que el sistema político LEGIÓN, que nos gobernó durante muchos años, se dedicó simplemente al saqueo de México. Sabíamos todos los mexicanos que teníamos un gobierno en turno que suplía a uno menos o igual de corrupto y aun así callábamos y decíamos siempre lo mismo; “Son rateros pero que hagan algo”. Nos conformábamos y creo que esa es la palabra, nos conformábamos por que hicieran algo, aun sabiendo que eran corruptos y rateros.

No fue hasta la llegada de Carlos Salinas de Gortari que empezamos a ver un cinismo exacerbado por la acumulación de la riqueza y del poder. El desprendimiento de las empresas paraestatales por parte del gobierno para otorgárselas a los privados, principalmente a la gente de su mismo círculo político y empresarial. Altos hornos de México (Sidermex; que incluía además de AHMSA, Fundidora Monterrey, S. A. y Siderúrgica Lázaro Cárdenas-Las Truchas, S. A. de C. V.), Mexicana de Aviación, los ingenios azucareros, Teléfonos de México (se vende por la cantidad de 2085 millones de dólares al Grupo CARSO en su primera etapa de venta. En la segunda por 4240 millones de dólares de acciones preferentes), Aseguradora Hidalgo, Fertimex (se venden 13 unidades a 317 millones de dólares), Nacional Financiera, SICARTSA I y SICARTSA II. Y no estamos hablando de la nacionalización los bancos en la era de López Portillo y posteriormente la devolución de ellos a los privados, hasta quedarnos sin bancos.

En el caso de los ingenios donde ONISA operaba a 52 ingenios en la república mexicana, que desde mucho antes esta agroindustria; por cierto la única en México, se fue dejando envejecer y endeudándose, posteriormente se crea Azúcar, S. A. que hereda a ONISA. Finalmente se privatizan los ingenios (33 ingenios) pagándose una cantidad de risa de solamente 325 millones de dólares. En 1994 se inició la privatización de los ferrocarriles (FNM) que se dividió su venta en tres dando lugar a la creación de tres empresas ferroviarias, dejando al garete a más de 50,000 trabajadores entre pensionados (30,000) y activos (20,000) de la empresa. En el caso de la privatización de los aeropuertos mexicanos se tenían 35 de 57 de ellos como muy rentables operados por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y se organizaron cuatro paquetes formados de la siguiente manera: grupo sureste con 9 aeropuertos; grupo pacífico con 12 aeropuertos; grupo centro norte con 13 aeropuertos; y grupo Ciudad de México con 1 aeropuerto. Por los tres grupos se pagaron la irrisoria cantidad de 450 millones de dólares. Y claro sin mencionar que PEMEX y las Hidroeléctricas del país habían sido abandonadas para tener la justificación de comprar gasolinas y energía eléctrica al extranjero, en cuyos casos los mismos funcionarios ya estaban blindados para ser ellos mismos los intermediarios de esos negocios cuantiosos ganando miles de millones de dólares. Esto es apenas una breve reseña de lo que ha sido la privatización de nuestras empresas mexicanas en un manejo turbio de trasladar a dichas empresas al sector privado. Quedan en tintero las miles formas de saquear a México y que hoy le denominamos Huachicol. Habida cuenta de lo anterior, si tú mexicano no estás enterado de todo lo que hicieron estos personajes, entonces en verdad no tienes por qué protestar en contra de un presidente que quiere para ti algo distinto pero mucho mejor. Por el bien de todos, habremos de informarnos  mejor antes de protestar. Así sea.          

*Si te gustó no te olvides de compartirlo y escribir lo que piensas en la caja de los comentarios. Gracias.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook Commentarios