OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

No puedo negar que toda acción ciudadana derive de una reflexión que traza los actos para lograr ciertos objetivos planteados, o no. De no ser producto de una reflexión, aún en la inconciencia, lograr las metas es lo primordial. El corto no trata de esa serie de “The Twiligth Zone”, en la que te hace vivir cosas distópicas ni aberraciones de un destino incomprensible. La dimensión desconocida de la que hablaré es simplemente de algo que no habíamos vivido antes, no estaba en el imaginario nuestro tantas cosas que se pudieran hacer y de hecho se están haciendo. Escenarios nuevos nunca antes planteados, actores cuyo desempeño no habíamos constatado antes, acciones no contempladas que pudieron haberse hecho mucho antes. Para lo anterior ejemplificaré algunas de ellas. Nunca habíamos presenciado acciones anticorrupción como ahora lo estamos presenciando, la lucha del robo de combustibles y la intensa lucha anti impunidad, la creación de una Guardia Nacional que ya empieza a tomar forma, la recuperación masiva de puestos de trabajo que duplicaban la tarea e implicaba cantidades de dinero gastado en nada, el ejercicio cotidiano de las conferencias de prensa, la apertura a la libertad de expresión, la transparencia del ejercicio gubernamental, la inversión en Pemex y la recuperación de su producción. Todo ello no lleva, indudablemente, a vivir en una dimensión desconocida.

Recuerdo la algarabía que se vivió con Fox Quezada cuando se planteaba aquello de Foxland y de la nueva moneda, todo un sueño que los mexicanos teníamos porque el hartazgo era ya una realidad y venir a ver que para pronto, el pueblo olvidó muy rápido y puso de nuevo a la pesadilla de siempre (al PRI).

Estos temas ya muy trillados nos pueden llevar a olvidar más pronto lo que nunca debemos olvidar. Por ello agradezco que me lo estén recordando todos los días.

Por ello la paradoja de que en apenas 5 meses resolveremos la problemática cuya tendencia a la alza era constante (el declive de la inversión pública desde el 2015, el aumento de la violencia y de la corrupción, etc.) y que ahora, los que nunca dijeron nada, quieran resolver todo en un santiamén es como si de pronto estuviésemos en un vídeojuego. Un ejemplo de lo anterior es pretender acabar con la violencia de un tajo, debemos recordar que la tendencia de 36 años ha venido a la alza; robos, asesinatos, saqueos, violaciones, feminicidios, etcétera.

Ahora bien, estamos siendo testigos que nadie está con los brazos cruzados esperando que un poder superior resuelva en un corto tiempo lo que hemos hecho en décadas de abandono. La dimensión desconocida que hoy vivimos es consecuencia del gran intento por querer hacer las cosas distintas, caminar un sendero nuevo con zapatos nuevos. Lo andado llama a usar los mismos zapatos.

Así que debemos entender que seguirá esta tendencia de reclamos precisamente por ese desconocimiento de una nueva dimensión. Por el bien de todos, habremos de esperar siempre lo inesperado. Así sea.

*Si te gustó no te olvides de compartirlo y escribir lo que piensas en la caja de los comentarios. Gracias.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook Commentarios