ARTURO SANTAMARIA

ARTURO SANTAMARÍA GÓMEZ

México no está mejorando económicamente como AMLO lo prometió en campaña, ni “está muy bien” como lo sostiene en sus conferencias, pero tampoco está en recesión como lo dicen muchos de sus críticos. En efecto, está creciendo menos que el último año de Peña Nieto, pero no menos que el primer año de Zedillo. Para que hubiese recesión se tendría que extender a todos los sectores de la economía y prolongarse significativamente. Si al cumplirse un año del gobierno de Morena continúa la disminución del crecimiento entonces sí, sin duda, estaremos hablando de esa situación. Sin embargo, no ayuda nada que el entorno internacional, particularmente en Estados Unidos y China, se torna desfavorable.

Sinaloa en el primer trimestre crece económicamente un poco más que la media nacional y por otro lado, los indicadores negativos de violencia mejoran parcialmente, aunque los expertos regionales hablan de que se manipulan las cifras; por ejemplo, en el robo de vehículos, que, según las denuncias, son más que los que se reportan como robados. Por otro lado, Quirino Ordaz, al igual que AMLO, es bien calificado en su desempeño por los ciudadanos sinaloenses. Esto merece un mayor análisis, pero, por lo pronto, este es el retrato que le toman las mayorías en el estado.

Coinciden las organizaciones periodísticas nacionales y extranjeras, así como muchos columnistas y reporteros, que el tono discutidor, y a veces francamente belicoso de Andrés Manuel López Obrador, no ayuda a que el Gobierno federal tenga una buena relación con la prensa ni a crear una atmósfera de mayor diálogo con los diferentes actores del escenario nacional. Es muy cierto. Pero también AMLO es, tal y como en esta misma columna lo he señalado varias veces, el Presidente más agudamente y sistemáticamente criticado, y no pocas veces vilipendiado en la historia postrevolucionaria de México. Pongo un ejemplo de crítica sobreideologizada al habitante de Palacio Nacional. Federico Reyes Heroles, un analista ampliamente leído en el País, dedicó su columna semanal a defender y elogiar durante seis años a Enrique Peña Nieto. Él reclamaba que un gran número de analistas y periodistas sólo veían las fallas, cuando, decía el hijo del mayor ideólogo en la historia del PRI, sus aciertos eran mucho más. Donde otros veían corrupción, simulación, graves equivocaciones, frivolidad, ignorancia, Federico lo ignoraba o lo minimizaba. Y, lo más sorprendente es que Reyes Heroles decía que el ex partidazo iba a ganar las elecciones y no aceptaba los resultados de las encuestas que decían lo contrario. Bueno, pues, ahora, don Federico cada semana sólo ve lo oscuro del primer Presidente tabasqueño en la historia de México. Es decir, así como Reyes Heroles, en los medios nacionales predominan los críticos sistemáticos, quienes no ven ni un acierto en lo que hace el nuevo primer Mandatario.

Nadie se salva de exhibir una preferencia ideológica en el análisis político, económico o sociológico, pero cuando no hay ni el más mínimo intento de equilibrio estamos ante la sobreideologización del discurso.

Al Gobernador Quirino Ordaz no le va tan mal en la crítica de los medios. En la televisión estatal prácticamente no existe, en la radio predominan los que lo evalúan favorablemente y en los medios escritos, si tomamos como referencia a El Debate, Noroeste, y El Sol, hay un ligero mayor equilibrio en la opinión, aunque el dueño del Tercer Piso tenga varios amigos en el diario fundado en Los Mochis y en el de cadena nacional.

***

Si se pretende regular el crecimiento urbano desbocado de Culiacán y Mazatlán, se tiene que empezar a edificar planificada y consistentemente hacia arriba.

Nuestras ciudades, como la mayoría del País, crecen horizontalmente, son chaparras. Nuestras construcciones por norma son unifamiliares. Jorge Castañeda dice en uno de sus libros que porque los mexicanos somos muy individualistas, y sí, hay mucho de eso. 

No obstante, en Mazatlán, al menos, se empieza a crecer para arriba con la construcción de condominios, pero estos no son habitados generalmente por los locales sino que se rentan a turistas. 

Bueno, al margen de lo anterior, Jorge Aviña del Águila, presidente ejecutivo del nuevo Consejo Municipal de Ordenamiento Territorial y etcétera de Mazatlán, dice que tomó por sorpresa “ a todos”, el boom inmobiliario del puerto y que por eso no se ha podido planificar adecuadamente.

Bueno, pues que me permita el nuevo funcionario decirle que este acelerado crecimiento inmobiliario ya en 2008 había captado 4 mil 567 millones de pesos en inversiones inmobiliarias, sólo interrumpidas parcialmente por dos años debido a la crisis económica que se inició en Estados Unidos. Así que, en realidad, el auge de condominios tiene más de una década. Lo que en realidad sucedió es que se dieron, y se siguen dando permisos a diestra y siniestra. Sin planificación. Y parece que así seguirá siendo.

Janet Blaser, una incansable, creativa y talentosa periodista americana, vecina y amante de Mazatlán, creó hace 10 años una ventana llamada M! por la que ha asomado la mirada amistosa de los expats, es decir, estadounidense que han decidido establecerse en México, y ahora nos presenta su primer libro que traduzco como: “Por qué nosotras partimos. Una antología de expats americanas” (o estadounidenses, como ustedes quieran). Deborah Rodríguez, una crítica literaria del prestigiado The New York Times, dice de esta obra:

“Una deliciosa, inspiradora lectura…Para todas (o todos) que han deseado mudarse a México y tener una vida diferente, ‘Por qué nosotras partimos” nos muestra que no tienes que ser rica, jubilada o loca para obedecer lo que dicta tu corazón. Obra escrita por mujeres comunes de todos los andares de la vida, las historias de este libro te dan esperanza de que tú también lo puedes hacer, de que tú también puedes dar ese salto, mudarte a México y ser feliz, así como lo son ellas”.

Esperen la próxima presentación de un libro que, a través de miradas femeninas estadounidenses, ayuda a conocernos mejor y darnos cuenta que nuestras ciudades y nuestra cultura, a pesar de nuestros pesares, sigue dando mucho a propios y foráneos que, por cierto, como Janet, cada vez son más nuestros.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook Commentarios