OSWALDO DEL CASTILLO
CORTOS REFLEXIVOS
OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA
LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Pareciera fácil convencer a todos andar por el camino que nos llevará a la salvación. Son más de 2000 años a la fecha en que el Evangelio Cristiano se ha proclamado  miles de millones de veces y aún el mundo no lo conoce. Sería una quimera haber llegado al poder y tener de pronto a todos de tu lado o al menos un mayor apoyo para poder así transformar lo que debe transformarse. Y es que debo entender que no todos desean cambiar, que no todos desean lo mismo de todos, y que nunca estarán de acuerdo con una idea progresista. Mi padre me recordaba que no a todos les agradaba la miel y que no a todos les gustaban los huevos con la yema cocida. Creí haberlo entendido, pero en veces la mente se nos cierra para dar cuenta de lo valioso que es estar despierto. Y no lo digo por los que prefieren quedarse dormidos un ratito más, ese es su gusto y su decisión.

Estoy convencido que el hombre debe tener la capacidad para dar cuenta de que algo más se necesita para lograr transformar una realidad que no es para todos lo más deseable y quizás allí está mi equivocación, que yo creo que esa es la realidad para todos y que lo que yo veo ven los demás, craso error en el que vivo.

Si estoy convencido que entre más personas trabajemos unidos más fácilmente se logrará la transformación de la realidad que nos hace ver nuestro propio destino.

Siempre pongo como ejemplo a los 10 tripulantes que navegan en una barcaza en cuyo caso hace agua. No podemos pelearnos ni negarnos a organizarnos para salvar nuestras vidas. Habrá quien desea tomar el timón por ser el que sabe a dónde llevarnos. Otros deberán trabajar en remar, otros en achicar el agua que hace la barcaza, así puede ser que logremos salvar nuestras vidas. Creo que los 10 tripulantes no todos creen en Dios, y si creen en Él quizás el musulmán tiene a un dios distinto del católico, o el de cualquier otra organización pastoral. En fin, creemos que para ciertas cosas debemos de estar unidos pues solo de esa manera podríamos llegar a buen puerto. Habida cuenta de lo anterior, resultaría verdaderamente un milagro si todos nos enfocásemos a un único fin en que concentráramos la fuerza y fijáramos la dirección correcta, incluso así, creo que nos pelearíamos, pues más de uno diría que ese no es el camino correcto. La enseñanza está precisamente en saber sortear las dificultades para avanzar e incluso, avanzar con ellas sin detenerte ni dudar si vas por el camino correcto. La vida misma nos pone en caminos diversos y los que hemos caminado un buen trecho, sabemos que no ha sido fácil avanzar para lograr nuestras metas.

Sabemos también que tuvimos que desoír a muchos para avanzar más rápido, pues vivimos la experiencia de escucharlos para luego darnos cuenta que por ese hecho, no llegué a tiempo.

Tampoco podemos gastar nuestra vida en escucharlos siempre, pues siempre habrá un momento en que nos podamos escuchar a nosotros mismos.

Aprendemos de nuestros yerros, mal o bien siempre habrá una enseñanza en los fracasos y en los éxitos, las caídas son siempre dolorosas y en ocasiones los éxitos son igualmente dolorosos. En esto último, cuando lo logras, te darás cuenta que no a todos les agrada que tengas éxito y habrá muchos que te quieran corregir cuando tengas tus propios fracasos. Pero así es la vida, siempre en busca de la verdad y ésta siempre llega al final. En ese trayecto serán muchas las mentiras con la que tendrás que enfrentarte y salir avante de ellas, de lo contrario te anclarás como esa barcaza en el atracadero. Por el bien de todos, es más fácil avanzar cuando estamos organizados, así sea.

 

*Si te gustó no te olvides de compartirlo y escribir lo que piensas en la caja de los comentarios. Gracias.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Facebook Commentarios