MCF2019

MANUEL CÁRDENAS FONSECA

En esta relación hay compromisos personales inconfesables, ruines, que provocan calamidades.

En la historia de México, desde el año 1900, a la fecha, no encuentro información que dé cuenta de una relación más cercana, de complicidades e íntima entre los presidentes de los Estados Unidos Mexicanos y de América, que la demostrada por Trump-López Obrador, pero bajo el más descarado signo de sometimiento de allende la frontera hacia el suelo patrio con un presidente mexicano que entrega todo vía el T-MEC al gusto de su majestad el imperio, protege a criminales y luego se da por ofendido.

Ni siquiera en los primeros 10 años de inicio previos al estadillo de la revolución mexicana (1910), tampoco cuando se promulgó nuestro actual basamento jurídico (Constitución de 1917), pasando por la etapa en que Miguel Alemán recibió a todo tipo de mafiosos de Cuba y Estados Unidos o cuando Salinas y Bush se repartían la nueva renta y establecían las rutas del narcotráfico con el tratado de libre comercio (TLCAN).

Ni en el más soñado idilio un presidente mexicano se ha de haber sentido más halagado por palabras expresadas en boca de un presidente de Estados Unidos que con las pronunciadas por Donald Trump a días de fenecer su mandato:

“Ajeno al enojo y la división que ha causado, Trump se dedicó a “autografiar” el muro y no escatimó elogios para su par mexicano, su amigo improbable, Andrés Manuel López Obrador. “Quiero agradecer al gran presidente de México. Él es un gran caballero, un amigo mío.(https://www.eluniversal.com.mx/mundo/trump-agradece-su-amigo-amlo-por...

13/01/2021).

Esta cita no debe ser, no, olvidada por quienes odian a Trump y la sarta de mentiras de López Obrador en contra de aquél cuando éste estaba en campaña, para luego de presidente decirse su amigo.

Claro, también dijo que no se dejaría de Trump cuando afectara los intereses “de los mexicanos” y, “pácatelas”, resultó que los intereses eran Ovidio Guzmán para luego rectificar sus aplausos por la detención de Salvador Cienfuegos (ese que no salvó a un pelotón en Culiacán y no tuvo fuego contra los criminales) y decir, una vez apretado por la mafia castrense, que era un abuso y una actuación ilegal.

Nada, resulta que los norteamericanos actuaron conforme a sus leyes, pero la amenaza de inundarlos de metanfetaminas y el levantamiento de integrantes de la cúpula castrense que tiene sujeto del “cogoyo” a López Obrador demostró su poderío. Ante esta sujeción y siendo imposible que su íntimo continúe en el poder, López Obrador y su cómplice GertzManero pretenden lavarse la cara y, ahora sí, volver a engañar, publicando un documento absolutamente censuradoy con un actuar del fiscal Gertz, quien, en su momento,cuando fue secretario de seguridad pública (administración de Fox) dejó ir al papá de Ovidio, ponen en alto riesgo a todos los mexicanos.

Es cierto que Trump en uso de sus facultades y vaya usted a saber por qué baraja de cambio o de amor ordenó regresar a Cienfuegos horas antes de iniciar el juicio conforme al debido proceso en aquel país y al poder judicial no le quedó de otra ante el retiro de los cargos, pero, habida cuenta de la sobrada información y presumible responsabilidad (no le habían permitido la libertad bajo custodia), no calla y expresa que se queda con el derecho de reabrir el caso cuando lo estimen conveniente.

Sin embargo, quién mañana asumirá la presidencia de Estados Unidos de América, y la vicepresidente, saben muy bien que sus instituciones y su poder judicial fueron tachados de tramposos inventa cargos por el presidente mexicano y por el fiscal y, este hecho, que dio la vuelta al mundo, debilita en forma muy trascendente la cara con que se presentarán ante el mundo y, además, tienen muy claro que la “coladera” a su país es la frontera con México.

Hay mucho más sobre el particular, pero creo que esto es suficiente para entender que Estados Unidos, como nación-Estado, entiende que tiene la “cola” muy sucia debido a que López Obrador los puso como chivos en cristalería por defender a su íntimo amigo Donald Trump a cualquier costo o precio por pagar.

Así pues ¿cómo se puede querer a un individuo que ama y te expone por defender a cualquier precio a tu enemigo?

Recordando el juego infantil que dice “…. El tiempo se acabó”. Se acaba mañana 20 de enero de 2021.

¡Muchas gracias y sean felices!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf