cano

APUNTE

JORGE GUILLERMO CANO

 

Culiacán de los desfiguros, Sinaloa, 23 de noviembre 2020.En efecto, el misterio se devela al inicio del comunicado que el Departamento de Justiciade Estados Unidos envió a la juez Carol B. Amon: Los Estados Unidos han determinado que consideraciones de política exterior, sensibles e importantes, tienen mayor peso que el interés del gobierno en mantener la persecución penal del acusado, bajo la totalidad de las circunstancias, y, por tanto, requiere desestimar el caso.

Evidentemente, por alguna o varias razones, la fiscalía trumpiana decidió que es más importante mantener buenas relaciones con México que enjuiciar y condenar, dado el caso, a quien habían denunciado de manera estentórea.

De esa manera al general Cienfuegos (que no se exonera, dicen los gobiernos mexicano y estadounidense) le fueron retirados los cargos que, apenas hace poco más de un mes, fueron expuestos con bombo y platillo por los fiscales gringos y ahorapuesto en libertad.

CON ESAS “CONFIANZAS”

Las dudas surgen naturalmente pues ¿cuándo le han interesado realmente al gobierno de Estados Unidos las implicaciones de política exterior con México? De siempre las han ignorado.

¿De veras nos van a convencer de que las autoridades de aquel país actúan como si las relaciones con México fueran tan importantes? ¿Hay razones para creer que el respeto es genuino o al contrario?

Que hay gato encerrado, que algo se negoció (aparte del apoyo a la candidatura trumpiana) y que el misterio no es tal, es la presunción del pueblo mexicano, quizás ya cansado de ver esas puestas en escena.

¿APARECERÁN ESAS PRUEBAS?

Ya de manera un tanto gratuita, el fiscal general de Trump, WilliamBarr, aclaró que, en acuerdo con las autoridades mexicanas, el Departamento de Justicia había proporcionado las pruebas que había recopilado contra el general Cienfuegos a los investigadores de ese país.

Es decir, que le pasan la bolita al gobierno de AMLO. 

Por su parte, la fiscalía mexicana, a cargo de Alejandro Gertz, informó que Cienfuegos llegaría a México (como llegó, directo a su casa)en calidad de lo que es: un ciudadano mexicano más, no con orden de aprehensión.

Y A VER CÓMO SE ARREGLA

Matizando, tratando de salir del paso, López Obradorasegura que no se negoció nada a cambio con el gobierno de Estados Unidos y queno hay impunidad para nadie, pero al mismo tiempo dijo:no vamos a permitir en ningún caso que se fabriquen delitos, que tiene que haber sustento y tiene que haber pruebas, y nadie, ninguna persona pueda ser víctima de una injusticia.

Sea lo que suceda, el asunto, ya de por sí comprometedor para el gobierno mexicano (la fiscalíareconoció que solicitó el regreso de Cienfuegos a México) se puede complicar aún más y la credibilidad de la llamada Cuarta Transformación sufrir serio daño. 

…Y VAMOS A VER

Si finalmente todo termina en el manto de la impunidad, si se confirman las presiones que, se ha dicho con razonable presunción, ha ejercido la cúpula militar, será muy cuesta arriba confiar en el radical discurso contra la corrupción, que hasta ahora ha sido eso: discurso.

Habrá derivaciones y consecuencias: a partir del 20 de enero del año próximo, Trump ya no estará en la Casa Blanca, ni su fiscal; estará Joseph Biden, el no felicitado por el gobierno de México, a pesar de ganar el voto popular con más de seis millones de votos y 306 delegados electorales.

EN EL TINTERO

-Hoy se cumplen 57 años del fallecimiento de Don José Cano y Cano, el de la fina estampa con el que, al decir de sus contemporáneos, era imposible entablar pleito. ¿Qué hay de nuevo por allá?

-¿Confianza de la metrópoli norteña (de común despreciativa y prepotente con su “patio trasero”) en el sistema de justicia de México? ¿Qué por eso soltaron a Cienfuegos? (…y este era un gato). 

-Como no hay lugar para la autocrítica, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, reprochó “el uso oportunista de la información para lucrar políticamente con la tragedia provocada por el Covid-19 al rebasarse las 100 mil muertes por el virus en el país”. Error, como muchos otros, además del ocultamiento de un fracaso evidente.

-En realidad no es nuevo, pero lo reitera el INEGI: en el tercer trimestre de 2020, reducido el mercado laboral, 32 millones de personas trabajaron por un ingreso inferior a los dos salarios mínimos, poco  más de 7 mil 300 pesos al mes. En obvio: no alcanza para lo básico.

-Esta columna aparece en Vértice de Sinaloa(verticedesinaloa.net); Línea Directa (https://www.lineadirectaportal.com); Didáktica (http://www.didaktica.com); Sitio Telles (http://www.jorgeluistelles.com); voces del periodista, revista del club de periodistas de México (https://vocesdelperiodista.mx) y Síntesis de prensa, de Héctor Muñoz; en twitter: @jgcano1

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..