OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

 

Ante las sorpresas que a diario vemos, pues cuando no es una cosa es otra, los pendientes que ahora podemos observar no son para menos. La cleptocracia en el saqueo del erario nacional, la impunidad que se alberga en las mentes de los que delinquen, las resistencias de los funcionarios públicos en todos los niveles de gobierno y de muchos empresarios que añoran las grandes cantidades de dineros que podían manejar a su antojo por el hecho mismo de las complicidades con los que mandan o mandaban en México, nos han dejado sin dudar un instante los muchos pendientes que no podemos dejarlos de lado por la necesidad misma de subsanar las inequidades que hacen la diferencia entre los mexicanos que viven en la opulencia, con los mexicanos que apenas viven con lo que logran obtener día con día. Muy cierto es que esos pendientes no se vislumbran como parte de un ejercicio que vincule lo que está pasando en México con lo que está pasando en el mundo. Las economías mundiales, sin excepción, están viviendo las consecuencias de no haber hecho lo que implicaba hacer para poder darle seguridad sanitaria a cada pueblo-nación para haber evitado el impacto de la pandemia, pandemia que se ha tomado como ariete político en gran parte del globo terráqueo para golpear a gobiernos que no se cuadran al control mundial, ejemplo de lo que digo es MÉXICO.

La cleptocracia y todos los que participan en una economía salvaje, en la que unos se comen a otros, no ha dejado de insistir que volvamos al sistema anterior de saqueo y abuso. Las autoridades de los estados de la república, hoy podemos ver que han estado coludidas con las organizaciones criminales en un asunto de complicidad para el manejo de efectivo que se ocupa para las campañas políticas y desde luego para el pago de todo lo que se tiene que pagar. Dineros que se encuentran en bóvedas del tamaño inimaginable como inimaginable son las cantidades de efectivo existente en ellas que poco a poco hemos observado que se mueve de un sitio a otro para el pago de los compromisos. Hoy entendemos,con la detención de ciertos personajes de la mafia política,que el efectivo nunca fue escaso y siempre abundó para comprar los votos de los electores que ansiaban los 500, los 1000 o los 5000 pesos dependiendo la calidad del voto que se compraba. No era lo mismo la compra del voto verde, que comprar el voto citadino. La campaña mediática para descarrilar el gobierno de AMLO no ha cesado un instante y es como ese motor de doce cilindros que consume volúmenes de dinero tan grandes como si fuera un carburador de 12 gargantas.

Los pendientes no se han resuelto y siguen estando pendientes y todo por la falta de una colaboración más consciente de lo que realmente debe hacerse en todo México. Tantos años de vivir en corrupción e impunidad, que nos convertimos en consumidores de ese oxigeno que produce los hermanos siameses (corrupción e impunidad) y que necesitamos para respirar libremente. Así como el capitalino que de pronto se traslada al campo y empieza a sufrir por respirar aire puro.

La corrupción y la impunidad dejaron en nuestros cuerpos y en nuestras mentes un modelo casi imposible de desmontar o de desmantelar. Habida cuenta de lo dicho, resulta toda una odisea poder evitar darle al policía la mordida que me pide por andar con aliento alcohólico, o al tránsito por haberme pasado un amarillo o al servidor público para que el trámite se más expedito. Por lo anterior, los pendientes en México no son para menos, pues de resolverlos, estaríamos limpiando la basura que nos han dejado los gobiernos anteriores, eso haría que los cochis en el corral no tuviesen más mierda que comer. Así sea.  

“Si te gustó no dudes en compartirlo, además, puedes manifestar tú opinión en la caja de comentarios. Gracias” 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.