AlfonsoAraujo

LA NUEVA NAO

ALFONSO ARAUJO

 

Como se sigue presentando ese argumento acerca de las muertes “debido a los factores de comorbilidad en México”, vamos a explicarlo de nueva cuenta. Las comorbilidades como la obesidad, afectan el pronóstico de alguien que se enferma, pero no influyen en el número de personas que se enferman. La gente no se muere en grandes cantidades por ser gorda ni por comer mal ni por ser diabética, se muere en grandes cantidades porque se infecta en grandes cantidades. Para ejemplificarlo, veamos dos casos hipotéticos:

(1) Supongamos que tienes una población de 1000, de los cuales la mitad son 

diabéticos. Se infectan 100 personas. Para 50 personas hay mal pronóstico.

(2) Ahora supongamos que tienes una población de 1000, y es 100 por ciento diabética. Pero se infectan sólo 10. Sí, mal pronóstico para todos, pero son sólo 10.

Esa es la diferencia entre contención y mitigación. Si haces contención, tratas de evitar que la mayoría se infecte y por lo tanto menos se enferman y por lo tanto menos se mueren, sin importar ningún otro factor. Si haces mitigación, simplemente vas recibiendo a los que se van enfermando y a ver cómo les va. El extremo lógico lo podemos ver con otros dos ejemplos:

(1) Tienes una población de 1 millón y una enfermedad 5 por ciento letal. Dejas que se infecte el 100 por ciento de la población, mueren 50 mil.

(2) Tienes una población de 1 millón y una enfermedad 100 por ciento letal. Dejas que se infecte el 0 por ciento de la población, mueren 0.

Ambos extremos son imposibles, claro, pero nos dan una idea clara de hacia dónde es deseable que se dirijan los esfuerzos. El virus es un bicho que se comporta igual en todos lados: al abrir un libro de medicina y buscar la letalidad del ébola, vemos que es 90 por ciento. No vemos que diga que en Rusia es 10 y en Madagascar 30. Si ahora mismo estamos teniendo esas diferencias entre países, se debe únicamente a errores de conteo y diferencias en las estrategias. 

No es que en México haya más alta letalidad, sino que hay muchísimo subregistro: no estamos viendo la extensión real de la pandemia y seguimos volando a ciegas, como lo ha dicho ayer un artículo en el periódico inglés TheGuardian. Aunado a ese subregistro, la estrategia de no contención, dejó que los casos fueran muchos y dispersos en todo el territorio, al igual que en EEUU.

Otra nota que vale la pena: La inmunidad de grupo como lo conocemos hoy en día está basada en el uso masivo de vacunas; a nadie se le ocurriría proponerla si estamos hablando de ébola o, por decir, de un virus muy nuevo.

El autor es académico ExaTec y asesor de negocios internacionales radicado en China

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.