OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

A MANERA DE ENSAYO

En su primera visita internacional como presidente de México a los EEUU, el país más poderoso hasta este momento del globo terráqueo. Visita muy polemizada por le derecha conservadora de México en un sentido de aparente defensa de nuestra soberanía nacional. Lo cierto y los hechos lo demuestran, la Oposición Moralmente Derrotada y Terriblemente Desarticulada, no ha atinado en sus acciones los golpes que muevan al tren de sus vías que lo obliguen a un descarrilamiento anticipado. 

Está claro que existe un proceso democrático para cambiar poderes en México cada determinado tiempo, y al no respetar la oposición esos plazos, las acciones por ella no se miran como tales, sino como actos de sedición y de traición a la patria; en su más vulgar categoría; golpistas.

Andrés Manuel empieza su discurso declarando el propósito real, para el Presidente de México, el haberse apersonado en ese país del Norte. La decisión del mandatario mexicano de asistir en estos momentos de campaña de Donald Trump para su reelección por 4 años más en el puesto de presidente de su país. El propósito lo deja muy claro en el primer párrafo de su discurso, empieza diciéndonos:

“Amigas y amigos.

“Celebro este encuentro con usted, presidente Donald Trump. Mi visita obedece, en buena medida, a la importancia que tiene, sobre todo, en estos tiempos de crisis económica mundial, la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

“El haber conseguido este acuerdo representa un gran logro en beneficio de las tres naciones y de nuestros pueblos.

“Como es sabido, América del Norte es de las regiones económicas más importantes del planeta. No obstante, nuestra región es inexplicablemente deficitaria en términos comerciales; exportamos al resto del mundo tres mil 579 billones de dólares, pero importamos cuatro mil 190 billones de dólares; es decir, mantenemos un déficit de 611 mil millones de dólares, lo cual se traduce en fuga de divisas, menores oportunidades para las empresas y pérdida de fuentes de empleos.” (Discurso de AMLO en su primera visita a los EEUU. 08 de julio de 2020).

Andrés Manuel toca uno de los puntos más importantes del mercado globalizado en el mundo, colocando en la realidad que vivimos la no ganancia de pertenecer al mercado internacional. El balance hecho por el gobierno de México es que perdemos con los tratados comerciales develando lo que la realidad esconde para nosotros los mexicanos una verdad que no puede mantenerse oculta por más tiempo. De nada nos sirven los esfuerzos por mejorar nuestra infraestructura si no somos capaces de obtener la ganancia deseada. Sin duda, esta declaratoria lleva un mensaje de apertura a otros comercios con los que obligadamente tendremos que sostener con otros países del orbe, lo que posiblemente no agrade a quienes tienen cooptado el comercio de México. El déficit comercial es una condición histórica que debe cambiar para poder colocarnos como un país competitivo, cosa que nunca hubiésemos pensado lograrlo si no estuviese este personaje en la nueva política comercial que impone con el carácter soberano que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos le concede al Presidente. 

Para luego, el Presidente de México interpone una solución para remediar la desventaja de México en lo que respecta al comercio mundial, nos dice:

​“El nuevo Tratado busca, precisamente, revertir este desequilibrio mediante una mayor integración de nuestras economías y mejoras en el funcionamiento de las cadenas productivas para recuperar la presencia económica que ha perdido América del Norte en las últimas cinco décadas. Baste señalar que, en 1970, la región representó el 40.4 por ciento del producto mundial y que, ahora, esta participación en la economía global ha bajado a 27.8 por ciento.” (Discurso de AMLO en su primera visita a los EEUU. 08 de julio de 2020).

Para nadie es sorpresa que la balanza comercial empezó a ser desfavorable cuando el modelo neoliberal se instaló en México por mandato en aquel entonces de quien fuera presidente el Sr. Carlos Salinas de Gortari. La entrada del primer tratado comercial de libre comercio entre los tres países del norte fue con la incipiente estructura industrial que México había empezado a desmantelar por indicaciones del mandatario de entonces. Se dijo que México ocuparía 10 años para que el TLC entrara en vigor con la toda la fuerza que representan los países industrializados, de frente a un país que había renunciado a industrializarse, bajo reserva digo esto, pues los datos duros así lo han dejado ver. La pobreza aumentó, la desigualdad social se incrementó, los abusos de los usos presupuestales fue una condición de ese nuevo modelo neoliberal, la corrupción y la impunidad fueron los hijos predilectos de esa nueva etapa que México inició con Salinas de Gortari, los Cárteles tuvieron la firma de esos gobiernos para acrecentar su fuerza delictiva y desde luego bajo el amparo del poder del vecino país del Norte.México había iniciado el proceso de liquidación de la “empresa” denominada México, desde ese momento se convirtió en una empresa de las llamadas “moribundas”. Los presidentes fungieron como gerentes obedeciendo al capitalismo salvaje que ya estaba instalado en el mundo. He hablado mucho sobre estos procesos, no es motivo de llamar a cuentas a los registros que ya están en manos de quien desee encontrarlos. Continúa el Presidente de México:   

“Por ello, el Tratado es una gran opción para producir, crear empleos y fomentar el comercio sin necesidad de ir tan lejos de nuestros hogares, ciudades, estados y naciones. En otras palabras, los volúmenes de importaciones que realizan nuestros países del resto del mundo, pueden producirse en América del Norte, con menores costos de transporte, con proveedores confiables para las empresas y con la utilización de fuerza de trabajo de la región.

“Desde luego, no se trata de cerrarnos al mundo, sino de aprovechar todas las ventajas que nos brinda la vecindad, así como la aplicación de una buena política de cooperación para el desarrollo.” (Discurso de AMLO en su primera visita a los EEUU. 08 de julio de 2020). 

Con el propósito de poder generar más beneficios para los participantes del TMEC, AMLO propone buscar una mayor producción de otros productos que pueden producirse en la línea de ensamblaje de productos necesarios para los tres países. Una idea que ha estado presente para que México evite la migración a otros países. Una política de asociación productiva en las cadenas de producción, pues lograse con la disponibilidad de todos los participantes con la idea de poder contar con las fuentes de trabajo necesarias para los mexicanos. Con esa política AMLO piensa que puede reducir la violencia en todas las figuras habidas y por haber. Para tranquilizar a un pueblo se necesita de políticas públicas que se traduzcan en acciones de gobierno. Nada se hace tan obligado que los proyectos de nación deriven de las mismas necesidades del pueblo. Por lo anterior, habremos de entender que el desarrollo del país puede ir de la mano al crecimiento del mismo, siempre y cuando, ambos se liguen al bienestar social. Es inaceptable que el enriquecimiento inexplicable de algunas familias mexicanas se siga promoviendo desde la misma estructura gubernamental; nada a la sombra del poder. Por ello la separación entre los intereses gubernamentales y los privados deben estar distanciados para evitar el daño ya visto hasta hoy día; una empresa mantenida y con falsa capacidad empresarial. Se dijo y se sigue repitiendo, que AMLO es todo menos Presidente, para ello los hechos dirán durante su periodo si fueron ciertos o simplemente es el ardor de “Andrés”. Calmar los ánimos y trabajar en lo que se debe trabajar es lo más recomendable. Nos adelanta lo siguiente:

​“Este Tratado permite atraer inversiones de otros lugares del hemisferio a nuestros países, siempre y cuando se cumpla con los principios de producir mercancías de elevado contenido regional y de procurar condiciones salariales y laborales justas para los trabajadores del país exportador o importador de bienes de consumo. 

“Es importante también señalar que, en este acuerdo, los tres países aportamos capacidad productiva, mercados, tecnología, experiencia, mano de obra calificada y terminamos complementándonos. Por ejemplo, México tiene algo sumamente valioso para hacer efectiva y potenciar la integración económica y comercial de la región; me refiero a su joven, creativa y responsable fuerza laboral. No olvidemos que la participación de los trabajadores en los procesos productivos es igual de importante que el papel de las empresas. De poco serviría tener capital ​“y tecnología, si no se cuenta con buenos obreros que se destaquen por su imaginación, su talento y su mística de trabajo.” (Discurso de AMLO en su primera visita a los EEUU. 08 de julio de 2020).

En este párrafo AMLO deja muy en claro las capacidades de nuestra fuerza laboral y lo que ella ha contribuido para que el país vecino pueda presumir lo que es. Si bien es cierto que nuestros migrantes han vivido los agravios de la discriminación racial, intelectual, de género, y de identidad nacional, también ha sido culpable de mantener los engranes industriales de ambos países del norte en movimiento. 

Desde luego AMLO no deja de lado la producción indígena de nuestras etnias, artesanías que tienen un valor sin igual en el mercado internacional y que nosotros los mexicanos, no hemos sabido reconocer. Al contrario, de lo anterior creemos que dichos trabajos artesanales son productos de clases sociales de menor calidad humana, lo que nos convierte en discriminantes de nuestra propia raza. Trabajos que adquirimos con una condición de baja calidad por conveniencia, no teniéndola y aparte regateando su valor hasta despojar a su productor de la ganancia bien merecida. Sin duda que la cultura mixteca, zapoteca y todas las demás han soportado este agravio, pero principalmente por nosotros mismos. Agrega el Presidente:

​“Además, con acuerdos como este y con respeto a nuestras soberanías, en vez de distanciarnos estamos optando por marchar juntos hacia el porvenir. Es privilegiar el entendimiento, lo que nos une, y hacer a un lado las diferencias o resolverlas con diálogo y respeto mutuo. 

“Ciertamente, en la historia de nuestras relaciones, hemos tenido desencuentros y hay agravios que todavía no se olvidan, pero también hemos podido establecer acuerdos tácitos o explícitos de cooperación y de convivencia; por ejemplo, en los años cuarenta del siglo pasado, durante la Segunda Guerra Mundial, México ayudó a satisfacer la necesidad de Estados Unidos de materias primas y lo respaldó con mano de obra de los trabajadores migrantes, que fueron conocidos como “braceros”.

“Desde entonces y hasta la fecha, hemos venido consolidando nuestras relaciones económicas y comerciales, así como nuestra peculiar convivencia, a veces de vecinos distantes y otras de amigos entrañables.” (Discurso de AMLO en su primera visita a los EEUU. 08 de julio de 2020).

Podríamos entender este párrafo como un borrón y cuenta nueva, sin embargo a mi forma de entenderlo es una advertencia que debe considerarse con seriedad. En aquél entonces los “braceros mexicanos” fueron sujetos que buscaban el sueño americano, un sueño basado en imaginarios de riqueza y abundancia, de solvencia y seguridad social, de economía y estabilidad social. Si bien es cierto hay 38 millones de mexicanos involucrados en actividades de todo tipo, sin embargo la seguridad en extremo abusiva del gobierno de Trump y antes de Obama y antes de todos los demás, no ha sido en absoluto un beneficio que podamos presumir como justo. Ciertamente México recibe un promedio de 38 mil millones de dólares anuales por remesas de migrantes que alivian en parte la economía mexicana, pero esto pudiera ser tres o cuatro o cinco veces más si realmente se le pagara al migrante lo que ellos les pagan a sus trabajadores. Los migrantes son vistos como indocumentados y bajo esa reserva viven amenazados por todo tipo de autoridades y empleadores. Sigue en su discurso:     

​“También, como es sabido, la historia, la geopolítica, la vecindad y las circunstancias económicas de ambas naciones han impulsado de manera natural un proceso de migración de mexicanas y mexicanos hacia Estados Unidos y se ha conformado, aquí, una comunidad de cerca de 38 millones de personas, incluyendo a los hijos de padres mexicanos. Se trata de una comunidad de gente buena y trabajadora que vino a ganarse la vida de manera honrada y que mucho ha aportado al desarrollo de esta gran nación. Asimismo, en México, más que en ningún otro país del mundo, viven y forman parte de nuestra sociedad un millón y medio de estadounidenses. De modo que estamos unidos, más que por la proximidad geográfica, por diversos vínculos económicos, comerciales, sociales, culturales y de amistad.” (Discurso de AMLO en su primera visita a los EEUU. 08 de julio de 2020).

AMLO le recuerda no solamente al presidente Trump que su familia fue migrante y que vivió quizás las mismas circunstancias de cuando Trump era pequeño, sino también que debe ser consecuente con la propia naturaleza de ese país al llamarse Estados Unidos de América. Sin embargo ante esa realidad AMLO no deja el hueco por donde alguien pudiera meterse para socavar la relación que el Presidente mexicano, con la diplomacia consabida, quiere dejar en ese país del Norte. La vecindad puede en algunos momentos confundirse con hermandad, lo que significaría que entre familia siempre habrá pleitos y desavenencias, lo usual en todas las familias. No por ello, se tendrá siempre que lidiar con problemáticas que agrien las relaciones entre ambas naciones, por ello el dialogo siempre será el mejor camino para resolver esos conflictos. La ubicación geográfica de nuestro país les significa mucho para ellos, pues somos una frontera de mar a mar lo que implica contemplar una vulnerabilidad para todo y es por ello que debe observarse con mayor cuidado la política migratoria. Son de los que acuerdan que debe haber muros, pero si existe la cooperación mutua, con ello pudiera resolverse en gran parte todo este asunto que se genera en los países que buscan migrar a un mejor país que les garantice vivir como ellos desean vivir. Concluye:

​“Presidente Trump:

​“Como en los mejores tiempos de nuestras relaciones políticas, durante mi mandato como presidente de México, en vez de agravios hacia mi persona y, lo que estimo más importante, hacia mi país, hemos recibido de usted, comprensión y respeto.

“Algunos pensaban que nuestras diferencias ideológicas habrían de llevarnos de manera inevitable al enfrentamiento. Afortunadamente, ese mal augurio no se cumplió y considero que hacia el futuro no habrá motivo ni necesidad de romper nuestras buenas relaciones políticas ni la amistad entre nuestros gobiernos.

“El mejor presidente que ha tenido México, Benito Juárez García, pudo, como usted lo mencionó, entenderse con el gran presidente republicano Abraham Lincoln. Recordemos que este gran líder histórico estadounidense, el impulsor de la abolición de la esclavitud, nunca reconoció al emperador Maximiliano, impuesto en México con la intervención del poderoso ejército francés. No es casual que Juárez haya lamentado el asesinato de Lincoln, diciendo: “He sentido profundamente esta desgracia porque Lincoln, que con tanta constancia y decisión trabajaba por la completa libertad de sus semejantes, era digno de mejor suerte...”.

“Lo mismo sucedió con la espléndida relación que mantuvieron, a pesar de las circunstancias difíciles, el presidente demócrata Franklin Delano Roosevelt y nuestro presidente patriota, el general Lázaro Cárdenas del Río. 

“En los días posteriores a la expropiación petrolera, en una carta, el general Cárdenas reconoció el buen entendimiento bilateral de la siguiente manera:

Mi gobierno considera que la actitud asumida por los Estados Unidos de Norteamérica, en el caso de la expropiación de las compañías petroleras, viene a afirmar una vez más, la soberanía de los pueblos de este continente, que con tanto empeño ha venido sosteniendo el estadista del país más poderoso de América, el excelentísimo señor presidente Roosevelt.

“De modo que, guardadas todas las proporciones y en circunstancias sin duda distintas, la historia nos enseña que es posible entendernos sin prepotencias o extremismos.

“Ahora que decidí venir a este encuentro con usted, presidente Trump, en mi país se desató un buen debate sobre la conveniencia de este viaje. Yo decidí venir porque, como ya lo expresé, es muy importante la puesta en marcha del Tratado, pero también quise estar aquí para agradecerle al pueblo de Estados Unidos, a su gobierno y a usted, presidente Trump, por ser cada vez más respetuosos con nuestros paisanos mexicanos.

​“A usted, presidente Trump, le agradezco su comprensión y la ayuda que nos ha brindado en asuntos de comercio, petróleo, así como su apoyo personal para la adquisición de equipos médicos que necesitábamos con urgencia para tratar a nuestros enfermos del COVID-19.

“Pero lo que más aprecio, es que usted nunca ha buscado imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía. En vez de la Doctrina Monroe, usted ha seguido, en nuestro caso, el sabio consejo del ilustre y prudente George Washington, quien advertía que “las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos”. Usted no ha pretendido tratarnos como colonia, sino que, por el contrario, ha honrado nuestra condición de nación independiente. Por eso estoy aquí, para expresar al pueblo de Estados Unidos que su presidente se ha comportado hacia nosotros con gentileza y respeto. Nos ha tratado como lo que somos: un país y un pueblo digno, libre, democrático y soberano.

¡Que viva la amistad de nuestras dos naciones!

¡Que viva Estados Unidos de América!

¡Que viva Canadá!

¡Que viva nuestra América!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

Estados Unidos de Norteamérica, 8 de julio de 2020.”(Discurso de AMLO en su primera visita a los EEUU. 08 de julio de 2020).

En esta despedida surge algo que debemos entender con mayor amplitud. Trump en su campaña hizo declaraciones que no nos gustaron a los mexicanos y que de alguna manera se ganó la antipatía de millones, al menos la mía propia. Sin embargo AMLO le hace una demostración de momentos históricos para quizás hacerle ver cuál es la historia que Trump desea para Él. Sin duda que al traer esos dos momentos en distintas épocas, fue para dimensionar cada etapa que hemos vivido en conflicto y cómo la hemos resuelto. AMLO dejó muy en claro que el respeto a la soberanía es condición de la buena relación de vecindad, de amistad o de familia. Que la cooperación y el dialogo serán siempre el mejor camino para resolver las diferencias que ambos países pudiesen tener. AMLO dijo que el intervencionismo nunca será el camino para estos dos países.

Lleva consigo una comitiva valiosa que representa sin duda alguna la parte esencial del motor transformador de nuestra economía y la pone en un momento crucial para mandar el mensaje que podemos tener vínculos comerciales de intercambio, siempre y cuando se atengan a las condiciones que las leyes mexicanas establezcan para su desarrollo. México dejó de ser el país de la conquista y se suma en el concierto internacional como un país que da muestras de cooperación y de buenas relaciones. No escatimó en ningún momento que el modelo que más interesa a México es el de la libertad de autogobernarnos. Además de mandar el mensaje que seremos en un tiempo, quizás corto, autosuficientes en algunas de las cosas que hoy dependemos, principalmente de las energías y combustóleos. Trump no vio en definitiva a un AMLO pusilánime como vio a Peña Nieto y como lo fueron los anteriores gerentes que tuvieron la desdicha de haber decidido tantas cosas que nos dañaron por mucho tiempo.

Los viva son la muestra del interés de AMLO de privilegiar a México ante cualquier cosa o situación. Así sea.     

“Si te gustó no dudes en compartirlo, además, puedes manifestar tú opinión en la caja de comentarios. Gracias” 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.