OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Hay sin duda muchos personeros de la comunicación que alegan tantas cosas, que de tantas que alegan, se pierde el destino del mensaje. Hay otros que piensan que seguimos igual o peor que antes, a lo que me lleva irremediablemente a cuestionarme a mí mismo. Conjeturar o hacer conjeturas de la realidad en cuanto a que si han cambiado o no las cosas, puede llevarnos a ejercicios inútiles que perdamos más tiempo del poco tiempo que tenemos. La revisión de lo cotidiano es un ejercicio del intelectual que se obliga a hacer para dar cuenta de las diferencias que existen entre el ayer y el ahora que se vive. En esa libertad de expresión, muy vapuleada por cierto, por considerar el que escribe esto, como libertinaje de la expresión. O como alguien se refirió hará unos días como el sicariato de la comunicación, que por cierto muchos se ofendieron. ¿Cómo les llamaría usted a todos aquellos que matan la verdad a diario por golpetear, solamente, a la 4T?

Término fuerte para denostar a quienes usan los medios para asesinar a la verdad o revivir a la mentira. Lo cierto y habremos de aceptarlo, nos guste o no, ha habido un abuso de la información considerada como mentira o Fake News, llevando a los interpósitos de la información o representantes o dueños de los medios al extremo de desconfiar de ellos. Sin duda que los tiempos son convulsos en todos los sentidos, en la economía, en la salud, en la tecnología, en lo social, en lo cultural. Los tiempos, y hablo en plural, por el hecho mismo que no hay un solo tiempo para todo. Existen tiempos que habremos entender para poder actuar en las dimensiones que no nos son ajenas. Hay un entrechocar de intereses, que a medida que los tiempos transcurren, se van decantando dejando así el interés principal de todo lo que está sucediendo en México. La parafernalia gubernamental, en el aparato judicial, nos va llevando de la mano como el lazarillo al ciego, para no golpearnos abruptamente con la realidad que se aproxima. 

Realidad oculta por muchos años en aras de defender a la propia falsedad de las cosas. Ayotzinapa es finalmente una fosa abierta en la que podemos ver no solamente el cuerpo del delito, sino toda la complicidad y estrategia de estado para trasgredir la voluntad y la libertad de nuestro pueblo. Siempre se ha dicho que cuando hay voluntad de descubrir o de no ocultar, la verdad saldrá avante como un ejército en la ofensiva del ataque. Construir verdades con medias mentiras, o mentiras con medias verdades, dejó de ser una práctica útil que se usaba o se usó por décadas en el México contemporáneo. El cambio de luces es una señal irrefutable de que un camión cargado viene de frente hacia algunos del sexenio Legión de Peña que los embestirá con tal fuerza que habrán de tardar para respirar de nuevo. 

Ayotzinapa fue el sello del imperio de Peña Nieto que vulneró a la sociedad entera y dio un vuelco en la política social que perdurará por muchos años. Ayotzinapa no será el bastión de la política de la 4T, es el bastión de lucha de todo un pueblo que no desea más un evento de esa naturaleza. Las complicidades saldrán a la luz y veremos con claridad, incluso con precisión milimétrica, la gran mentira que se fraguara en los espacios geográficos presidenciales. Ayotzinapa no es un estandarte de lucha, es la lucha misma contra un sistema de mentiras y abusos a un pueblo que por muchos años se le ha tildado de corrupto y ladrón. Ayotzinapa encarna el dolor y el sufrimiento, el engaño y la mentira, la complicidad de un sistema Legión que nunca debe volver y que debemos enterrar para siempre. Así sea.                 

“Si te gustó no dudes en compartirlo, además, puedes manifestar tú opinión en la caja de comentarios. Gracias” 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.