OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Habremos de llamarle a las cosas como son y en México las muertes por la enfermedad de COVID-19 representan menos del 30% del total de las muertes con COVID-19. Lo dicho en las mañaneras y en las conferencias vespertinas del Dr. Hugo López-Gatell, además de en otros lugares del mundo, que el virus SAR-CoV-2, cuando ataca a una persona y lo enferma de COVID-19, hace de su sistema inmunológico un motivo real de defensa, en el caso de que no esté comprometido el paciente con otra enfermedad, y de vulnerabilidad en los casos donde existen comorbilidades en los pacientes infectados, mismas que pueden provocar el fallecimiento del enfermo por otros motivos. Sin duda la gente muere por COVID-19, principalmente las personas de edad avanzada, donde su sistema inmunológico no reacciona como el de un joven. Las demás enfermedades adicionales en un paciente con COVID-19 vulneran al enfermo y quizás ellos mueran por otros motivos, pero con COVID-19. Recordemos lo que pasó con el VIH cuando de pronto vimos millones de fallecimientos por las comorbilidades que sufrían los pacientes. De lo anterior presento algunas preguntas que pueden servir para aclarar algo de lo dicho: el traslado de un atropellado que muere en el trayecto al hospital. ¿Cómo se registra esa muerte; por atropellamiento vehicular, por estallamiento de vísceras o por un paro cardíaco? Otroejemplo: un enfermo hospitalizado por el abuso de la ingesta de alcohol que muere por cirrosis hepática. ¿Cómo se registra la muerte; por alcoholismo o por cirrosis hepática?

Las causas de muerte pueden variar en términos de losproblemas que pueden presentarse por la misma muerte. No será lo mismo que alguien empuje a una persona cuando el tren viene al encuentro de ellos; la muerte será causada por el impacto del tren, pero el acto mismo de empujarlo será la causa intencionada de arrebatarle la vida al sujeto.

Aquí podemos hacer una semejanza de lo que es el asunto que deseo que miren ustedes. Las enfermedades que comprometen al paciente en el caso de México, obedecen a una mala alimentación que provoca en los jóvenes o en las personas las llamadas comorbilidades que pueden estas dar cuenta de la calidad de vida física y emocional del sujeto a través de su vida.

Sin duda que la comorbilidad incrementa los ingresos hospitalarios y en las circunstancias actuales, con la presencia del COVID-19, el peligro de fallecimiento se incrementa. El caso México alertó al gobierno federal al estar ocurriendo tantas muertes en rangos de edades distintas en otros países donde las muertes se fijaban en personas ancianas o mayores de 60 años, caso contrario en México,que ocurrían en edades medias y hasta en adultos maduros.  

Además de lo anterior, la demasiada desinformación quealgunos medios y reporteros, empresarios, gobernantes y políticos, agregando a ello la falta de una información extendida por la raquítica estructura en la red de internet que no son informados a tiempo ni completamente, ha ayudado a incrementar el número de contagios y muertes, y como ya es sabido, hay personas que pagan para que el acta de defunción diga que murió por COVID-19, ¿Con qué propósito lo hacen?, simplemente para decir que el sistema de salud en México no sirve y que AMLO es culpable.

No olvidamos los 307 hospitales que quedaron inconclusos en el sexenio de Peña Nieto, ni olvidamos los 491 millones de dólares que Calderón pidió al Banco Mundial para enfrentar la pandemia de la influenza A- H1N1 del 2009,con el propósito de mejorar el desempeño del sistema de salud nacional, cosa que nunca vimos.

Sin quitarle ni ponerle, habremos de señalar a los verdaderos culpables de que el índice de fallecimientos se debe en parte a la guerra sucia que le hacen al presidente y desde luego a la comida chatarra que consumimos los mexicanos, además de no poder contar con un sistema de salud público eficiente con el que se pudiese atender a toda la población que lo requiriese en estos momentos de la pandemia del COVID-19. . 

Todo indica que debajo de los cadáveres que siguen acumulándose quieren ver el cadáver del Presidente. La rapacidad de algunos personajes conjuntamente con la maldad misma de los opositores, rebasa el vaso que ya llenaron ellos mismos para culpar a alguien que se encuentra en Palacio Nacional. Probablemente esa política de desdeñar las capacidades, no solamente del Presidente, sino de todo el gabinete, está sustentada en el hecho mismo de un enojo extremo de sufrimiento por haber perdido la capacidad de gobernar que antes tenían todos esos grupos que se nutrían de la corrupción. Si alguien tiene dos dedos de frente podrá ver fácilmente la lucha interesada en contra de alguien que les ha restado, no solamente poder, sino les ha tapado la noria de los recursos de donde sacaban a diario para sus vidas de lujo. El clasismo, el racismo, la discriminación y la desigualdad existentes en una clase social en México, no son asimetrías que apenas se descubren con el gobierno de AMLO, siempre existieron y las mantuvieron agazapadas quienes sufren de ellas por existir una clase social inconveniente para ellos. Los privilegios, que no son para nada despreciables y que hoy los mexicanos por vez primera estamos viendo de dónde salían, se han ido disminuyendo conforme se van descubriendo los orígenes de ellos: en los contratos de todo tipo, en las mafias, con las facturas falsas o de las llamadas factureras, en las organizaciones políticas y sociales, en los desfalcos al estado, por el no pago de impuestos, en el regreso a los empresarios del IVA y de otras cosas, en el descubrimiento de los contratos leoninos de empresas de energías “limpias” españolas y desde luego en todo donde exista un peso que puede llevárselo alguien sin rendir cuentas. Así sea.         

“Si te gustó no dudes en compartirlo, además, puedes manifestar tú opinión en la caja de comentarios. Gracias” 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.