NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica - Abirl 2018 para descarga. https://bit.ly/2rtpTfv

juan alfonso mejia
JUAN ALFONSO MEJÍA LÓPEZ 

La Secretaría de Educación Pública presentó un nuevo plan denominado Escuela al Centro. Una serie de acciones que se proponen reorganizar nuestras escuelas. Seis acciones que involucran a la infraestructura escolar, la creación de un espacio de subdirector administrativo, la ampliación de la plantilla docente, el fortalecimiento de los consejos técnicos escolares, los consejos escolares de participación social y el calendario escolar. Para este espacio, me concentro en este último aspecto. 



Aurelio Nuño Mayer propondrá al Congreso de la Unión una reforma al artículo 51 de la Ley General de Educación. El Secretario desea que las entidades federativas y las escuelas estén en posibilidad de decidir entre una calendario de 200 o 185 días. En caso de decidir por esta última opción, la jornada escolar se ampliará una hora diaria. Ambas medidas deben cumplir 800 horas de enseñanza. 



Hasta aquí todo parece impecable. Los niños sinaloenses estarían en posibilidad de asistir menos días a la escuela y sería la escuela misma quién estuviera en facultad de decidirlo. ¡¿Qué más se puede pedir?! Será por eso que diversas autoridades en nuestro estado se han pronunciado desde distintos sectores, sobre todo la rama turística, para manifestarse a favor de un calendario con menor número de días. 



Me parece que estamos ante la posibilidad de un falso dilema, si dejamos de lado el factor aprendizaje fuera del debate. Dos puntos donde llamo su atención: las horas efectivas dedicadas a la escuela y el liderazgo escolar ejercido por los directores. 



Primero, de acuerdo al Informe de Mejores Maestros para América Latina y el Caribe publicado por el Banco Mundial en 2014, México es el País con menos tiempo efectivo de aprendizaje de un estudio comparativo con Brasil, Jamaica, Perú, Colombia y Honduras. Ya no estamos hablando de Finlandia, de Francia, ni de Estados Unidos sino de naciones latinoamericanas con condiciones socioeconómicas más difíciles que las nuestras. 



De 4.5 horas al día, el tiempo efectivo de aprendizaje de los niños mexicanos es de 2.8 horas. Dicho de otra forma, nuestros niños en México y en Sinaloa pierden un día de aprendizaje efectivo cada semana, que se traduce en 40 días sin clase durante el ciclo escolar. Es decir, nuestros niños asisten realmente a la escuela, hoy por hoy, sólo 160 días al año. ¿Le vamos a reducir 15 más? ¿Qué tipo de medidas vamos a ejercer en cada plantel escolar para asegurarnos de que esta medida no terminará siendo regresiva para el aprendizaje de los alumnos? 



En estas condiciones, cuando un niño de Sinaloa y uno de alguna provincia de Corea del Sur termina sexto de primaria, el sinaloense ya se ha retrasado; su nivel es de tercero de primaria en comparación con el asiático. 



Segundo, la reforma educativa contempla entre sus diferentes mecanismos la llamada Gestión de Autonomía Escolar. El plan de Escuela al Centro representa la puesta en marcha de uno los pilares de la reforma. Otorgarle a la escuela la posibilidad de decidir sobre su calendario escolar, conjuga el texto constitucional con decisión básicas para cada plantel. Para que ello suceda, el Director necesita asumir el Liderazgo escolar. ¿Puede un director asumir dicho liderazgo si no puede premiar a un buen profesor o castigarlo en caso contrario? Lo dudo. 



Según el estudio Teaching and Learning International Survey (TALIS, 2014), los directores mexicanos carecen de cualquier facultad de decisión en su ámbito escolar. Dos de cada 10 directores, aseguran poder contratar profesores; uno de cada diez puede suspender o despedirlos; y, dos de cada diez, dicen administrar el presupuesto escolar. Decidir el calendario escolar empodera a la comunidad educativa, también debe hacerlo acompañando a sus directores. Es una oportunidad que no debemos perder. 



2016 será un año por demás interesante para llevar los beneficios de la reforma educativa hasta el salón de clases. Sinaloa debe de acelerar el paso. 



Que así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

@juanmejia_mzt