OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por lo regular enero ha significado para nosotros los mexicanos la cuesta que habremos de vencer. Como siempre enero es el mes a vencer y esto es que en enero se reflejan las alzas a los productos de la canasta básica, de los incrementos al predial, a las calcas por el derecho de circular en algún vehículo motor, el incremento a las gasolinas, al gas y a la energía eléctrica. Enero es la cuesta en la que habremos de alcanzar la cima para luego deslizarnos cuesta abajo. Por muchos años los mexicanos hemos vivido de manera insospechada la amenaza de enero y es que habremos de aceptarlo, en ese mes se impactan los aumentos de todo y claro que bajo esa amenaza hemos vivido siempre. Algo curioso está pasando en este enero del 2019, no se ha sentido la cuesta o al menos todo parece indicar que no hay cuesta y que estamos transitando por un piso parejo. Para este 2019 no hubo aumento del predial, no se quitaron los descuentos a discapacitados, jubilados y pensionados, no hubo aumento en la calca y si lo hubo es representativo. El precio de los combustibles no tuvo aumentos, al contrario disminuyeron. El fantasma de la escasez ha desparecido, al menos esa es la percepción en la ciudadanía. El índice de confianza del consumidor asegura, en cierta forma, que la gente no esconderá sus centavos bajo el colchón, lo que significa que hay confianza y seguridad en el nuevo gobierno que apenas comienza. Una gran ventaja para el comerciante-empresario-industrial que seguramente asignará mayores recursos como inversión de lo que él hace. Los nuevos proyectos de nación para el desarrollo y crecimiento generan en la ciudadanía cierta tranquilidad que se traduce en un mayor gasto y menos ahorro, por lo que la banca deberá buscar nuevas formas de adquirir sus utilidades y dejar de tenerlas en el cobro de las comisiones. La banca de desarrollo en nuestro país deber ser una realidad y con ello integrarse a los proyectos que generen mayores beneficios para todos. Tenemos la promesa de un gobierno que no robará y en tal sentido los empresarios deberán pagar sus impuestos para sumarlos a la inversión pública y poderles asegurar mejores caminos y carreteras por donde circulen sus tracto camiones, abrir rutas con mejor infraestructura y generar los círculos virtuosos que den confianza a sus inversiones. Estamos en una nueva era que puede significar a todos el verdadero cambio. La parte más efectiva en este proceso es la confianza y debemos tenerla para poderla dar. En el marco de las nuevas políticas públicas es que a partir de este año podamos vislumbrar lo que siempre deseamos para nosotros. Paz y seguridad, es el deseo que pretendemos alcanzar entre todos. Así sea.  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com