Jesusrojasrivera

JESÚS ROJAS RIVERA

La muerte nunca será oportuna decía el literato español Miguel de Unamuno, sobre todo las que se acompañan de misterio, intriga y complot. Rafael Moreno Valle y Érika Alonso murieron en Puebla a tres millas al norte del aeropuerto, el helicóptero en el que viajaban se desplomó en un campo de cultivo minutos después del despegue. El Presidente López Obrador lo anunció, los medios lo replicaron y en pocos minutos un vendaval de reacciones inundó las redes sociales en vísperas de Navidad. 

Desde legítimas expresiones de dolor, hasta las más nefastas manifestaciones de odio político. La turba sin nombre, a la que el escritor italiano Humberto Eco se refería como “la legión de idiotas” tomó por asalto las plataformas y polarizaron, como siempre, las posturas. Los opositores radicales sin más fundamento que la irracional sospecha, acusaron al gobierno de “orquestar el accidente”, mientras que los serviles y leales al Presidente compartían la absurda teoría de “la muerte fingida”.

Pero la política mexicana en su postmodernidad va así, construyendo la agenda en el falso diálogo de cuentas simuladas, de “bots” que de un lado y de otro se insultan y se escupen “verdades”. Tal es el impacto, que la propia agenda del Presidente se rige por los dichos de la turba, al menos así lo confirmó al excusar su presencia de los funerales de Estado por: “El ambiente mezquino creado por los conservadores de siempre”.

Infecto por el mismo virus el ex candidato poblano Miguel Barbosa, quien se aprontó en declarar que: “No es la primera vez que pasa un magnicidio”. Un gravísimo error que demuestra el nivel de podredumbre en la desgastada política de confrontación que el vencido mantuvo con la pareja Moreno-Alonso.

En el mismo accidente dejaron este mundo el líder de la oposición en el Senado y la Gobernadora a la que el titular del Poder Ejecutivo le regateó el triunfo aun tras la sentencia del máximo tribunal, la misma a la que su contrincante calificó como “usurpadora” y amenazó con “no dejarla gobernar”. Por eso para el colectivo es imposible sustraerse del diálogo corrosivo, porque desde los planteamientos polarizados es casi obligado tomar postura.

Después del accidente la configuración de las fuerzas políticas al interior del PAN cambian, en Tlaltenango quedaron los restos de uno de los liderazgos con mayor influencia en el blanquiazul. El ex Gobernador poblano y ex precandidato presidencial, era dueño de una buena parte del padrón de militantes activos y sus brazos políticos alcanzaban a mantener liderazgos en toda la geografía nacional. 

Los frentes de batalla del líder poblano no solo se reducían al contexto local, iban más de las reyertas por el control político de su entidad federativa. Rafael tejió fino y operó en alianza con liderazgos locales más allá de la Angelópolis, por eso Moreno Valle estaba presente en la toma de decisiones del panismo en Quintana Roo, Nuevo León, Chiapas y Sinaloa, en estos dos últimos prácticamente con el control de las dirigencias locales.

Adolfo Rojo Montoya, el verdadero poder detrás del dirigente sinaloense, se apuntaló en el liderazgo del poblano, fincó su fuerza política en el equipo del finado Senador. Lo mismo el Diputado local plurinominal Jorge Villalobos, quienes siempre mostraron abiertamente respeto y lealtad con el líder.

El futuro de la fuerza política poblana extendida por todo México está en la incertidumbre, el liderazgo centralizado que ejerció no da luz sucesoria, dentro de su círculo cercano no se asoma un perfil para proclamarse “heredero universal”. Todo pinta más bien a la fragmentación y el reacomodo de sus fuerzas afines en otros grupos políticos nacionales y locales, además de que el centro de operaciones está en franco riesgo de perderse en el concurso de las próximas elecciones extraordinarias en donde Morena ya amenazó con arrasar. En la política como en la vida, todo pasa y nada queda, descansen en paz Érika y Rafael. Luego le seguimos...

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.