cano

APUNTE 

JORGE GUILLERMO CANO

Culiacán del caos vial, los retenes, baches y topes, Sinaloa. Existen muchas razones de peso (y de pesos) para que los ahorradores se estén alejando de la banca comercial y prescindan de sus servicios. Una primera evidencia es que los bancos lucran con el dinero ajeno, en proporción desmedida y sin un sentido social del ahorro interno nacional.

En consecuencia, ello ha derivado en una clara pérdida de confianza en los bancos, que han venido operando con un estatuto de privilegio que deja a los usuarios en la indefensión (en caso de controversia) y que las condiciones impuestas, todavía, son unilaterales, abusivas y rayan en la usura.

La llevada y traída Condusef prácticamente nada resuelve y qué decir de la Profeco, inhabilitada para abordar asuntos (los desmanes bancarios contra los clientes) que en estricto le competen, pues se trata de la prestación de un “servicio” por el que se paga.

Se hace necesaria, como hace tiempo lo planteaba “El Barzón”, la integración de un amplio frente de deudores, cuya presencia tenga posibilidades reales de interlocución y actoría social, aunque el camino aún es complicado.

 

EN ESTRICTO, USURA Y AGIO

En México se da la mayor disparidad entre los intereses que se pagan al ahorrador y los que se cobran por préstamos; las comisiones son excesivas y lo que pasa con las tarjetas de crédito sería inadmisible en cualquier otro país del mundo. La banca juega con dados cargados, a ciencia y paciencia de las autoridades hacendarias.

No es gratuito que el capital extranjero que está en el negocio bancario, gana más en nuestro país que en sus matrices de Europa, Estados Unidos y Canadá.

En el colmo, muchos bancos siguen cobrando al usuario hasta por disponer de su propio dinero a más de que, con frecuencia, no tienen acceso oportuno a sus fondos. Las dudas surgen y ponen en cuestión la rectitud con que se deben manejar los recursos depositados.

En tanto, el gobierno, hasta ahora (vamos a ver qué pasa en la “cuarta transformación”) no parece dispuesto a regular los márgenes de ganancia de las corporaciones financieras que, en la práctica, disfrutan de manga ancha en todos los sentidos.

De esa manera, la modernidad (así no pase de lo declarativo) instalada en una bancarización que en muchos aspectos es innecesaria, a más de onerosa para el usuario, tiene evidentes beneficiarios (los banqueros, los dueños del dinero) en un esquema de inequidades que no ve punto de solución.

 

CON ESOS “LEGISLADORES”

Ya con su chayote navideño, las y los diputados, secretarios y asesores, del congresito de Sinaloa, que por cierto nada relevante hacen para cobrar lo que se llevan del erario, se aprestan a pasar “las fiestas”. Cuando regresen, seguirán de ídem.

Frágil se ve el liderazgo de Graciela Domínguez en la mayoritaria fracción morenista del congresito local. No le han funcionado el secretario Ríos Rojo, ni los flamantes asesores.

Y en el meretengue morenista de Sinaloa ¿Quiénes mandan? ¿Obedecen algunos o ninguno? Las divisiones afloran y ponen en riesgo un liderazgo que no se ha podido consolidar. Las causas tienen un común denominador: el usufructo de un poder relativo y sus ventajas materiales. Igual que antes.

La novatez, limitación de miras y la llegada imprevista, sin que se haya nutrido de la preparación necesaria, es lo que está configurando un verdadero desgarriate político al interior del congresito.

 

EN EL TINTERO

-Se denuncian transacciones irregulares del Invies: terrenos valuados en 30 millones de pesos, en Mazatlán, fueron comprados por el Instituto de Vivienda del Estado de Sinaloa en 55 millones, y después vendidos en 6 millones. Fue antes de irse Mario López.

-Jaime Montes Salas, coordinador estatal de Programas de Desarrollo Integral y diputado federal de Morena declara que “no están acéfalas las delegaciones (federales), no va a haber ni un solo espacio que quede sin ocupar”. Entonces ¿Para qué?

-En la “reinauguración” de la carretera Los Mochis-Topolobampo, se evidenció lo que será la relación política en lo sucesivo. Cortó el listón el gobernador Quirino Ordaz Coppel, acompañado del alcalde de Ahome, Manuel Guillermo Chapman Moreno y el coordinador de Delegaciones Federales en Sinaloa, José Jaime Montes Salas. El ambiente fue de las más ilustrativas “quedadas de bien”, como dirían en el rancho. Y así seguirán (por un tiempo).

-El pasado fin de semana, nueva reunión de periodistas con los abogados que llevarán adelante la demanda, por daño moral, a partir de la difamación y calumnias vertidas por una diputada, cuya conducta no ha sido debidamente evaluada por sus colegas legisladores, lo que implica complicidad y corresponsabilidad del congresito en su conjunto.

-La apología del narco, de la delincuencia en sí, en las series basura de Netflix, en las televisoras y peliculeras empresas: mentiras, tontería, exageraciones y clara contribución al deterioro social es lo que hacen.

-El apunte, también en “Vértice de Sinaloa” (verticedesinaloa.net); Línea Directa (https://www.lineadirectaportal.com); Didáktica (http://www.didaktica.com); Sitio Telles (http://www.jorgeluistelles.com) y en “voces del periodista”, revista del club de periodistas de México (vocesdelperiodista.com.mx).

(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.).