cano

APUNTE

JORGE GUILLERMO CANO

Culiacán del caos vial, los retenes, baches y topes, Sinaloa. Craso error se cometería en las altas esferas del gobierno si se asumen los últimos señalamientos críticos de la violencia como expresiones interesadas de parte. Se trata de una realidad irrebatible y es tiempo de examinarla con toda la atención que amerita para aplicar los correctivos que se pueda.

Durante los gobiernos del PAN, doce años, se la pasaron “argumentando” que el problema era heredado, que no se podía hacer mucho en poco tiempo, que esto y lo otro. Al final de cuentas, las cosas se pusieron peores.

Es cierto que aún no se pueden adelantar vísperas que asemejen el resultado a las fallidas gestiones del paniato, pero mal se haría si desde ya se empiezan a manejar los mismos pretextos.

Sin duda, el problema es de fondo y rebasa, por su grado de complejidad, los espacios de actuación particular, pero es igualmente indiscutible que, si se suman incapacidades, negligencias y ausencia de una voluntad tajante de corregir el estado de cosas, todo se complica aún más, si ello es dable.

Habrá que esperar, ponderar propuestas y acciones, pero también resultados. La exigencia ciudadana en ese sentido fue un referente central de las pasadas elecciones. No olvidarlo.

 

PARA DE VERAS CAMBIAR

En los tiempos por venir se tiene que atender a Perogrullo: si un funcionario no es capaz de remontar la problemática propia de su campo, así sea por el peso de las determinaciones de orden más amplio, entonces nada se va a arreglar y, en consecuencia, debe dejar su puesto a otros con mayor imaginación y sentido para enfrentar lo que parece insalvable.

Es así porque nunca es dable cancelar la búsqueda de alternativas. Desde luego, no hay garantía de solución con los cambios probables, pero no hacerlos es agregar un problema al que ya existe, cerrando otras vías.

Habrá quien diga que nos adelantamos, pero siempre es mejor advertir temprano que esperar fracasos.

 

NO SACARLE AL BULTO

Con frecuencia, los responsables, de todo nivel, del ramo de la seguridad, proceden, en sus declaraciones, de manera que incomoda seriamente a la ciudadanía porque explícitamente rehúyen ubicar la conflictiva en su dimensión correcta, y a nadie escapa que el ocultamiento de la gravedad de los hechos es también una muestra de irresponsabilidad.

Vivimos momentos en que se hace más necesario que nunca discutir de manera amplia, plural y participativa, con el concurso de todos, al margen de signos y orientaciones, una problemática que amenaza con desbordarnos sin remedio. Sería, además, un signo saludable en los tiempos que corren. Así lo creo.

 

EN EL TINTERO

-Nada más arrancar (como siempre ha sucedido) y en Morena ya se mencionan a los posibles relevos de AMLO en el 2024: Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal Ávila. Una primera lista que, desde luego, se puede modificar en los meses y años por venir. El futurismo histórico que no hace caso a transformación alguna.

-Existe la intención, incluso entre varios de quienes debieran estar en la primera línea, de tender una cortina de humo en el caso de las calumnias, difamación y daño moral que una diputada (que se dice ahora “independiente”, pero que está bajo el cobijo de Morena) causó al gremio periodístico.

-Vano intento, como ya lo dijimos anteriormente: por salud pública, la infamia no pasará y la satanización abusiva de periodistas honestos tendrá que ser sancionada.

-Y listo el chayote navideño de los diputados, secretarios y asesores, del congresito de Sinaloa (que eso es en su propia lógica) con el agravante de que nada hacen para ganarlo.

-Me piden mi opinión sobre el trato que dio AMLO a EPN en su discurso de toma de posesión: innecesario, excesivo, alejado de las formas conciliatorias que el propio ya presidente exhibe pero que en la práctica no observa. Me dirán que es parte de los tiempos, del nuevo trato y que está muy bien. Como todo, que en el terreno de la razón se dirima.

-El apunte, también en “Vértice de Sinaloa” (verticedesinaloa.net); Línea Directa (https://www.lineadirectaportal.com); Didáktica (http://www.didaktica.com); Sitio Telles (http://www.jorgeluistelles.com) y en “voces del periodista”, revista del club de periodistas de México (vocesdelperiodista.com.mx).

(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.).