Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Noviembre 2018 https://bit.ly/2zE76D0

AlfonsoAraujo

LA NUEVA NAO

ALFONSO ARAUJO

A principios de este mes se celebró en Shanghai la la expo CIIE, la Exposición de Importaciones Internacional de China, por sus siglas en inglés. Es la primera vez que se realiza y el evento, promovido por el Presidente Xi Jinping, gozó de bombo y platillo: fue el acontecimiento del año y la promoción internacional de China más importante desde la realización del G20 en 2016. Asistieron presidentes y primeros ministros de más de una docena de países, las medidas de seguridad y el centro de convenciones fueron espectaculares, y en general fue una manera de decir al mundo que el país no sólo se interesa por vender, sino ahora también por abrir sus mercados a los fabricantes de todo el mundo. Siendo una mega exposición multisectorial, hubo pabellones de Comida y Agricultura,

Servicios, Tecnología y Manufactura, y un largo etcétera.

En estos pabellones participaron casi 60 empresas mexicanas, presentes en los pabellones de Comida y Agricultura, y en el de Servicios. Los segundos incluyeron mayoritariamente agencias logísticas, de turismo, de control de calidad y de transporte. La mayoría (50), organizadas en su participación por el Consejo Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), se concentraron en el área de alimentos, que sigue siendo una importante área de oportunidad para mexicanos que buscan entrar  al mercado del dragón. Provenientes de varios estados del país pero en especial de Nuevo León, Jalisco y EdoMex, empresas pequeñas y medianas llegaron a China para promover aguacate y aceite de aguacate, café orgánico, tés herbales, tequilas y mezcales, dulces, salsas y condimentos. Los resultados son alentadores: una gran cantidad de empresas regresó a México con propuestas serias e incluso pedidos de prueba, que aunque pequeños en volumen pueden significar una cabeza de playa. De manera más significativa, en la reunión de evaluación realizada la semana pasada, más del 50% de las empresas decidieron regresar a China el año entrante, no sólo a la segunda edición del evento sino también a otras exhibiciones importantes como la Feria SIAL de Alimentos en Shanghai, el próximo mayo.

No es fácil entrar al mercado chino y menos el promover marcas específicas, lo que es bastante caro y en donde se enfrenta un mercado muy competitivo. Pero las empresas mexicanas que exploraron este año lograron buenos resultados: excelente trabajo del Comce en prepararlas para llegar no sólo con la calidad de sus productos sino con una buena plataforma común.

El autor es académico ExaTec y asesor de negocios internacionales radicado en China

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.