Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Noviembre 2018 https://bit.ly/2zE76D0

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

¿Existe en cada mexicano el conocimiento de la situación real de la economía, de la industria, de las finanzas, del mercado, del hacer político de nuestros políticos, de los legisladores, de las condiciones de pobreza en la que el pueblo se encuentra, del dispendio, de la corrupción, de la impunidad, del saqueo? y bien puedo seguir mencionando las líneas de acción en las que un gobierno debe ser calificado como excelente, bueno, regular, malo y peor.

Uno de los cuestionamientos que más ha tenido AMLO ha sido la de continuar con el ejército en las calles, que para ello, se verá obligado a cambiar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Esa acción ha sido la más criticada, pues se dice que con la modificación consolidará la acción militarizada de los anteriores expresidente que llevaron la guerra a las calles sin necesidad de ello.

Las voces se alzan, muchas de ellas negando la eficiencia que pueda alcanzar el Plan Nacional de Paz y Seguridad y otras argumentando que conforme se avanza se pueda ir logrando la paz en México, un tanto anhelada por todos.

Creo firmemente que debemos todos entender la real situación por la que pasamos los mexicanos en este mundo globalizado y llevándolo de la mano para ser entregado a los grandes capitalistas del mundo. La esencia del materialismo está en la multiplicación de los bienes y en la perpetuidad de la ganancia a manos llenas. Las finanzas mundiales se encuentran en decadencia si se insiste en la acumulación de la riqueza, si por el contrario dicha ganancia es invertida en los países de donde se genera, la riqueza se transforma en la utilidad práctica del aumento de la capacidad productiva llevando consigo el bienestar a todos. No digo que la acumulación resulte a todas luces en lo impropio del derecho a hacer de la ganancia lo que el propietario quiera hacer, aquí lo importante es entender que una ganancia desmedida o desproporcionada deteriora en gran medida las reglas del juego empresarial. Si al hecho mismo de que una ganancia pasando determinada proporción se obliga a la inversión entonces el crecimiento y el desarrollo se empareja a un gradiente productivo in creciendo siempre en el aumento de la prerrogativas sociales. El nuevo modelo económico que debiéramos tener en México debe alejarse del modelo neoliberal, en tanto que este último preferencia la propiedad en aras del empobrecimiento del resto de la población. Lo dicho es que los mandatarios han entendido el mensaje de los poderosos, que ellos necesitan adueñarse de todo cuanto puedan, pues solo así la riqueza se mantendría a salvo. Entonces los estados violentos son producto realmente de la falta de empleo y de una buena remuneración. Es tiempo que lo empresarios hagan lo propio para generar riqueza social. Siendo de esa manera, no nos preocuparía si el ejército está en las calles o acuartelados, simplemente la violencia sería un concepto entendido en los libros de texto. Por el bien de todos, dejen de acumular e inviertan para que todos podamos ganar. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com