Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Noviembre 2018 https://bit.ly/2zE76D0

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Me atrevo a afirmar que ningún plan de seguridad dará el resultado esperado por la población mexicana. Y es que en tanto la droga siga siendo el debate nacional en cuanto a su consumo libre, ya sea de manera recreativa o para la salud, el comercio de la yerba significaría enormes ganancias para quienes están metidos en el negocio de la siembra, cosecha, distribución y venta. Todo lo anterior implica desde luego enormes cantidades de recursos que deberán invertirse para completar el proceso de la siembra y hasta su consumo. Pero la seguridad no solo toca esos puntos de la droga, también abarca todo lo que tiene que ver con el resto de la delincuencia, robo, secuestro, Huachicol, trata de blancas, comercio de órganos humanos, venta de sangre, robo y venta de niños, cobro de piso, chantaje, robos domiciliarios, robo de autos, robo de arte, lavado de dinero, venta de influencias, compra de contratos, facturación falsa, contrabando de juguetes, armas, telas, pieles, joyas, comercio de carros chuecos y robados, falsificación de documentos importantes, en fin toda una gama controlada por la delincuencia organizada. En México existen organizaciones para todo, desde la clonación de películas, vídeos, software, tecnología de punta, equipos electrónicos robados. La pacificación va más allá de una mera tregua entre Cárteles o Facciones delincuenciales. Sumar voluntades para alcanzar los equilibrios necesarios y obligados para entablar contratos comerciales y dar confianza a los inversionistas no es cosa sencilla o de una formulación de tres variables. El reto es por sí mismo gigantesco. Además de los recursos económicos, se requieren recursos múltiples que deben sumarse para generar la confianza y la efectividad esperada. Si bien estamos en pañales en muchas cosas, existe ya un hartazgo en la ciudadanía que desea desesperadamente ver realizado el sueño de todos; un México que transite hacia el progreso moderado y seguro. Hay una fuerte contradicción de quienes enfrentarán a los grupos fácticos y la duda se deposita en cada línea del discurso que por un lado es mencionado y por el otro es recibido. Los cómo empiezan a abultarse como fajas de billetes de a peso. Podrán ser muchas las fajas pero con poco valor de intercambio. Claro, hay un buen principio que puede paliar a esos fenómenos de la violencia y es el desterrar de cuajo la corrupción y la impunidad, un principio básico para empezar a limpiar el o los caminos que se recorrerán. 

Limpiar las estructuras de poder de esos dos cánceres sería un buen comienzo, pero aún le deben seguir más acciones orientadas a soportar o apuntalar ese breve comienzo. El Plan Nacional de Paz y Seguridad dependerá desde su comienzo en las fuerzas armadas y en la estructura civil que se arme alrededor de los 8 ejes transversales, no hay otra forma de comenzar el sexenio de AMLO pues a saber de todos, no hay estructuras limpias y capaces de iniciar el cambio en el comienzo de su gobierno. Si la inconstitucionalidad de la Ley de Seguridad Interior fue por tener al ejército en las calles; “modifiquemos la Constitución”. Por lo tanto tendrán que comenzar con lo que existe y al tiempo y conforme se avanza, ir saneando todo lo que ha sido tocado por el sexenio LEGIÓN de Peña y sus demonios. Cualesquiera que sean las acciones del entrante gobierno, no podrá en breve, dar las cuentas que todos esperamos con ansiedad obtener. Sin embargo, se avizora un cambio de régimen que alienta y persuade la acción limpia y enriquecedora de un gobierno que promete ser distinto o diferente a los muchos anteriores, pese a la opinión contraria de muchos. Debemos esperar la originalidad de los actores que intervendrán en la ejecución del nuevo Plan Nacional de Paz y Seguridad. Por el bien de todos, vamos juntos a la pacificación nacional. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com