Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Noviembre 2018 https://bit.ly/2zE76D0

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Lo que los mexicanos siempre supimos, es hoy del conocimiento del mundo. Los expresidentes de México encabezan los Cárteles de las drogas. De allí estriba el nombre de “Delincuencia Organizada”. En el hoy y en el ahora, las cosas se pintan diferentes con las declaraciones del abogado de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, presunto culpable de la muerte del Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, acaecido ese 24 de mayo de 1993, en el Aeropuerto Internacional de Guadalajara. Supuestamente en un fuego cruzado. Según el abogado del traficante y asesino, Jeffrey Lichtman, el jefe de jefes es nada menos que Ismael “El Mayo” Zambada, libre hasta este momento por las enormes cantidades de dinero, cientos de millones de dólares, que les dieran a Felipe Calderón y a Enrique Peña Nieto para mantenerlos en libertad. Como siempre hay algo que rompe los acuerdos y Felipe Calderón y Peña aprehendieron al El Chapo y fue entregado a las mismísimas autoridades estadounidenses. En México la vox populi ha desenmascarado siempre a estos personajes de la política, en cualquier pasillo o corredor peatonal el comento ha sido que las autoridades han estado inmiscuidas siempre en el Narco Mexicano. Relación perversa si usted quiere, pero son los acontecimientos que pre configuran la mismísima realidad que vivimos los de esta nación agraviada por todos ellos. De igual manera el comento deriva hacia las fuerzas armadas y los bandos de policía en toda la nación. Nadie se escapa (políticos y funcionarios de gobierno) del señalamiento vulgar de cada ciudadano que habita estas tierras mexicanas. Hoy con un expediente de más 10 años y un poco más de 300 mil fojas derivadas de investigaciones y declaraciones de los involucrados, los Estados Unidos enjuicia a uno de sus más celebres narcotraficantes de México. La inteligencia operativa de este hombre en su logística ha demostrado ser uno de los más capaces en el ámbito delincuencial. Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, desde la edad de 12 años ha estado operando en el ámbito delictivo hasta llegar a ser el más buscado del mundo. Desde luego los señalados por el abogado Lichtman negarán las acusaciones de “El Chapo”, pero la espada de la justicia blandea sobre las cabezas de ambos expresidentes. En México decimos que “no hay fecha que no se llegue ni plazo que no se cumpla” y este enunciado muestra su veracidad en el continuum del tiempo. Habremos de constatar que lo declarado allá en los Estados Unidos tiene el peso en la justicia mexicana que reclamamos todos, pues estos personajes se cubrieron con la manta de sus respectivas verdades que los llevó a asesinar a miles de jóvenes bajo la bandera de la erradicación del narco en México. La vox populi, como ya lo mencioné, no deja de comentar que lo que realmente hicieron fue trabajar para un Cártel en específico, de allí toda la faramalla que hicieron. Las muertes no fueron virtuales, como en esos juegos de vídeos, hubo miles de familias que lloraron en aquél entonces y los siguen llorando ahora en la actualidad. La justicia llega, algunas veces tarde, pero llega. Por el bien de todos, prisión a los que realmente delinquen en México. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com