Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Noviembre 2018 https://bit.ly/2zE76D0

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA 

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Como ya lo había mencionado en algunos cortos reflexivos, no sabemos con qué sorpresa amaneceremos cada mañana que despertamos. La cloaca sigue dando mucho que decir por cada acontecimiento que se va descubriendo en esta cuenta regresiva del fin del sexenio LEGIÓN.

Ahora el descubrimiento del SAT de más de 600 mil empresas “fantasmas”. Lo fantasmagórico de todo esto es que el SAT ya sabía cuáles eran y en dónde se encuentran ubicadas. Lo mismo con la no aprobación a Peña de la cuenta pública del 2016, encontrando irregularidades por más de 600 mil millones de pesos.

Algunos miles seguramente los encontrarán en cuentas ocultas en los estados de la república, una de ellas por 100 mil millones está en Puebla, cuando era gobernador Moreno Valle. Habremos de ver cuántos de esos millones se vinieron a Sinaloa. Las ratas saldrán de sus cañerías para tratar de irse a otro lado del mundo, pues la justicia empezará a cercarlos de manera inminente.

En total desmedida vemos la actuación de los funcionarios públicos amafiados para agraviar a la nación y por supuesto a nosotros los mexicanos. CARCEL para todos ellos es lo que Juan Pueblo quiere. Y aunque duela reconocerlo, se hace obligado la aprehensión de estos personajes, incluyendo por supuesto a Peña; el cabecilla de la mafia de este sexenio llamado LEGIÓN. Para los ciegos que no quieren ver cómo se venía manejando la función pública, lo sucedido y lo que viene es un curso intensivo para conocer las intrincadas maniobras de los corruptos para llevarse, no solo el dinero, sino el futuro de los mexicanos.

Para sorpresa de todos y debemos decirlo, no solo viene Nicolás Maduro a la toma de protesta de AMLO sino también, al parecer, Trump, estarán sentaditos en dicho acto protocolario del cambio de poderes en México.

Y si, aunque haya reticencia en la venida de esos mandatarios, la Doctrina Estrada nos permite comer o desayunar con el más perverso de los mandatarios del mundo, pues de eso se trata dicha doctrina como principio, que desde el 27 de septiembre de 1930, siendo presidente Pascual Ortiz Rubio, nos rige como principio para tener adecuadas Relaciones Exteriores con el resto mundo. Esta doctrina se manifiesta en contra de que los países decidan si un gobierno extranjero es legítimo o ilegitimo, especialmente si este proviene de movimientos revolucionarios. Digo lo anterior porque hay voces que se alzan desconociendo la Doctrina Estrada y que de pronto nos vemos más autoritarios que los mismos del PRIAN, especialmente algunas voces de expresidentes y de algún otro investigador o académico, ignorantes de este principio. La Diplomacia en México se perdió con Vicente Fox cuando le dijo a Fidel Castro, mandatario de la Isla de Cuba; “come y te vas”, palabras más o palabras menos.

Asumir la responsabilidad de que debemos actuar con el pleno derecho de la no intervención en los asuntos de otros países, es que nosotros los mexicanos mantenemos privilegiado el respeto por no opinar ni enjuiciar a otros por la forma o formas en que se gobiernan, bastaría con que nosotros nos ocupemos de nuestro propio ejercicio y dar el ejemplo de la no intervención. Habida cuenta de lo anterior, entre menos opiniones a los demás, menos injerencias debemos admitir de organismos internacionales que asuman nuestra responsabilidad de autogobernarnos. Por el bien de todos, que acabe ya. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com