Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Noviembre 2018 https://bit.ly/2zE76D0

Jesusrojasrivera

JESÚS ROJAS RIVERA

Tuve el gusto de recibir la invitación para participar como tallerista en el marco de la celebración por el día de la filantropía organizada por la Junta de Asistencia Privada del Estado de Sinaloa. Muchos amigos, diversas organizaciones, con muchas ganas de ayudar. Hombres y mujeres sinaloenses dando lo mejor de sí para ayudar al prójimo.

En los talleres se habló de problemáticas y situaciones que viven las organizaciones de asistencia privada y las asociaciones civiles dedicadas al altruismo y la atención de grupos vulnerables. La economista Anabel Abarca habló sobre la gobernanza desde la sociedad civil, sobre la importancia de la participación social en las acciones y decisiones del gobierno.

Ilde Avilés compartió la importancia del mensaje asertivo, del “pitch” que permita explicar los fines que persiguen las instituciones sociales de una manera clara, breve y capaz de genera valor. La maestra Idolina de la Cerda presentó la ponencia “Cómo hacer atractivo nuestro proyecto de procuración de fondos” dirigido al financiamiento de las organizaciones que respaldan sus actividades en los recursos que donantes entregan para la realización de sus fines de alto valor social.

Mi gran amigo Cristopher Cisneros Franco, habló sobre “Un proyecto social creativo”, desde la creación de la comunicación usando herramientas creativas -vaya que lo es- para comunicar de manera visualmente atractiva los fines de la organización. “Choper Nawers” como le decimos sus amigos, habló para las organizaciones dando ideas en materia de comunicación para la incidencia, para hacer atractivos los mensajes. “Gente buena, que llame a otros a hacer y compartir cosas buenas”.

Y su servidor, que tuve la fortuna de hablar para directores y presidentes de instituciones de asistencia privada sobre la construcción en las rutas legislativas para la incidencia de las organizaciones en la toma de decisiones gubernamentales. Les presenté un modelo que describe pasoo a paso, lo que se debe hacer para incidir en el Legislativo desde la sociedad civil.

Exploramos y analizamos casos de éxito, en donde quedó de manifiesto el “sí se puede”. Por ejemplo, la participación de la Liga de la Leche en el proceso legislativo para la creación de la Ley para la Protección, Apoyo y Promoción de Lactancia Materna en Sinaloa. O la participación de la asociación civil Déjalos ir con Amor en la discusión técnica de la Ley de Voluntad Anticipada. Cuyo gran aporte fue la coadyuvar con los legisladores locales para tener una discusión pública amplia en el marco de aportaciones científicas y académicas sobre un tema complicado como la eutanasia y ortotanasia.

Mención aparte, compartí con los presentes el mayor ejemplo de incidencia de organizaciones de la sociedad en temas legislativos de los últimos años en México. Me refiero a la Ley 3 de 3, ese ejercicio de participación ciudadana que nace en el Instituto Mexicano para la Competitividad, la Coparmex, diversas universidades y organizaciones de la sociedad civil construyendo legislación  contra la corrupción.

Esa expresión ciudadana que consiguió aval de cientos de miles de firmas, formó las bases para la construcción del Sistema Nacional Anticorrupción, rompiendo el tabú legislativo que imperaba obligando a publicitar los ingresos, patrimonios, negocios y otras fuentes de riqueza así, como la declaración fiscal de los actores políticos incluyendo los diputados.

Queda mucho por hacer, mucho por construir, agradezco la invitación de la Junta de Asistencia Privada. No me queda duda, que hay gente buena trabajando desde múltiples trincheras. Reafirmo lo que siempre he creído, entre más sociedad organizada menos gobierno desorganizado. Luego le seguimos...

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.