Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Octubre 2018 https://bit.ly/2Q7Bw6I

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Por qué insistimos en irnos al pasado y recordar a los seres amados, ¿qué acaso ellos no siguen con nosotros?, ¿por qué pensamos que el pasado es siempre mejor que el presente?, ¿por qué deseamos detener el tiempo si el tiempo nunca nos detenido a nosotros?, ¿por qué nos aferramos a mantener los recuerdos cuando hay nuevos recuerdos que guardar?, ¿por qué insistimos en no dejar ir al ser amado, si ya ellos decidieron estar en otro lado?, ¿por qué deseamos con tanto fervor que sigan con nosotros y perdemos la oportunidad de estar con los que más nos necesitan? Qué no nos damos cuenta que la vida es un constante cambio y que el capullo que nos guardaba con vida era tan solo un recipiente temporal que debe ser dejado por otro. No pensemos como Coco, que si olvidamos o dejamos de recordar a nuestros seres queridos, ellos desparecerán del mundo de los muertos. La muerte en si no es como tantos dicen que es, basta con leer un poco las escrituras, un ejemplo de ello es Juan 11:25-26. Con solo haber creído que Jesús era la vida y la resurrección, con solo creer en él tiene vida eterna. En 1 Corintios 15:42-44. El que muere corrupto resucita incorruptible. Así la semilla para que dé frutos debe morir, de lo contrario sola se quedará.

El festejo del día de muertos es una tradición mexicana que nos lleva al extremo de la convivencia, pues la lápida se convierte en la mesa de los platillos que degustarán los que están en el más allá. En Juan 14:1-2, nuestro padre nos tiene preparadas las moradas a dónde iremos. Si no fuera así el mismo Jesús nos lo hubiera dicho. En Apocalipsis 21:4, nos dice que la muerte es un paso transitorio y los que ya lo dieron no tienen que ocuparse más de ello. En 1 Tesalonicenses 4:17-18, los que estamos vivos nos iremos con aquellos al encuentro del Señor y allí estaremos por siempre.

Hay un sinnúmero de partes en la biblia que nos habla de la no existencia de la muerte o de estar con Dios para siempre, a lo que presumo, por Fe, que la muerte es una categoría de transición de un estado a otro donde el espíritu vibra con el poder de Dios en el eterno descanso de nuestra almas.

Ahora que se nos acerca esta festividad del 2 de noviembre, curiosamente los recuerdos se hacen más presentes como si nos recordásemos que polvo somos y en polvo nos convertiremos, pero que nuestra alma pernoctará en las moradas que Dios nos tiene preparadas a todos los que en él morimos. Por el bien de todos, cantemos el himno de la vida. Así sea.  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com