Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Octubre 2018 https://bit.ly/2Q7Bw6I

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Pareciera que me encuentro a principios del siglo XX, donde las razas tienen su código de nobleza y separan a las personas por su sangre. Personas invadidas por el terror mismo de vivir un exterminio como los que se han vivido en el mundo ya antes. Y es que un punto de reflexión sería básico para entender el título de este corto. Son cientos los millones de personas en el mundo que viven con menos de un dólar al día. Y claro, el comerciante se pregunta, ¿qué gano yo? Si esa gente que vive con menos de un dólar diario tampoco la puedo utilizar para explotarla. ¿Si esa gente no puede consumir ni darle ganancia al rico, entonces para qué sirve? Se preguntan nuevamente los ricos. Y claro los gobiernos dicen que esa gente más que servirles, les ocasiona un costo extremadamente alto, pues no tributan, no consumen y si cuestan y demandan servicios de alto costo. 

En la lógica de la ganancia, está claro que esa clase de gente es más un costo que una utilidad. ¿Suena lógico verdad? Pues a ese extremo estamos llegando con el modelo neoliberal. Donde todo se trata de medir con el racero de la ganancia. Yo les preguntaría a esos gobiernos que tratan este asunto del exterminio en masas ¿qué están haciendo para que las masas no se encuentren ociosas y produzcan lo mínimo para solventar su propia existencia? ¿Qué inversiones están sustentadas en ganar y mantener el respeto a la dignidad humana previendo las acciones que le darán autonomía y poder para subsistir sin ocasionar un gasto más allá de un coste aceptable? ¿Qué están haciendo los gobiernos poderosos para innovar de manera permanente los procesos de producción, donde el rendimiento por ciudadano pueda ir más allá de los rendimientos decrecientes? Hemos constatado que los poderosos se cubren con la misma manta,pero hagamos un ejercicio: con 90 mil millones de dólares (1 billón 800 mil millones de pesos) que tiene Slim, se pueden construir 30 hospitales de los más modernos que hay en el mundo. Esto costaría 60 mil millones de pesos. Se construirían 200 escuelas, lo que tendría un costo de 400 millones de pesos. Se pudieran construir más de 1 millón viviendas con un costo de 200 mil millones de pesos. Se pudieran construir todos los proyectos que AMLO tiene pensado hacer con respecto al turismo que sumaría un poco más de 300 mil millones de pesos y construir 4 refinerías con un costo de 360 mil millones de pesos. A lo que sumaría 990 mil 400 millones de pesos. O sea con la mitad de su fortuna México sería una potencia mundial. Y estamos hablando de un solo hombre con el tamaño de esa fortuna, imagine usted lector si se juntaran todos los ricos de México. Pudiera ser una idea descabellada, pero dígame ¿no es descabellado que una sola persona tenga en su haber una fortuna que no podrá gastársela ni en 10 vidas más? ¿No es irracional que vivan acumulando cuando la inversión se hace más importante? Por eso debiera haber una ley que no permitiera la acumulación más allá de lo que se ocupa para mantener las inversiones en línea. En tal circunstancia se encuentra China que busca invertir cada centavo en vez de acumularlo. Por el bien de todos, más nos vale invertir que acumular. Así sea

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com