Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Octubre 2018 https://bit.ly/2Q7Bw6I

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Si el escándalo o los escándalos surgen de una comentocracia que al parecer vivía subsidiada por el gobierno federal, estatal y municipal, y que al rendir sus últimas declaratorias como despedida de lo que fue y no queremos que sea de nuevo, debemos mirar donde dicen que hay. Darles “carnita” para comentarios que pueden hacernos parecer a lo repudiado, es una señal inequívoca que algo está sucediendo con los que entrarán a modelar la Cuarta Transformación. En ocasiones muchos nos sentimos atiborrados por las críticas que pudieran parecer puntos de resistencia para evitar el embate del próximo gobierno entrante, pero algo de cierto puede haber en esas críticas que debemos parar oreja para no caer en lo antes criticado. Podemos estar seguros que los comentócratas no serán lo de antes, eso no me cabe duda, lo que debe AMLO construir es un nuevo trato social con los que se acompañará del primero de diciembre en adelante. En el quehacer gubernamental efectivamente se debe barrer de arriba para abajo, pero en la parte baja pudiera ser de un lado a otro y eso involucraría una barrida completa que no dejara rastros de suciedad. La ciudadanía no es la misma que se tenía antes del primero de julio, ahora ya nos la creemos. Andar con tiento es una forma de andar con mucha precaución. Evitar los desplantes de poder y del uso de los recursos sin justificación alguna. Cada paso de quienes ya muchos se encuentran sentados en el poder, debe ser mediado con la sana inteligencia de este momento que pudiera ser el parteaguas de una acción gubernamental o política diferente a los que hemos vivido o vivimos durante muchos años. Prestar los oídos a las quejas del ciudadano, mirar donde dicen que hay problemas, ser sensible para entender los actos viciados que enlodan el todo. AMLO deberá estar en todo, lo sé, es casi imposible, pero él debe tener los ojos y los oídos en cada lugar donde se respire la Cuarta Transformación. Nadie dijo que sería fácil, pero el compromiso que hizo con el pueblo es muy grande y creó las expectativas que nunca nadie había construido en el pueblo de México. No podemos ignorar el ruido de las piedras al rodar por el empuje del agua al correr río abajo. No podemos cerrar los ojos a cualquier clase de críticas, vengan de donde vengan; habremos de escucharlas todas. Pues la verdadera democracia no se encuentra en el hecho único de la elección, sino en el seguimiento de las acciones del gobierno para el cumplimiento de las promesas por las cuales votamos los mexicanos. La verdadera democracia está en el seguimiento mismo de los destinos del gasto, de los proyectos realizados, de las promesas incumplidas o cumplidas, del contento y del mismo descontento de la gente, de los servicios que necesitamos para vivir con dignidad, de la atención de cada funcionario que en lo local tenga la marca de la Cuarta Transformación, de la declaración de cada encargado de oficina cuando se le solicita un servicio y que en correspondencia el trato entre gobierno y pueblo sea el más terso posible. Sería imperdonable que el nuevo mandatario diera la espalda a la proclama ciudadana, que el cambio de horario de verano, que ya es una exigencia ciudadana, no sé de más. Que la tarifas eléctricas sean razonables, que el precio del combustible tienda a la baja, que el trabajo de los mexicanos tienda a la alza, que el gas y la tortilla estén al alcance de todos, que los trabajos sean mejor remunerados, que no se busque al interior de México dañar a los mexicanos. Por lo anterior, debemos estar atentos donde dicen que hay, y nunca más ignorar el grito de dolor. Por el bien de todos, primero el trabajo honesto. Así sea.       

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com