Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Octubre 2018 https://bit.ly/2Q7Bw6I

AlfonsoAraujo

LA NUEVA NAO 

ALFONSO ARAUJO

Acabo de hacer una visita a varias ciudades chinas, y esto es lo que pasó: la primera ciudad se llama Quzhou. No es una ciudad grande para estándares chinos (2 millones y pico de habitantes), pero como muchas otras ciudades de su tipo, aunque puede no tener el cosmopolitanismo y las ofertas de trabajo de Shanghai, los chinos las llaman “campeones silenciosos”. 

Esto es, que en muchas de estas ciudades están ubicadas empresas que son competidoras de talla global en sus respectivas industrias y no sólo eso, sino que son más abiertas que los grandes monstruos de las ciudades grandes, para colaborar con empresas y gobiernos de países en desarrollo.

Las tres empresas que visité en Quzhou se dedican a hacer antenas para televisión (quinta del mundo), muebles (principal proveedora para Medio Oriente) y compresores de aire (la más grande y la más avanzada tecnológicamente de China). 

Las dos primeras ya aceptaron una invitación para visitar Monterrey este mismo año y ver el potencial de invertir en fábricas ahí. La tercera, la de los compresores, visitará a principios de 20019.

De ahí pasé a Anji, otra ciudad “pequeña” famosa por sus bosques de bambú, pero que también es sede de una de las más importantes fabricantes de sillas de oficina del mundo, con calidad y diseño comparables a Herman Miller. 

Ante la invitación de explorar México, al día siguiente enviaron muestras de sus principales materias primas a Monterrey, y dentro de 8 días estará allá un primer equipo de exploración para ver posibilidades de abrir una fábrica.

Pasé luego a Hengdian, cuyo principal atractivo es ser el Hollywood de películas chinas clásicas (ahí se filmó “Héroe” de Jet Li), pero que además tiene una empresa de clase mundial, fabricante de componentes magnéticos para motores eléctricos. No sólo eso, sino que son una potencia en la fabricación e instalación de granjas solares. ¿Resultado? Estarán en Monterrey antes de que se acabe el año, con miras a colaborar con otra empresa china que ya está ahí, construyendo un parque industrial al que podrían convertir en autosustentable.

Finalmente en la ciudad norteña de Qingdao (sí, la de la cerveza), invité a una empresa más, fabricante de sistemas de purificación de aire de bajo consumo energético, que estará en Nuevo León este mismo diciembre, igualmente para explorar cómo trabajar allá.

Los gobiernos de todas estas ciudades, viendo los recientes problemas con EU, dijeron que están más que interesados en trabajar en México.

El autor es académico ExaTec y asesor de negocios internacionales radicado en China

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.