Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Octubre 2018 https://bit.ly/2Q7Bw6I

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Lo que sucede en México y a los mexicanos, no muy diferente a los del resto del mundo, es que la realidad está alterada. Hoy en el país llamado México vivimos una ilusión que no ha dejado de complicarnos la existencia y es que todo indica que no la vemos o no la queremos ver. Vivimos por muchos años a la sombra de la extorsión gubernamental, al engaño de los políticos y de muchos servidores públicos. Vivimos con el disfraz de todos, menos con la cara que debemos usar. Nos complace ocultar lo que ha sido evidente para nosotros desde hace mucho tiempo. Nuestro sistema económico y la razón misma de defenderlo, ha sido por la conveniencia individual de seguir permaneciendo en la comodidad hedonista de no mover nuestro status quo. Nos perfilamos hacia el acomodo siempre interesado de seguir gozando las canonjías alcanzadas por mucho tiempo en un sistema peculiar que abraza a todos los que están dispuestos a vincularse de manera complaciente y en entera complicidad con el sistema mismo. La situación que hoy nos abraza, en términos de la libertad, ya sea de expresión o de decisión, nos lleva a desmenuzar la realidad misma que nos envuelve y nos ata, sea por los escollos residuales que no se han dejado, en lo absoluto, para que los procesos queden en entera libertad de seguir sucediendo. Ante la posibilidad, más cierta que antes, de poder contar con procesos liberados de la complicidad y la corrupción, éstos aún atados a las viejas costumbres que las seguimos sosteniendo para impedir que el cambio llegue gradual y sistemáticamente como debiera llegar. Una realidad alterada por los intereses recalcitrantes y apegados a nosotros como el sarro a las viejas tuberías de agua. Realidad alterada por la mentira que oculta la verdad de un sistema que debamos quitar para dejar el paso libre a uno que pueda llevarnos a un cambio más verdadero. El sostenimiento de las fuerzas políticas que se encubren con el interés de pocos. Que plagados en el engaño, se piensa que pueden rescatar los lodos que han quedado embarrados de los siniestros meteorológicos ocurridos en la nación entera. Ante la gran oportunidad de reconocer el daño a la nación, se insiste en seguir soportando y cuidando el viejo pensamiento del bien individual, en lugar de resarcir ese daño y ver de manera urgente el bien colectivo. Las huestes políticas creen poder rescatar el modelo político que ya la ciudadanía ha votado porque desaparezca y que aún insisten en recuperarlo. Una realidad alterada por no desear mirar hacia adelante y empeñados a seguir mirando un pasado reciente que nadie, absolutamente nadie, más que ellos, desean que regrese, creyéndose que podrán surgir como el ave fénix. Una Realidad Alterada por muchos empresarios que en lugar de seguir un vector de frente al desarrollo y al cambio permanente, prefieren dormirse en sus laureles y apostarle al anquilosado sistema,que de suyo ya ha demostrado su agotamiento. Por el bien de todos, debemos seguir adelante con el cambio. Así sea.       

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com