OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

La fracturación hidráulica o fracking es una técnica de extracción del petróleo y gas natural. Dicha técnica consiste en la perforación de un pozo vertical u horizontal, entubado y cementado a más de 2500 metros de profundidad. El problema es que la inyección de agua a alta presión es mezclada con material apuntalante y productos químicos que contaminan el agua y que esta queda atrapada en el subsuelo pudiéndose filtrar a los mantos freáticos o acuíferos y con ello envenenar el vital líquido. Esta técnica se remonta hasta 1860 empleando por aquél entonces nitroglicerina. En la Unión Soviética, el primer pozo de fracturación hidráulica se llevó a cabo en 1952. Si bien es cierto que dicha técnica aumenta la producción de gas natural, siendo este producto uno de los más caros del mundo, también lo es que el riesgo por utilizar el Fracking puede ser devastador para los acuíferos en México, por ello, las ambientalistas no ven con  buenos ojos dicha técnica de extracción de gas y petróleo. De igual manera la extracción por ésta técnica no asegura los rendimientos que pudieran favorecer a la industria. Situación que obliga a más fracturación hidráulica y por consecuencia más riesgos de contaminación de acuíferos. En México recientemente se ha querido disponer de los recursos del agua para aplicar ésta técnica apoyada por el ex presidente Vicente Fox quien favorece la extracción de gas natural y petróleo aduciendo que el Fracking no es riesgosa y si favorece en mucho la extracción de dichos productos. Estamos claros que hay dos propuestas contrarias por el uso de la fracturación hidráulica. Recientemente el presidente electo Andrés Manuel López Obrador ha declarado que ésta técnica no se usará en México, precisamente por el riesgo tan grande de contaminación de sus aguas residuales y de los mantos freáticos o acuíferos existentes, además de arrojar al medio ambiente los productos químicos usados en la extracción. Junto con lo anterior, está la situación de los derechos del agua, que para efecto de tener certeza jurídica para las grandes compañías extranjeras se decreta la “privatización” del agua. La asignación de volúmenes del vital líquido por empresas mineras, por ejemplo. Dichas empresas requieren de poder contar jurídicamente que no habrá vedas del agua que inhabiliten la marcha continua de su uso. Recientemente Peña lanzó un Decreto de Reservas del Agua, permitiendo con ello a la Conagua garantizar los volúmenes de agua que están exigiendo las empresas mineras, petroleras y privatizadores de sistemas urbanos de agua a costa de los derechos al agua de los pueblos indígenas, los núcleos agrarios, comunidades rurales y los sectores populares urbanos. Los Decretos de Reserva quitan las vedas para extender la lógica del sistema de concesiones. La pantalla usada para lograr este Decreto de Reservas es la llamada protección del ambiente. Andrés Manuel tendrá en sus manos fomentar una nueva ley que verdaderamente proteja a las comunidades y al derecho humano al agua. Se debe tener cuidado de no caer en el derecho de las concesiones por el estado, pues de allí vendrá que empresas privadas vendan el agua a su antojo pasando por el derecho humano al agua. Poner las bases al derecho humano al agua garantiza que más delante no tengamos el problema de movilizaciones como consecuencia de agandalles de arroyos, ríos, lagos, lagunas, presas y represas. Como ejemplo, está el asunto de Guillermo Padrés en sonora, que en el 2014 fue acusado de construir una presa en uno de sus ranchos sin los permisos legales, misma que fue demolida en el 2015 por una resolución de la CNA, sin mencionar todo el conflicto generado por las comunidades a las que les quitó el vital líquido. Por el bien de todos, no más contaminación ni concesiones de nuestro tesoro líquido. Así sea.        

Feliz día raza.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com