AMBROCIO MOJARDIN

VISOR SOCIAL 

AMBROCIO MOJARDÍN HERÁLDEZ

La semana que está por terminar recibí varios mensajes de correo electrónico pidiéndome ser más explícito sobre las medidas que las personas pueden tomar para enfrentar y superar, con buena actitud, la experiencia negativa de una inundación u otro desastre natural. Quiero agradecer en principio el que se hayan dado tiempo para leerme y enviar sus comentarios por correo electrónico. Nada es más satisfactorio para quien escribe, que tener quién le lea y le retroalimente con sus comentarios.

A continuación enlisto las 10 mejores recomendaciones que la literatura en psicología ofrece para que las personas enfrenten la amarga experiencia de una inundación u otro desastre natural. No obstante cada recomendación ha sido plenamente valorada por especialistas en circunstancias de emergencia como las de un desastre natural, les invito a conocerlas con detenimiento, sin asumir que son receta, porque cada persona es diferente y reacciona de manera diferente en cada situación. 

RECOMENDACIÓN 1. Evita ver la crisis como problema insuperable. Cuando estás en medio de un desastre como el de una inundación tienes que aceptar que no la puedes detener, pero sí puedes cambiar la forma en que la ves y como la enfrentas. Intenta no quedarte en lo que estás viendo y piensa que va a haber alguna forma de salir adelante. Cuida tu integridad y la de los tuyos antes que nada, sé receptivo y atiende toda acción que minimice los efectos negativos; en cuanto se pueda, emprende y aprecia los avances en la limpieza y valora cada cosa que vayas rescatando.

RECOMENDACIÓN 2. Sé paciente en medio del caos. Puede que no sea fácil, pero haz el esfuerzo de no dejarte impresionar por los efectos del desastre y mantén una actitud positiva. No descuides tu alimentación y tu hidratación y descansa lo más que puedas para recuperarte. Si experimentas dificultades para dormir, recurre a técnicas de relajación; evita el alcohol y las drogas ya que pueden aumentar tus sentimientos de tristeza o angustia.

RECOMENDACIÓN 3. Haz conexiones sociales o activas las que tienes. En estas condiciones es fácil sentirse solo, pero no debes dar lugar a ello. Conéctate de inmediato con familiares cercanos, amigos o vecinos porque pueden darte fortaleza y apoyo. Con ello te darás cuenta de que no estás solo y quizá verás otras formas interesantes de cómo manejar la circunstancia. Los grupos de ayuda mutua pueden ser una opción muy útil. Ayudar a otros provoca sensaciones de logro y autoestima. 

RECOMENDACIÓN 4. Toma un descanso de medios y noticias. Ver repeticiones de imágenes de lo que pasó con las inundaciones puede aumentar su angustia. Los medios buscan interesar a los espectadores con los peores escenarios y eso aumenta la angustia de los damnificados. Para estar informado recurra a las fuentes oficiales de lo que hay que hacer y cómo proceder.

RECOMENDACIÓN 5. Acepta el cambio como parte de la vida. Es probable que ya no se puedan lograr ciertos objetivos debido a que su hogar y su comunidad están inundados o impedidos para ser usados temporalmente. Aceptar las circunstancias que no se pueden cambiar puede ayudarle a concentrarse en aquellas que sí se pueden. 

RECOMENDACIÓN 6. Avanza hacia tus metas. Para recuperar el ánimo y la energía, póngase metas realistas y de corto plazo. En lugar de centrarse en tareas que pudieran ser inalcanzables mejor pregúntese: “¿Qué puedo hacer hoy que me ayude a avanzar en la dirección que quiero?” 

RECOMENDACIÓN 7. Toma acciones decisivas. Actúe con decisión frente a toda situación adversa y mantenga buena actitud, tanto como le sea posible. En lugar de alejarse de los problemas y las tensiones derivados de la inundación tome medidas firmes y atiéndalas de inmediato. 

RECOMENDACIÓN 8. Busca oportunidades para el autodescubrimiento. Con las experiencias fuertes como la de una inundación, las personas aprenden algo nuevo sobre sí mismas y descubren que han crecido en ciertos aspectos. Es común que las tragedias y dificultades mejoren las relaciones con los más cercanos, se reconozca mayor fortaleza, se eleve la autoestima, se desarrolle el sentido espiritual y se aprecie más la vida. 

RECOMENDACIÓN 9. Cultive una visión positiva de Usted mismo. De frente a la adversidad vea que está saliendo adelante y que la dificultad del caso le dio más fuerza; descubrió nuevas formas para resolver problemas y eso es un logro. La experiencia amarga le hizo desarrollar confianza en su capacidad para resolver problemas y confiar en sus instintos para crear resiliencia.

RECOMENDACIÓN 10. Mantén una perspectiva esperanzadora. Una perspectiva optimista le facilitará las cosas para alcanzar nuevos logros; intente visualizar lo que quiere, en lugar de preocuparse por lo que teme. Aunque se enfrente a daños importantes por el agua y le espere una larga jornada para la limpieza, trate de ver esto en un contexto más amplio de su vida y mantenga una perspectiva de largo plazo, donde muchos de sus proyectos necesitarán fortaleza. 

En toda experiencia difícil recuerde que el tiempo pone cada cosa en su lugar, en pocos días verá que lo que vive ahora con mejores ojos. Aproveche esas habilidades exitosas que tiene para superar el desafío actual y no pierda el ánimo. 

Si a pesar de sus esfuerzos no ha podido superar los efectos de la experiencia, lo mejor es buscar ayuda profesional. Siempre habrá un especialista de la psicología u otro del área de la salud mental que podrá ayudarle. 

Encerrarse en el dolor de lo sucedido no servirá de nada. Lo mejor es enfrentarlo solo, o con ayuda, porque de ello, seguramente le quedarán muchas ganancias.

Espero que le sean interesantes y de utilidad, aunque más me gustaría que nunca las necesite. ¿O usted qué opina?

@ambrociomojardi; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.