50 AÑOS DESPUÉS; 2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA ****

MANUEL CARDENAS FONSECA

MANUEL CÁRDENAS FONSECA

De repente la “comentocracia” apoyada por el dinero atrás de bambalinas y los apoyadores de la legalización de las drogas (así, tan amplio como su codicia e imaginación lo permite) festinan una declaración del ex presidente Zedillo, sugiero sacando de contexto el todo y sólo articular una parte de su enunciado refiriendo que “seguí una política equivocada en combate a drogas”.

Lo que no dicen los de este negocio de las drogas (formal o informal), ya ven que en Sinaloa se ataca muy eficazmente la delincuencia organizada en sus variantes lo que incluye los enervantes o drogas sintéticas con laboratorios en los que nunca, al descubrirlos, atrapan una sanguijuela, aunque fuera por malicia, la trata, los desaparecidos, etcétera, lo que callan, es que para llegar a ese punto, primero hay que arreglar el andamiaje que le de sustento.

Para llegar a ese extremo de la cadena de valor y poder aplicar con orden y respeto a la ley y el control de las drogas blandas como el cannabis, primero debe imperar un estado de derecho real, tangible, situación que Zedillo expresó, en su tiempo, como la empresa o tarea a lograr.

El discurso y diagnóstico de ese grupo de pensantes pudiera ser el estado ideal, como las fantasías de Carpizo en la PGR, su teorización, pero los malandrines felices de tener un planeador que nunca “aterrizaba” y no entendía el factor humano y lo podrida de una gran parte de la sociedad metida a la empresa del enervante y sus ganancias con “front desk” empresarial, con banca aparejada y la complacencia de la agencia anti drogas de Estados Unidos de América USA (por sus siglas en inglés). Por ahí recuerdo una reunión en la que funcionarios de Estados Unidos le reclamaron a Zedillo, con pelos y señales, los volúmenes de distintas drogas que habían pasado de México a ese país y, Zedillo, con su objetividad, frialdad y buen tino, más o menos les dijo: “y si tienen cifras tan exactas de fechas y volúmenes ¿Por qué tan ineficientes en detenerlas?”. Según cuentan los trascendidos se acabó la discusión.

Habría que recordar que Zedillo llegó a la presidencia en una situación atípica y, si en condiciones normales, el que llega no puede nombrar a todos y muchos de ellos requieren visto bueno del poder real, en lo atípico de su llegada, fue acompañado, quisiera o no por filiaciones distintas a su pretensión, como pudieron ser Liévano Sáenz que venía de la sombra de Salinas, o Luis Téllez que corría en el taste de los Hank y Solana, o bien Lozano que venía del taste de Fernández de Ceballos socio y cómplice desde entonces a la fecha (aún se fotografían tomados del brazo) de Salinas de Gortari y que fue quien fue tras Raúl y le inventó pruebas, allanó propiedad privada, sembró testimonios falsos, incluyó en averiguación brujos (La Paca); y si seguimos en el tiempo llegamos a Fox que “trajo” al Procurador Militar (Macedo de la Concha) a quién le “clavaron” a sus desconocidos colaboradores, incluyendo sinaloenses, quienes duraron todo el sexenio de Fox en la PGR y el mismo Fox ni los conocía y, así, la “comentocracia” se mueve por intereses económicos, de dinero, sin escrúpulos, sin piedad al igual que sus titiriteros. Parafraseando a Clinton cuando dijo “es la economía, estúpidos” sería traducido al español cotidiano “es el dinero, pendejos”.

Así, habrá que poner orden y respeto trabajando con las futuras generaciones a partir de los que actualmente tienen menos de 10 años de edad ya que los de 11 en adelante ya saben y ya vieron la renta de la impunidad y se han formado en ese camino, y por lo que advierto, ahora se pone a Singapur de ejemplo pero no se dice cómo llegó en 20 años a su situación actual y, por lo que veo, no pretenden ese camino

Ahora entonces, tendrán que ser medidas paulatinas para incorporar a nuevas generaciones fuera de esa “renta” ilegal (trata, secuestro, robo de niños, metanfetaminas, sistema penitenciario, impunidad) para poder aspirar al final de lo que comenta Zedillo y ser ello un nuevo principio, a saber:

Que los centros “penitenciarios” dejen de ser la caja negra de muchos ex militares o militares “en retiro” y tengan bloqueadores de comunicación, así que hay que ver como se les “arrebata” esa mina de diamantes a esos señores; adicionalmente, separar a los primo delincuentes, a los sentenciados y a los en proceso, también por la competencia del delito ya que viven mezclados presuntos y sentenciados por delitos del orden federal con los del orden estatal, igual custodios y ya saben cómo se las gastan para ser detenidos y salir con comanda de trabajo, o como a los que salen los mandan con instrucciones. Mucho de la fuerza laboral son menores de edad que ante la impunidad imperante y la no aplicación de la ley, o son metidos en el negocio por los padres o se meten por su gusto y “apañan” a sus padres o tutores y éstos felices y callados pues reciben para sus “chicles” y, así, no opera la delincuencia en los principales socios comerciales. En esos países al que se atonta y lo agarran se le aplica la ley y nadie la hace de tos pues no son asuntos personales, es la “lana pendejos”. Tampoco es la felicidad de los que andan en esos negocios a costillas de la parte de la sociedad ajena al mismo.

La tipificación del delito y la obligación ahora (antes era discrecional) como delincuencia organizada pasa por fiscales a modo en las entidades federativas, y si no son a modo son cobardes o cómplices y, entonces, a pesar de que tuvieron tácticas de asalto, fueron más de tres, con arma exclusivas del ejército, etcétera, etcétera, separan los componentes y, como vimos, ahora resulta que para el señor Oso-río Chong, a quién se le perdonó todo y hasta re contrató a los despedidos, fue y es culpa de los gobernadores escondidos bajo el manto de un poder fáctico tolerado por los gobernantes federales y de otros países, contrario a la Constitución, conocido como CONAGO, y el gobierno de Estados Unidos es selectivo al través de la Agencia Anti Drogas (DEA por sus siglas en inglés) y en algunas entidades federativas ni siquiera a regidores involucrados por todos conocidos, diputados locales, federales o gerentes, perdón, gobernadores, señalan.

Para poder discutir si nuestra sociedad, ahora entonces, el país y sus instituciones con los que ostentan el encargo en las mismas, pueden pasar hacia otro plano de nuestra realidad, habría que cambiar el perfil de la fuerza laboral y las características de la aplicación de la Ley, ya ven que el señor inventor de expedientes, de la manera más grotesca e ilegal, Murillo Karam, dejó de promover en el proceso e indagatorias de varios “generales” sujetos a proceso y el gobierno de la República hasta honores les hizo, cuando que ese Procurador, tenía la obligación de impugnar y seguir todas las etapas procesales, pero no, el señor se abstuvo de promover, los liberaron, los procesos se “sobreseieron” y, acto seguido, Murillo Karam se dedicó a fabricar otras “indagatorias”.

Mientras no tengamos oferta laboral honesta y honrada en reclusorios, policías estatales y federales, centro penitenciarios, fiscalías e incluso en el poder judicial, si bien hay excepciones, consumidores maduros de lo público y lo privado, padres o tutores responsables y aptos para serlo, el Estado NO debe legalizar nada y debe sustraer de esos espacios viciados a los menores primo infractores o recurrentes y asumir la responsabilidad de su formación en sustitución de los irresponsables.

Hay más pero creo que con esto basta y, reitero, no son temas personales, es vivir con orden y respeto y bajo el imperio de la ley. En todas partes del orbe hay delincuencia, salvo tres o cuatro países como Suecia o Singapur, por citar algunos con índices muy bajos, pero en México, reconozcámoslo, la cadena de valor de la impunidad ha corroído casi todos los espacios de la actividad: ONG´s, medios de comunicación, actividad empresarial, procuración e impartición de justicia, fuerzas armadas, gobernadores, e insisto lo que en otras ocasiones he afirmado: los cambios nos los impondrán de afuera pues el dinero es el dinero y en tanto México siga siendo negocio en los términos que aspiran los del poder, lo demás es verborrea.

¡Muchas gracias y sean felices!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf