50 AÑOS DESPUÉS; 2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA ****

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Los berrinches de los senadores del PRIAN se hicieron evidentes con el retiro de sus bancadas del recinto legislativo. Todo por una iniciativa de reducir los “tiempos en tribuna” de 10 minutos a 5 minutos. Que poco aguantan, diría mi ‘ama, cuando el sermón del cura hace que salgan algunos del templo. Nada que ver el asunto de “ley” pues no se aprueba nada que restrinja las libertades de expresión. La palabra se la dejan completa, lo que se reduce es el tiempo, y si la austeridad es la propuesta nacional, por qué no reducir los tiempos de “parloteo” en tribuna. Que feo se ha de sentir ser la minoría en el senado, cuando se tenía todo para no haberlo perdido. No sé si fue una propuesta tendenciosa del Senador Martí Batres o en realidad ve que el tiempo es en verdad el recurso que más necesitarán para trabajar a toda marcha. Somos testigos de un trabajo legislativo arduo y productivo, por qué enojarse y hacerse los mártires, piensan acaso que alguien les dirá “pobrecitos” no tienen poder, denles algo. Los tiempos traen tiempos y hoy no es el momento para jugar al enojado o al ofendido, seriedad señores, dejen la cursilería para otro momento y pónganse a trabajar, la nación lo requiere y lo necesita, hay poco tiempo, así que aprovéchenlo. Entiendo el enojo de sentirse que no pueden hacer nada, pero el nada no existe cuando hay legisladores inteligentes y capaces de negociar los acuerdos que los mexicanos necesitamos.

No es el momento de caprichos y menos de los que siempre hicieron uso de la mayoría para perjudicar a una nación entera. Ya no son los tiempos de ver los colores nacionales en un partido, tenemos que mirarlos en todos los mexicanos.

La austeridad republicana va pareja y tenemos que entenderla, en otras palabras, más nueces y menos ruido. Habremos de recordar el teatro del desafuero de AMLO cuando Fox se empecinó en sacarlo del juego político. Las bancadas de izquierda no tuvieron más remedio que aguantarse el jueguito del poder que a todas luces pretendían hacer a un lado al que les estorbaba, política y económicamente hablando, esos tiempos son los que debemos recordar siempre y no las payasadas que están pretendiendo hacer los del PRIAN. No les ha caído el veinte todavía, AMLO no inicia su gestión y ya se están enfermando de “papitis”.

Yo les aconsejaría o mejor les sugeriría a los de las bancadas del PRIAN, sean más inteligentes y se lleven parte de las medallas que se ganarán en esta competencia de seis años venideros. Que los mexicanos podamos ver el lado positivo de ellos en el compromiso por reconstruir a la nación y buscar el perdón entre todos los que habitamos el territorio. Porque deben saberlo que aún no les perdonamos todo lo que nos han hecho durante tanto tiempo. Si piensan que con actuaciones de este tipo van a lograr consenso social, creo que están jugando a lo mismo que jugaron antes de perder las elecciones. Son las acciones las que definen a las organizaciones y los hechos lo corroboran. Por el bien de todos, déjense de payasadas. Así sea.     

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com