50 AÑOS DESPUÉS; 2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA ****

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Pareciera la historia sacada de un cuento de la cripta, dos tracto camiones, cuyo contenido nadie pudiera imaginarse que existiera. Más de 300 cuerpos que deambulan por las calles de Jalisco como si anduvieran buscando a sus familiares. Por tal evento el director del centro forense de Jalisco Luis Octavio Cotero fue despedido. El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses no tiene la capacidad para albergarlos. Para la sorpresa de todos, nunca pudimos imaginar que la crisis nos llevaría a disponer de “morgues móviles” para andar con ellas durante dos años por todo el estado jalisciense. Como lo mencioné en el corto del jueves 20 de septiembre, estar en bancarrota nos lleva a estos escenarios imposibles de explicarlos sin una condición como la que se dijo anteriormente: estamos en bancarrota. Al rato atenderemos a los enfermos hospitalarios en nuestra propia casa por no haber camas disponibles en los hospitales. O el de apagar los fuegos baldeando las aguas a mano. Puede leerse como exagerado esto que le comento, pero debemos aceptar que la realidad supera a la ficción. No quiero ni pensar el dolor que sentirán los deudos de esos cuerpos que ignoran sus paraderos. Tampoco imagino cuál es el acomodo de los cadáveres para que puedan almacenarse más de 150 cuerpos en cada camión. Son en verdad muchas sorpresas con las que nos hemos topado en este sexenio que se despide de manera monstruosa. No dudo que en esos camiones se encuentren los 43 de Ayotzinapa y otros tantos que no se saben de ellos. Las autoridades debieron declarar y aclarar en tiempo y forma de la escasez de los espacios en las morgues del estado y con ello evitar la vergüenza y el encono de los ciudadanos al enterarse de la situación por el medio menos indicado. La crisis gubernamental que se vive en nuestro país, no solo se da en cuestión de los dineros, sino también en el oficio mismo de sus funcionarios que no dan cuenta de la seriedad que debe tener este asunto. De pronto configuramos una acción fuera de la lógica del servicio gubernamental y no nos percatarnos de lo delicado que es, en este caso andar con dos camiones circulando por la ciudad con más de 300 cuerpos.

Lo inaudito de lo inaudito. Ahora las luces internacionales tienen otro motivo para seguir dudando de nosotros y evitar este destino turístico por muchos que pensaban vacacionar en nuestro querido México.

La falta de transparencia nos lleva a esto y más, pues de lo oculto, lo que se descubra. Así están jugando con los destinos de los mexicanos que sin recato alguno las acciones gubernamentales rompen toda lógica administrativa; dejando al azar las circunstancias que se van develando poco a poco antes de la despedida de Peña. Para muestra un botón, dicen los sastres, y en México los botones abundan en tamaños diferentes así como su colorido. Lo ocurrido en Jalisco verdaderamente nos debe asustar más que el hecho de haber declarado a México en bancarrota, si no lo estamos, entonces dígame usted lector como se le llama a esto. Antes podíamos ver la caravana artística que viajaba de ciudad en ciudad, ahora la caravana es de los muertos vivientes. Por el bien de todos, primero los dolientes. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com