Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Octubre 2018 https://bit.ly/2Q7Bw6I

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

No es lo mismo andar de un lugar a otro y sentir la fuerza de la responsabilidad, que caminar por el filo de la espada cobijado con los poderes adquiridos por la inmensa mayoría legislativa. He dicho en varios cortos que la tentación del poder nos puede llevar a actos irracionales y de mal juicio, pues la fuerza no se media por la razón, simplemente se usa por el poder mismo. La legitimidad de AMLO nadie la discute, lo que si ponemos en tela de duda es qué tan bien van actuar los legisladores para mediar este asunto del poder y dejar ver que existe un contrapeso para el ejecutivo aunque se tenga la inmensa mayoría de MORENA en ambas cámaras. Para la real actuación de un presidente que puede convertirse en tirano o en estadista, veremos la actuación en los actos de gobierno si usa la fuerza para hacer o el consenso para convencer. Sabemos que en ambas cámaras no viven inocentes ni ingenuos, que la acción misma puede ser manejada en ambos sentidos del entendimiento y que muchos ante la oportunidad de agrandar la demagogia pudieran irse de paso. Está muy claro lo que prometió en campaña y lo que no dijo, pero sobran los que quieren dar gato por liebre con el afán de sembrar semillas de maíz donde está el cártamo. He dicho que la inteligencia debe sobreponerse a la exigencia del sentir y que todos los que de alguna manera estamos inmersos en los deseos de lograr una nación fuerte para el futuro de nuestros hijos, debemos entender que no podeos perder la fuerza jalando en sentido contrario al porvenir garante de una mejor vida para todos. No seremos los aduladores de un gobierno que cambie el rumbo antes escogido y por el cual nosotros, los ciudadanos, lo elegimos como gobernante. Abanderar el movimiento en aras de alcanzar lo siempre deseado, fue, es y será la fuente de la fuerza que nos haga mantenernos unidos por siempre. Si bien AMLO tiene las riendas de un país semi destruido, implica de un esfuerzo titánico para transformarlo y eso no se hará solo, requiere de todos. Los nuevos legisladores requieren de estudio legislativo para hacer el trabajo más profesional y sin yerros que de pronto nos haga retroceder por haberlo hecho mal. Son solo 6 años con los que se cuentan, de allí es que el trabajo debe ser colegiado. Ya no nos debe preocupar si en las cámaras se vota o no por la propuesta de AMLO, eso ya lo sabemos, lo que debe ocuparnos es realmente hacer bien las cosas y proponerlas al pleno sin tacha de intereses grupales ni espurios deseos de grandeza, simplemente lo que México necesita para progresar, para lograr el desarrollo y crecer para el beneficio de todos. Por ello, tener una espada que corta por ambos lados es el peligro más grande que podamos tener, pues no basta una buena intención, sino tener el conocimiento para no fallarle a México y por supuesto a los mexicanos, entre ellos a ustedes mismos. Hay demasiados pendientes que piden con urgencia la intervención de los mejores abogados del mundo, pues rebatir o anular un contrato otorgado se requiere de un conocimiento más allá de la simple litigada del principiante. El derecho internacional es asunto que nos puede llevar al traste si no tenemos la capacidad para el litigio internacional. Hay muchos contratos que se hicieron a modo usando información privilegiada como recurso invaluable que evidencian la parte corrupta de nuestras instituciones. Hagamos del derecho internacional nuestra fuente de defensa. La soberanía de nuestro país se encuentra sustentada en el derecho de nuestra nación. Por el bien de todos, habremos de recuperar el tesoro de la nación. Así sea.     

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com