Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Octubre 2018 https://bit.ly/2Q7Bw6I

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

No existen dictaduras sin una buena parte de alabanzas y falsos reconocimientos. Las dictaduras precisan de medios masivos de comunicación que al menos le estén dorando la píldora al gobernante dictador. En su defecto, los medios masivos de comunicación del estado son los encargados de dar este servicio. Sin duda que los medios juegan un papel importante para sostener, al menos, de manera mediática, el uso del poder del dictador. En México se habla de la dictadura perfecta y es que lograr conjuntar todas las fuerzas de los distintos poderes y concentrarlas en un gobernante hace el poder: el poder supremo. Se ha hablado mucho del cuarto poder y no es fortuito que se hable de los medios masivos de comunicación como el cuarto poder pues allí radica prácticamente la desconfiguración de la realidad misma. La percepción del ciudadano de lo que ve, oye y vive, se convierte, en más de las veces, en una expresión que se replica entre los mismos de su generación, llevando opiniones muy parecidas y generalizadas al contexto que se está teniendo en ese momento. Los medios masivos, o la marca de ellos, de pronto son quienes participan, y son ellos sus representantes los encumbrados, hasta convertirse en modelos a seguir. Creando imágenes muy representativas de dichos medios. Estamos claros que esas figurillas, al igual que los medios que los representan, se convierten en el cuarto poder y de allí viene la condición de pretender salvaguardar a los gobiernos que les proporcionan los recursos necesarios para continuar sobreponiéndose a los criterios de la masa. Sus opiniones de pronto se convierten en vectores de opinión, que si bien atemperan la idiosincrasia de los mexicanos, también alienan en el buen sentir y decir, a sus oyentes o a sus lectores. La información se convierte en el poder del gobierno en turno y en el capital de los dueños masivos de comunicación. Ambos poderes se cobijan con la misma manta, en tanto que el conglomerado social pasa de un estado social a otro. Las prerrogativas que les son ofrecidas al cuarto poder de pronto es la propia existencia por la que ellos, los medios y los periodistas, darían la vida para no perderlas. La modificación que se ha venido dando en los medios y que el ciudadano entra como parte activa del cambio, mueve desde la misma raíz el concepto de los medios de comunicación.

Las redes sociales cobran sentido en los diversos canales electrónicos televisivos por donde ellos filtran en la realidad misma, la opinión que ahora cambia por ser más puntuales en el mismo ejercicio del poder. Las realidades adversas de nuestro territorio ya no es una sola construcción social, sino que en la diversidad del concepto habremos de entender que la información lleva consigo el desasosiego mismo de un cambio en el mirar de la realidad. Permitir que la opinión de muchos entre a nuestro entendimiento es ya una ganancia que no se tenía cuando en otrora el control social estaba precisamente en el poder mismo de la información. Lo que viene se ha estado dando como una amenaza latente por diversas causas, la primera, que el uso del papel impreso es ya un problema, segundo, los canales otorgados a los poderosos tienden a no ser los únicos vistos y escuchados y, tercero, la información en la redes empiezan a empujar más parejo que todo lo demás. Por lo que viene el desprecio de los medios se irá agrandando hasta no ver que la información está prácticamente al alcance de todos. Hoy lo que estamos viendo con las salidas de Andrés Manuel a dar información en las escaleras de la cuarta transformación, nos ha permitido que numerosos medios se apropien de lo que hay en el pandero presidencial y la exclusividad de la información pasó a la historia. Por el bien de todos, que la información sea para todos. Así sea.    

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com