Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Octubre 2018 https://bit.ly/2Q7Bw6I

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

2018: LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

 

Lo sucedido en Puebla y ahora en Hidalgo, suman 4 víctimas de la turba encendida. Habremos de preguntarnos qué tanta culpa tenemos los que reenviamos los vídeos de que hay secuestradores de niños en las calles. De pronto, es para muchos un juego el envío de estos vídeos que logran atemorizar a los habitantes de ciertas entidades que presumen de ignorantes y que en México abundan. Aún tengo el recuerdo de la masacre de San Miguel Canoa, municipio de Puebla. Fue un 14 de septiembre de 1968 cuando en dicho pueblo fueron masacrados 5 trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla que curiosamente iban de excursión a la Malinche y por causa de la lluvia y ya noche, para la desgracia de ellos, tuvieron que quedarse a dormir en ese fatídico pueblo.

Como siempre alguien que ve fantasmas por dónde camina y en este caso un sacerdote del lugar, instigó a los habitantes del pueblo llevando al cabo dicho asesinato de los trabajadores. Los motivos, aparentes comunistas. Dos semanas después ocurriría en Tlatelolco la masacre de estudiantes. Suceso premonitorio o no, la razón no imperó en ninguno de esos eventos que marcaron el destino de muchos y que hoy en nuestros días casi como una réplica sucesiva de movimientos telúricos sigue ocurriendo en nuestra nación. ¿Qué Ha cambiado de entonces a la fecha? Diría yo: nada. Seguimos bajo ordenamientos similares con resultados similares, la ignorancia sigue siendo el factor determinante para la ocurrencia de estos eventos. Otros dirían y ¿qué hacen las autoridades? Pues nada son de los mismos. Desde el comisario, el regidor, el alcalde o el presidente municipal o sea la autoridad, es la misma y son los mismos.

La reflexión en este corto es que sin pretender serlo nosotros, somos en parte culpables de la psicosis colectiva que nos está dando la espalda en estos momentos. Estamos prestos a reenviar dichos vídeos sin considerar el impacto que puedan tener en las manos no indicadas. Habremos de considerar y de razonar el envío de estos fake news que pueden provocar la ira y la frustración a quienes los reciben. Aunque no hay datos al respecto, si debemos ser sensibles a evitar el escándalo que provocan muchos de estos mensajes que enviamos. Por el bien de todos, primero la gente. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com