Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Octubre 2018 https://bit.ly/2Q7Bw6I

LEONEL SOLIS

LEONEL SOLÍS

En la política sin contrapesos, al igual que en un tambor vacío y tenso, un simple golpe produce un gran ruido.

1.- La semana pasada el Secretario de Educación Pública, Enrique Villa Rivera, le presentó la renuncia al gobernador Quirino Ordaz Coppel; pero como en materia de gobernabilidad nadie se va cuando quiere, no le fue aceptada.

En la audiencia se acordó que el prestigiado educador nacional continuará un tiempo más.

La decisión de renunciar de Villa Rivera se fundamentaba en el cambio forzado en la subsecretaría más importante en presupuesto y magisterio de Sinaloa: la  educación básica.

La sustitución de Uladimir Valdez Pérez Núñez, por Homobono Rosas Rodríguez, amigo del gobernador, economista inteligente y hombre de aulas en educación superior, provocó un gran ruido en el sector educativo.

Y es que en Uladimir se reconoce su trabajo teórico y práctico de la educación básica y se sabe de su fuerte amistad con Villa Rivera; surgida en la plataforma educativa, precisamente.

No se habla de otra cosa en el gremio educativo desde hace más de una semana.

2.- Los políticos profesionales siempre traen la renuncia firmada de puño y letra en

su bolsa y electrónicamente en sus ordenadores.

Otros, en el trayecto a sus oficinas, llaman a su secretari@ para preguntar si no los han sustituido.

Martha Robles y Juan Haberman empresarios (no políticos) con gran estima social y prestigio en sus respectivos campos, fueron notificados 15 minutos antes de sus cambios en Desarrollo Sustentable y Agricultura, respectivamente.

Con un rencor vivo ambos conversaron con amigos familiares y empresarios comprometidos con los proyectos de inversión y manifestaron que esas no eran las formas. En lo particular Robles Montijo juró no volver a poner un pie en Palacio de Gobierno.

Actualmente Martha vacaciona en la India y Haberman en Europa, nos informan. 

En entrevista de radio el gobernador Quirino Ordaz explicó que existen evaluaciones del trabajo de los miembros de su gabinete y, como sucede también en las empresas, con base en productividad, se toma la decisión. Sin tentarse el corazón. “No hay amigos en la administración pública”, dijo.

Hasta en los equipos de beisbol profesional, un minuto antes de que se cante el playball, se notifica a los peloteros que tienen que desvestirse, recoger sus arreos y volar a su casa y, si bien les va, a otro equipo.

3.- El presidente Enrique Peña Nieto decidió, por primera vez en seis años, que este verano no vendría a Mazatlán a jugar golf. Se fue a los campos de Punta de Mita en Nayarit.

Es una observación que a lo mejor no reviste la mayor importancia, pero tal vez tenga que ver con el estruendoso reclamo del gobierno de Sinaloa (de Quirino Ordaz, específicamente)  al gobierno federal, de destinar grandes recursos a lugares turísticos de menor propuesta que Mazatlán.

El gobernador acepta que hay destinos que compiten bien por los dineros como Cancún y Los Cabos; pero hay otros, sin gran oferta turística, que se llevan buenas tajadas sin merecerlo.

Este gobierno de Peña Nieto aprobó en el gobierno estatal anterior una buena bolsa; pero fue muy poco lo que se cumplió, con abonos a cuentagotas y a regañadientes.

Solución: “Hablar con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador en su próxima visita a Sinaloa, para plantearle esta injusticia del gobierno federal y acreditar todo lo que Mazatlán significa como ventana al mundo.

Y si el gobierno próximo no apoya que nos digan, para buscar alternativas de inversión” dijo.

En honor a la verdad, y así nos comentan, que todo lo hecho en Mazatlán  se hizo con recursos propios.

Es una cruda realidad la falta de dinero: “No hay ni para pagar los motores marinos. Lo que no pasaba en muchos años” nos comentan.

Y para acabarla de amolar el crédito aprobado de Mil 700 millones, tendrá su mayor destino en limpiar el desastre que dejó Malova en salud.

Esto nos lleva a que el plan de convertirse en un gobierno más pejista que el peje debe retomarse. Así lo hace el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro.

En Sonora es al revés: Claudia Pavlovich, la gobernadora, declara la guerra a Francisco Alfonso Durazo Montaño y a Morena en específico.

4.- Otro caso sonado fue la elección de Yadira Santiago Marcos como coordinadora del Grupo Parlamentario de Sinaloa, por Morena, en la Cámara Baja.

No le tocaba representar a los diputados federales morenistas;  pero todo tiene que ver con el nepotismo en los partidos.

En la sede de Morena se hablaba de Merary Villegas como la coordinadora natural: Experiencia legislativa, dirigente de Morena en Sinaloa y, sobre todo, porque le ganó a Juan E. Millán Pietsch, hijo de la leyenda Juan S. Millán.

Pero en la casa de transición se analizó que Merary concentraría gran poder legislativo y prestigio político.

Su mamá, Victoria Sánchez Peña, será diputada local pues le ganó a Tomás Amador, hijo de Daniel Amador Gaxiola, líder magisterial.

Y, por si fuera poco Merary, colocó en la lista plurinominal local a Mariana Rojo, esposa de su primo hermano cercano Iván Bautista Sánchez.

A Yadira Marcos su triunfo sobre el priista Aarón Rivas la sacó de las sombras y la colocó de frente a los reflectores.

Tsunami o no Tsunami en política lo que cuentan son los hechos.

5.- Pero estos hechos de triunfos electorales hacen que en el círculo cercano de AMLO, en el análisis general y para Sinaloa en particular, exista preocupación por el arribo de tanta gente en el poder sin experiencia de poder.

Preocupa que el “Químico” Guillermo Benítez en Mazatlán y Billy Chapman estén proyectando sus gobiernos sin acompañamientos de asesores políticos con experiencia.

Les falta pues un padrinazgo de calidad.

Jesús Estrada Ferreiro, presidente electo en Culiacán, no les preocupa mucho porque tiene a Juan Millán Lizárraga en apoyo (ahí nomás) lo que se refleja en el nombramiento de Othón Herrera y Cairo (familiar de origen en Culiacán) como secretario de la presidencia y coordinador de asesores.

Así lo ven…En la revisión y análisis que de la elección pasada hay unas líneas para tomarse en cuenta. Las que reflejan que las obras y servicios no dan votos…Ejemplos: En las colonias populares los beneficiados por la pavimentación que elevaron el valor de sus propiedades y su nivel habitacional, no votaron por el partido del gobernador, ni de los presidentes municipales que confiaban en reelegirse…Las comunidades con programas permanentes del Partido Sinaloense no lo agradecieron en las urnas…en el PRI se repartió dinero a sus activistas, que no activaron…Los programas sociales de gobierno no tuvo ni el 10 por ciento de generación de sufragios…” Haz el bien sin mirar a quien” expresó Héctor Melesio Cuén Ojeda y comentó que en lo personal tuvo muchos votos; pero extraña que en algunas comunidades de 400 ciudadanos, quienes siempre agradecieron los beneficios en salud, educación y gestión, solo se obtuvieron 4 votos para el Partido Sinaloense…Para el 2021, con elecciones en Colima, Guerrero, Michoacán, Querétaro, Sinaloa, San Luis Potosí, Nayarit, Campeche, Sonora, Zacatecas, Baja California Sur, Chihuahua y Tlaxcala…los partidos y políticos preparan una nueva estrategia…Gran abrazo, por su cumpleaños, a nuestro colaborador Francisco de Asís Solís, autor de Diálogo Deportivo en Así es la política y Redes del Poder en sitios electrónicos…Nuestra abuela, María Peraza Viuda de Solís, lectora de los clásicos y redactora epistolar incansable, sigue alimentando el talento de De Asís…Dioslb.