50 AÑOS DESPUÉS; 2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA ****

Jesusrojasrivera

JESÚS ROJAS RIVERA

Andrés Manuel no liberó a la maestra Elba Esther Gordillo, pactó con ella, se alió con ella, ella fue pieza clave para su triunfo, pero él no la liberó, quien diga eso miente. El de Elba Esther es otro oprobioso caso del resultado de una mixtura entre justicia y política. Del distanciamiento entre la “razón del derecho” de Norberto Bobbio y “la razón del Estado” de Ludovico Settala. La maestra Gordillo no construyó su salida a partir del primero de julio, ella siempre estuvo afuera, si usted se imaginaba a la líder sindical recibiendo la noticia con un traje beige detrás de unos corroídos barrotes de una celda penitenciaria, sepa que no fue así, ella estaba en la calle Galileo del barrio de Polanco en la Ciudad de México, en un pent-house exclusivo, a todo lujo, gozando de los beneficios de la prisión domiciliaria. 

No es de hoy, Elba Esther siempre ha sabido jugar dentro del corrupto sistema político Mexicano, con Salinas comenzó el imperio, con Zedillo lo apuntaló, con Fox lo acrecentó, con Calderón mantuvo sus privilegios y con Peña Nieto recibió la traición después de todo el apoyo magisterial que la líder brindó al candidato priista. 

La tomó prisionera, la tarde del 26 de febrero de 2013 fue detenida por su probable responsabilidad en dos delitos de operaciones con dinero de procedencia ilícita. Un juez federal obsequió al Presidente una orden de aprehensión vía la PGR. El arresto fue espectacular y videograbado para todos los noticieros, impresionante operativo al que muchos articulistas llamaron “El nuevo Quinazo”, refiriéndose a la detención ordenada por Salinas de Gortari en 1989 de Joaquín Hernández Galicia alias “La Quina”, líder de los trabajadores petroleros.

Entró al Penal de Santa Martha por la noche del mismo martes, de ahí salieron las fotos que usted y yo recordamos, las de la maestra con la cara demacrada vistiendo con una blusa beige de cuello de tortuga. Murillo Karam, ex titular de la PGR, anunció la detención en una larga conferencia de prensa donde detalló las operaciones probatorias de los supuestos delitos. 

No duró mucho en el Penal de Santa Martha, en los primeros días de marzo de ese mismo año la maestra fue trasladada al de Tepepan en Xochimilco, argumentando múltiples problemas médicos. Los beneficios para la procesada comenzaron desde entonces, en los primeros días de marzo del 2016 la indiciada recibió un beneficio especial para visitar a su hija la Senadora Mónica Arriola en los últimos días de vida producto de un cáncer terminal, el permiso se extendió para que la inculpada pudiera estar presente en el velorio y los funerales.

Cuatro años y diez meses después de su captura, Elba Esther Gordillo Morales recibe el beneficio de la prisión domiciliaria que incluyó permisos especiales para ser trasladada a diversas clínicas para el tratamiento de sus enfermedades crónicas. La maestra siempre fue una procesada con tratos especiales, una enseñanza más de que la justicia de este país funciona diferente para los que tienen dinero para pagarla.

Por eso, como le decía, Elba Esther no recibió la noticia de su triunfo jurídico dentro de las paredes de una fría prisión. Lo hizo desde donde estaba, desde donde maniobró para ayudar a su nuevo aliado, donde recibió las llamadas de múltiples operadores del tabasqueño que hoy la hacen ver como “una presa política”. Como la futura Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero y Alfonso Durazo próximo titular de Seguridad Pública, quienes aseguraron que el cumplimiento de la sentencia no tiene nada que ver con la política y es un asunto enteramente resuelto en tribunales. Los próximos nuevos funcionarios, dando las mismas declaraciones de siempre.  

Pero le pese a quien le pese, la maestra es inocente, dueña de su libertad, mejorada en salud, aliada del próximo Presidente y lo que es mejor, lista para comenzar la batalla por el control del sindicato que le quitaron a la mala. Tal vez por eso circula ya entre maestros afiliados al SNTE el siguiente mensaje: “Compañeras y compañeros hemos recibido la grata noticia de la absolución de nuestra compañera y líder Mtra. Elba Esther Gordillo Morales, ella sale libre y sin cargos por eso recupera todos sus derechos sindicales por lo tanto ella es la Presidenta del Consejo General del Sindicato, Joaquín Díaz es un espurio”. Elba Esther está de vuelta y van a volar pelos. Luego le seguimos...