NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica - Julio 2018 para descarga. https://bit.ly/2ACM7TQ

MANUEL CARDENAS FONSECA
MANUEL CÁRDENAS
FONSECA
SINALOA: INFLUYENTES RECOMENDADOS
¿VERDAD JSM Y QOC?

Mientras todos los mexicanos nos empeñamos desde diferentes tribunas en fortalecer las instituciones que tanto trabajo nos han costado construir, algunos de los personajes que las integran se esfuerzan por desacreditarlas, usándolas como plataforma para sus filias y fobias y para dirimir sus controversias personales con otros individuos, o para encubrir sus faltas y delitos.

Qué vergonzosa resulta la confrontación pública que se está dando entre el Fiscal General del Sinaloa, Juan José Ríos Estudillo y el Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Enrique Izunza Cásarez, en donde sus diferencias personales han comprometido la credibilidad de la procuración y de la impartición de justicia en nuestra entidad. Ambos propuestos por sus relaciones con el “poder” existiendo cientos mejores. ¿Verdad JSM? ¿Verdad QOC?

¿Cómo se puede pedir a la sociedad que crea en la justicia y en el cumplimiento de la ley en Sinaloa, ante este “show” ridículo protagonizado por quienes encabezan las instituciones de justicia de la entidad? Pero bien dicen que “no tiene la culpa el indio sino el que lo hace compadre”, por eso me pregunto, ¿en dónde está el Congreso, para frenar a estos “payasos” y a todas luces inadecuados funcionarios, y devolverle a las instituciones de justicia sinaloense su seriedad, su fortaleza? Lo anterior incluye a sus “padrinos”.

¿Hasta cuándo los sinaloenses tendremos que seguir soportando que las instituciones de justicia estén tomadas por individuos que han mostrado reiteradamente su incapacidad y su falta de compromiso con la justicia y con el bienestar de la sociedad y que han llegado a esos cargos impulsados por intereses de grupos o por “compadrazgos políticos”? Por eso no extraña que en Sinaloa, no exista la justicia para la sociedad y sólo sea una aspiración no cumplida en la que ya muy pocos creen; y sí exista el encubrimiento de funcionarios y empresarios “poderosos”.

Y tan malo el “giro” como el “colorado”, ni a cuál irle, los dos tienen “cola que les pisen” y su enfrentamiento lo único que ha dejado claro es que no les importa ni la justicia, ni los sinaloenses, sino sólo sus intereses y sus diferencias. Triste realidad.

Ambos servidores públicos, están marcados en su trayectoria, por una historia de incapacidades, complicidades y malas actuaciones, pero por alguna razón no tan clara (que muchos podemos imaginar) han sido premiados con cargos sin merecerlos, lo que ha dado lugar a esta farsa que atenta contra las instituciones de justicia sinaloenses.

Pero más allá de sus antecedentes, el comportamiento que han tenido en esta pugna pública debiera significar su destitución pronta y sin lamentos por parte del Congreso del estado, pero éste sigue al parecer de “lacayo” del gobernador en turno. ¿Existirá algún diputado que se salve?

El Fiscal General del Estado violó la secrecía de la investigación y el debido proceso al hacer público que el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la entidad tiene presentada una denuncia en su contra por acoso sexual, por parte de una jueza, y a ello súmenle toda la discusión mediática que ha mantenido sobre el tema. Si esto no es suficiente para que el Congreso actúe y los destituya, entonces no sé qué se necesitaría para hacerlo.

Por el otro lado, el Presidente del Supremo Tribunal de Justicia, debe hacer frente a la acusación que pesa sobre él, sin escudarse en su cargo y sin contar con el apoyo de la institución. Ha mostrado también su incapacidad para el cargo y su desconocimiento de la ley al declarar que renunciaría a su fuero, pero sin renunciar al cargo, cuando el fuero es irrenunciable y sólo lo puede quitar el Congreso a través de una declaración de procedencia. Vaya, estúpido al extremo no creo que sea; lo que sí creo es que con esta declaración se “pitorrea” de los sinaloenses.

Pero lo más grave, es que los magistrados y jueces del Poder Judicial del estado hayan firmado un desplegado en defensa de Enrique Izunza, en donde prácticamente lo exoneran de cualquier delito y dejan en un completo estado de indefensión a la probable víctima. Otra vez la justicia selectiva de la ya estamos hartos y que nos aleja de la verdad jurídica e histórica. Otra vez señor gobernador ¿impunidad y corrupción?

Qué lamentable e inaceptable es que el descredito de quienes integran las instituciones acarree injustamente el descredito de las instituciones. Pero las instituciones, aunque persiguen propósitos claros y en su mayoría legales y justos, están formadas por hombres y mujeres que no siempre son los más adecuados para integrarlas.

No cabe duda que es necesario revisar a fondo la forma de nombrar a quienes formarán parte de estas instituciones y establecer claramente en la ley los límites de sus actuaciones, el poder removerlos desde el Congreso que los ratificó, de manera ágil y eficaz, y la prohibición de que su cargo sirva de escudo para tropelías y enfrentamientos personales.

Pero lo que preocupa aún más es que el Congreso del estado, se haga de la “vista gorda” ante lo que está sucediendo y decida no tomar acciones en un asunto que sí es de su competencia y que no debería “dejar pasar” porque afecta la procuración e impartición de justicia en Sinaloa.

Diputados que caen en corrupción por no asumir su responsabilidad y encargo.

No olvidemos que el exFiscal de la FEPADE fue destituido por violar la secrecía de la investigación. En este caso se suscita eso también; se muestran las bajezas humanas por la infamia, la corrupción o bien, la mezcla de hormonas por “andropausia” y “menopausia” reflejadas en un género o en los titulares de la procuración y la impartición de justicia, y dejan en estado de indefensión a la víctima que demandó, y aflora el ridículo y la pobreza ética, moral y profesional de quienes, conociendo la ley, publican un desplegado.

Yo me declaro insatisfecho con la forma en que están actuando los protagonistas de esta historia bochornosa desde el Fiscal, el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, el mismo Congreso, y sus “padrinos” empresariales y políticos.

Éste no es el tipo de justicia al que aspiro para Sinaloa y creo que tampoco es lo que quieren la mayoría de los sinaloenses.

Ya es momento de poner el ejemplo y de aplicar efectivamente la ley.

¡Muchas gracias y sean felices!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf