NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica - Abirl 2018 para descarga. https://bit.ly/2rtpTfv

OSWALDO DEL CASTILLO
CORTOS REFLEXIVOS
OSWALDO CASTILLO CARRANZA
2018: LA LUCHA


Y es que debemos entender este asunto de la confusión de que si es verdad o es mentira lo que pasa en nuestro escenario político y económico. Estamos enfrascados en los resabios de toda una historia de abusos y anarquías de un pueblo que le han mentido miles de veces. El AICMX es una más de esas mentiras que hacen confundir más al pueblo de México. Un acuerdo de miles de millones de dólares entre particulares y el gobierno federal, en donde se desconocen los orígenes de los recursos utilizados. Se ha hablado demasiado y hasta las autoridades federales han amenazado que con la anulación de ese proyecto el bienestar de los mexicanos se verá afectado. A dos meses de la elección presidencial encontraron el motivo para pelearse con el candidato mejor posicionado, Andrés Manuel López Obrador, quien en múltiples ocasiones ha dicho que ese proyecto es un atraso para nuestra nación por estar situado en tierras fangosas. A mi ver el problema va más allá, un contrato a modo para beneficiar a uno de los hombres más rico del mundo por parte del presidente de la república. Un proyecto como muchos otros que pueden ser anulados por la inconveniencia geográfica, pues la existencia de un lago en ese lugar puede dar pauta a hundimientos de enormes profundidades. Pero si le rascamos un poco podría asegurar que los precios están alzados a un nivel fuera de la realidad, costos altos para beneficiar a los que tienen injerencia con el proyecto, o sea, los moches que se reparten no son pocos ni de poca monta. Los intereses han mediado el conflicto a más no poder y la complicidad de los servidores públicos con los dizques empresarios han completado la dupla de extorsionadores al pueblo de México. Sería bueno rascarle un poco más y ver quiénes son realmente los constructores y los inversionistas, y seguro que no soportarán la prueba del ácido. Hemos sido testigos de tantas cosas en el hacer gubernamental que no nos sorprende nada descubrir la cochinada en cada contrato, proyecto, compra, venta que hace el estado mexicano a particulares y hasta a los mismos funcionarios públicos que de pronto se hacen empresarios por otorgarse alguna concesión de compra de cualquier cosa. El enojo de Carlos Slim es precisamente el ataque a su persona por ser considerado por él mismo un dios ante los mexicas modernos que niegan de manera, por demás impertinente, los haceres de ese dios impositivo y creído que piensa poder salirse con la suya. AMLO por su parte, es congruente con lo que piensa, pues hay razones de sobra que le dicen a él y al pueblo, que el AICMX es una obra que empobrecerá más a nuestro pueblo y hará más ricos a los ricos. Aquí de lo que se trata es que el beneficio sea para todos sin despreciar a los que tienen mucho y a los que tienen nada. Ya basta de contratos a modo en donde pocos se hacen ricos de la noche a la mañana por estar vinculados con las fuentes del poder y muchos seguimos siendo pobres sin poderlo explicar. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.didaktica.com